Long Live Summons! – Capítulo 79

Capítulo 79: Sirena de la Tormenta

 

Traducción/Edición: Unknown Soldier

 

[[¡Muchas gracias a Lord VaeL por su aporte para esta novela! Con gente así da gusto traducir.

 

~Unknown Soldier~

]]

 

El Señor de la Llama creó una bola de fuego en sus manos y la lanzó agresivamente hacia Yue Yang.

 

A pesar de que todavía no le había alcanzado, iba hacia él como mucha fuerza.

La bola de fuego que salió disparada era casi como la llamarada de un Dragón de la Llama. Sin embargo, Yue Yang no huyó, contrario a sus expectaciones, avanzó y apuntó hacia el ‘núcleo derretido’ del Señor de la Llama que estaba escondido a buen recaudo bajo su grueso y gigantesco pecho. Yue Yang usó su Qi innato para abrir su pecho de piedra y lo apuñaló por ahí con su espada de luna creciente… Un zumbido se pudo escuchar cuando la espada se incrustaba cada vez más en la superficie blanda, exponiéndola a una temperatura que era capaz de derretirla. Al ver esto el corazón de Yue Yang se encogió ligeramente. El cuerpo del Señor de la Llama se movió ligeramente cuando alzó su mano con una bola fuego en ella y se la mandó directamente hacia Yue Yang. La fuerza y el impulso eran sobrecogedoras. Yue Yang inmediatamente abandonó la espada de luna creciente que estaba clavada en el Señor de la Llama y se retiró hacia atrás.

Sin embargo, el Señor de la Llama no le siguió. En vez de eso, se sacó lentamente las espadas de luna creciente, cuya hoja ya se había derretido hasta convertirse en una masa roja brillante de hierro fundido, de su cuerpo.

La extremadamente dura espada de luna creciente ahora estaba roja por todas partes y parecía una masa blanda.

La herida en el pecho del Señor de la Llama escupió una oleada de lava antes de cerrarse de repente y volver a su estado original. Abrió su gigantesca boca llena de lava e inesperadamente se tragó la espada como si fuera un aperitivo.

Yue Yang nunca pensó que con las espada de luna creciente pudiera haber herido al Señor de la Llama, pero parecía como si el efecto de su ataque nunca hubiera sucedido. Mientras pensaba sobre este hecho, no pudo evitar suspirar en su corazón. Este demonio de rango Plata nivel 7 era simplemente demasiado terrorífico. Todo su cuerpo ardía con un fuego furioso, el magma fundido era su cuerpo, la lava fluía por sus venas, unas llamas intensas eran su armadura y una llama morada su corazón. ¿Qué narices tendría que hacer para poder vencer a tal monstruosidad?

Sólo le quedaba un uso más de su Espada de Qi Invisible.

Si no tenía efecto, ¿Qué haría después?

Además, todavía estaba el Dragón de Hueso volando por el aire mirándole fijamente como un depredador vigilando a su presa y preparado para atacar en cualquier momento…

Al ver que el Señor de la Llama había empezado a perseguirle, Yue Yang se volvió a su Escudo de Halo. El Señor de la Llama parecía tener algo de consciencia ya que no avanzó como un tonto hacia delante para hacer ataques inútiles sobre el Escudo de Halo que protegía a Yue Yang. En vez de eso expandió el fuego por todo el Campo de Batalla de la Muerte, cubriéndolo todo de llamas furiosas, un ambiente que servía perfectamente para potenciar sus tremendos poderes de llama.

Los dos Generales Demonio se escondieron en un rincón. Ellos no tenían que hacer nada ahora, únicamente esperar a que el Señor de la Llama y el Dragón de Hueso se hicieran cargo de Yue Yang.

Yue Yang decidió adoptar la estrategia de ‘acosar al débil y temer al fuerte’.

Como el Señor de la Llama era muy poderoso y los huesos del Dragón de Hueso eran muy duros, Yue Yang decidió librarse de los dos Generales Demonio primero.

La situación era justo como los Generales Demonio predijeron. Siempre y cuando ellos molestaran a este mocoso, él definitivamente moriría cuando el Señor de la Llama y el Dragón de Hueso lo atraparan.

De hecho, cuando los Generales Demonio se pusieron en posición defensiva, el Dragón de Hueso que volaba por el cielo bajó inmediatamente con su boca llena de afilados dientes abierta de par en par y atacó directamente a Yue Yang. Delante había un puñado de gusanos demonio, había incluso flechas negras que apuntarían automáticamente a su objetivo desde la derecha y la izquierda. Lo más espantoso era que el Señor de la Llama le alcanzaría muy pronto. El plan de ataque de Yue Yang había fallado. El plan en el que él esperaba que los Generales Demonio se dividieran hacia el este y el oeste cuando huyeran no ocurrió, si no que en vez de eso se enfrentaron al enemigo con firmeza. Esto hizo que el Yue Yang que tenía una oportunidad limitada de ganar fuera incapaz de desatar el ataque con el que tenía más posibilidades de matar a un General Demonio.

Los dos pies de Yue Yang se pararon y saltó hacia arriba ágilmente.

Como un caballo blanco escapando por un hueco de un sitio muy estrecho, evitó los innumerables ataques, un misterio de los misterios, Yue Yang esquivó magistralmente los ataques uno tras otro, evitando todos los ataques que iban dirigidos hacia él.

Antes de que el Señor de la Llama usar sus puños, Yue Yang dio un triple salto mortal en el aire, como si de una hoja soplada por el viento se tratara.

La carcasa de la espada de luna bloqueó los ataques de las flechas negras.

El Dragón de Hueso intentó aplastarle con su larga cola, pero Yue Yang movió la parte superior de su cuerpo hacia atrás y lo esquivó exitosamente. También usó la espada de luna creciente que le quedaba para aprovechar el empuje de vuelo del Dragón de Hueso y poder volver otra vez dentro de su Escudo de Halo.

Si hubiera sido otro Ranker humano que no tuviera la habilidad de entrar y salir de su escudo cuando quisiera, habría muerto aun teniendo 10 vidas.

Los dos Generales Demonio se quedaron miraron con expresiones de estupefacción…

Este joven Ranker era más inconmensurable que cualquier otro humano que hubieran conocido nunca. Él era obviamente muy joven pero resultó ser un Ranker innato. Eso no era todo, podía incluso entrar y salir de su escudo cuando quería. Nunca habían escuchado este tipo de habilidad antes. Todos los usuarios de grimorios de invocación perderían su escudo su salían de él, así que ¿Cómo era posible que él saliera de su Escudo de Halo?

Sin embargo, a pesar de lo misteriosa y lo inconmensurable que era la situación, era inútil preocuparse por ello.

Tras 10 minutos, el Escudo de Halo desaparecería automáticamente y finalmnete no tendría ningún otro lugar en el que esconderse.

Estando bajo el ataque del Señor de la Llama y del Dragón de Hueso, él definitivamente perecería. Los dos Generales Demonio se dieron cuenta de una cosa más, que este joven Ranker innato no era tan fuerte como los otros Rankers. Sus habilidades eran un poco más débiles, y lo más importante: sus bestias eran unas debiluchas.

Otro Ranker innato humano, tendría al menos una Bestia Mítica o una Bestia Sagrada. Sus habilidades ya eran fuertes por sí solas, y el poder formidable de sus bestias se añadía a sus fuerzas.

Incluso el peor Ranker innato tendría una bestia de rango Diamante o Platino.

A parte de este mocoso, ¿Quién si no iba a traer a una Flor Espinosa de rango Oro?

Ellos no podían entender lo que le pasaba a este chaval. A lo mejor no era un Ranker innato, a lo mejor lo habían visto mal…

Los dos Generales Demonio se miraron y asintieron. Después de que maten a Yue Yang, buscarían en su cuerpo para ver si tuviera algún tipo de tesoro. Los dos generales demonio, el demonio gusano y el alado, dudaban que este joven humano hubiera usado sólo su poder, si no que dependía de algún tipo de tesoro para deshacerse de sus adversarios. Y podría ser también por ese objeto que la gente lo confundía con un Ranker innato.

En este mundo, ¿Cómo podría haber un Ranker innato tan débil?

“Parece ser que sólo puedo usar la Espada Suprema ahora.” Yue Yang podía sacar a la Vaca Sombra Barbárica, pero sus habilidades eran demasiado débiles. La Vaca Sombra Barbárica no sería un buen oponente contra el Señor de Llama ni contra el Dragón de Hueso que podía volar.

Yue Yang todavía necesitaba a la Vaca Sombra Barbárica para un ataque por sorpresa así que no la revelaría por ahora.

En el momento en el que Yue Yang estaba teniendo dolor de cabeza, Xioa Wen Li de repente salió flotando con un brillo rojo. Ella primero miró al Señor de la Llama con sus inocentes ojos y luego a Yue Yang. Sus adorables acciones parecían como si preguntaran: ‘¿Cómo no has sido capaz de vencer a un monstruo tan fácil?’ A pesar de que Xiao Wen Li no lo dijo, Yue Yang verlo a través de esos grandes y redondos ojos que parecían hablarle.

Viendo que Yue Yang le dio su visto bueno, mostrándole su elogio, una sonrisa floreció en la pequeña cara de Xiao Wen Li como si de una flor se tratara. Parecía especialmente pura y dulce.

Movió su refinada mano que parecía un flor e invocó su pequeño y exquisito grimorio de Diamante.

“¿Ah?”

Al ver el grimorio de Diamante que Xiao Wen Li había invocado, los dos generales demonio estaban tan sorprendidos que casi se mean en los pantalones. ¿Quién diablos era esa cosita tan pequeña?

Grimorio de Diamante, ¿Qué clase de poderosa entidad era esta que poseía tal grimorio?

En el Abismo, sin contar a los Generales Demonio, incluso los Comandantes Demonio o los Expertos Demonio que eran dos niveles superiores, no podían tener un grimorio de diamante. Si un Ranker no tenía el talento necesario para llegar a la esfera innata, entonces un grimorio de Platino sería considerado el límite de esos Rankers innatos. Los grimorios de Diamante eran una existencia que todos los Rankers deseaban pero que nadie conseguía en toda su vida.

Pero ahora, al parecer esta cosita tan pequeña tenía ese grimorio.

Lo más increíble era que parecía ser una bestia invocada de ese mocoso…

¿Cómo, cómo, cómo era posible..?

¿Cómo podía una bestia invocada poseer tal grimorio? Los dos Generales Demonio sentían que se habían vuelto locos al ver ese tipo de alucinación.

El Señor de la Llama parecía sentir lo peligrosa que Xiao Wen Li era. Rugió con todas sus fuerzas y agresivamente avanzó hacia delante. Sin embargo Xiao Wen Li estaba dentro del Escudo de Halo del Grimorio de Bronce y de el de Diamante. Con la protección de ambos escudos, ella podía ignorar completamente la existencia del Señor de la Llama.

En realidad, a Xiao Wen Li ni siquiera le importaba el Señor de la Llama de rango Plata nivel 7. Al ver eso Yue Yang se quedó anonadado. ¿Eran todas las bestias de rango Diamante nivel 1 tan poderosas? ¿Podían sobrepasar esa gran diferencia en niveles? A pesar de que Xiao Wen Li era una bestia de rango Diamante nivel 1, el Señor de la Llama era una bestia de rango Plata nivel 7. Más aún, Xiao Wen Li era un bebé que acababa de nacer. ¿Podría ella realmente vencer al Señor de la Llama?

Una luz dorada empezó a brillar en las pequeñas manos de la loli, entonces las páginas del grimorio de Diamante también relucieron brillantemente.

Justo después un arcoíris y una existencia como una flor apareció de repente.

Era diferente de cuando invocó a la Medusa de Elemento Piedra. Esta vez la invocación fue algo más larga, además, la bestia que apareció no fue esa Medusa cuya cabeza estaba cubierta de serpientes.

Esta vez la bestia que apareció de la invocación era una chica cubierta por agua. Su pelo era como una cascada de oro, sus brazos de jade eran como un tallo de flor de loto. Tenía un impecable cuerpo blanco como la nieve. A parte del par de conchas de vieiras rosas que cubrían su pecho, a ella no la cubría nada más. Bajo su preciosa cadera había una grácil cola de pez dorada.

Cuando Yue Yang vio esta bestia casi se le cae la baba.

¡Una sirena!

¡La bestia que la pequeña loli había invocado era una sirena con una cola dorada y un cuerpo blanco como la nieve!

¿Podría ser que ella quería usar esta sirena que parecía no tener poder de combate alguno, para derrotar a los dos monstruos poderosos como el Señor de la Llama y el Dragón de Hueso?

¿Cómo, cómo iba a ser algo así posible?

No sólo Yue Yang, incluso los dos Generales Demonio no podían creérselo. La mayoría de las sirenas eran un tipo de invocación especial para dar apoyo en las batallas, ellas no tenían apenas poder de combate. Si fuera una guerrera sirena que blandía una Alabarda de Neptuno, podría pasar como oponente, pero esta sirena obviamente no era del tipo luchador…

“¡Jajaja!” Los dos Generales Demonio empezaron a reírse en voz alta para así cubrir su metedura de pata, sorprendiendo a Xiao Wen Li.

“Ju… ju…”

Pero cuando el Señor de la Llama de rango Plata nivel 7 vio a la sirena aparecer, inmediatamente se dio la vuelta y empezó a correr.

Incluso el Dragón de Hueso en el cielo parecía tener un poco de pánico. No se atrevió a volar alto por el cielo, si no que cayó al suelo y usó sus alas para cubrir su cuerpo que estaba lleno de huesos maltrechos.

¿Ah? Algo no anda bien. ¿Qué acaba de pasar?

Xiao Wen Li apuntó con sus dedos blancos como la nieve y entonces grácilmente la sirena dorada asintió de inmediato. Una caracola blanca con líneas rojas apareció de la nada y la sirena se la acercó a la boca soplando por ella. En ese momento incontables nubes grises aparecieron en el Campo de Batalla de la Muerte. Las nubes entonces se volvieron más oscuras y un violento viento que apareció de alguna parte empezó a hacer estragos en todo el Campo de Batalla, como si se tratara de una Garra de Demonio.

Temblores…

El sonido del trueno de repente explotó dentro de las nubes y numeroso huracanes que parecían dragones gigantes aparecieron absorbiendo todo el agua de las nubes.

Todo el Campo de Batalla de la Muerte se transformó en tormentas y torbellinos. Vendavales, aguaceros, truenos, rayos… Yue Yang estaba estupefacto. ¿Esto no era pasarse?

Era realmente increíble. Una sirena sin una sola parte de armadura en su cuerpo podía invocar una tormenta así de simple. Con una simple caracola había convertido el Campo de Batalla de la Muerte en el ojo de una tormenta.

Un pensamiento pasó por la mente de Yue Yang. Cierto, Xiao Wen Li tenía cuatro poderosas Bestias Espíritu Guardianes. Una de ellas era la Medusa de Elemento Roca y otra era esta Sirena de la Tormenta. Él no le había prestado mucha atención antes pero nunca pensó que la Sirena de la Tormenta podía invocar una tormenta tan terrorífica. No era de extrañar que Xiao Wen Li no reconociera la existencia del Señor de la Llama de rango Plata nivel 7. Sin importar lo fuerte que pudiera ser, cuando se enfrentara con esta Sirena de la Tormenta, estaba destinado a perder instantáneamente.

Incontables gotas de lluvia empezaron a caer sobre el cuerpo del Señor de la Llama. Al principio el Señor de la Llama podía resistir con tenacidad, evaporando el agua que le caía encima. Pero pronto cambió a una gran cantidad de vapor que lentamente empezó a elevarse.

Pero después de sufrir unos cuantos ataques de rayo en su cuerpo, el Señor de la Llama no pudo aguantar más. Como última esperanza se convirtió en lava y huyó fluyendo.

Atrapado en medio de las vendavales que hacían llover el agua sobre su cuerpo por arriba y de las violentas olas que se formaron en el suelo, el Señor de la Llama forcejeó dolorido pero sus forcejeos fueron en vano.

El agua extingue el fuego.

El Señor de la Llama que en un principio era agresivo y extremadamente arrogante, en medio de las violentas olas de lluvia, se había convertido en una existencia extremadamente miserable… Todo su cuerpo empezó a solidificarse en roca lentamente. Sin embargo después de que su caliente cuerpo de lava fundida se solidificara, otro rayo le cayó encima partiendo su cabeza por la mitad. Rocas negras volaron por todas partes mostrando las grandes cantidades de lava de dentro de su cuerpo.

Con otro silbido de la caracola, otra gran ola de lluvia apareció de repente.

Justo en el momento de antes de su muerte, el Señor de la Llama hizo una acción extraña. Intentó alcanzar el interior de su cuerpo por la apertura de su cabeza con su ya solidificada mano gigantesca, y sacó una brillante bola de llamas rojas. Entonces la tiró lejos.

En el siguiente momento su gigantesco cuerpo se destrozó dentro de la tormenta cayendo contra el suelo con un gran estruendo. Su cuerpo se  desintegró rápidamente convirtiéndose en trozos de piedra negra y cenizas.

En un parpadeo había explotado y dispersado por la tormenta.

“¡Hay un tesoro!” Al ver como el Señor de la Llama sacó esa cosa roja justo antes de su muerte, los astutos ojos de Yue Yang pensaron que era su más valioso tesoro. No podía evitar sentirse extremadamente eufórico mientras se preparaba para entrar corriendo en la tormenta, coger tesoro y volver rápidamente al escudo. Sin embargo, alguien fue mucho más rápido que él. Fue la Bestia Dorada que se había convertido en un brazalete. Había vuelto a su verdadera forma se deslizó y voló hacia la cosa de color rojo. Parecía que estaba preparado para quitarle el tesoro a Yue Yang.

Yue Yang estaba furioso. Con una patada hizo que la bestia volara hasta el noveno cielo y más allá.

Como bestia invocada, él lo había perdonado por no ayudarle en ningún momento, ¿Pero además se atrevía a robar los tesoros a su amo? ¿Ese mal hábito lo había aprendido de Hui Tai Lang?

Los Generales Demonio que se mantenían al margen inmediatamente se desmayaron al recibir un impacto de rayo. Sus cuerpos volaron por todos lados. Por otra parte el Dragón de Hueso no era tan débil. Incluso después de aguantar a través de incontables golpes de rayo, a parte de un pequeño punto negro en su cabeza y algunos huesos rotos, estaba prácticamente intacto.

El Dragón de Hueso no era una bestia de atributo de fuego. Además tenía un cuerpo hecho de hueso. Una tormenta y un vendaval no le harían mucho daño a su cuerpo.

Sólo estaba recibíendo los rayos que hacían que al Dragón de Hueso le costara aguantar.

Por suerte lo que la Sirena de la Tormenta invocó fue una tormenta y no rayos…. Yue Yang recordó que si Xiao Wen Li hubiera invocado al Naga de Rayo en vez de a la Sirena de la Tormenta, este Dragón de Hueso probablemente no habría sido capaz de aguantar sus ataques.

Las ágiles manos de Yue Yang rápidamente agarraron la bola roja que el Señor de la Llama había lanzado justo antes de su muerte. Sin embargo antes de que pudiera inspeccionarlo con su Visión Divina, vio como la Bestia Dorada que tenía un fetiche por los tesoros y los Cristales Demoníacos, tirarse contra la frente de la cabeza del Dragón de Hueso. Ignorando el forcejeo del Dragón de Hueso, empezó a dar grandes bocados en sus impenetrables huesos. Al parecer se quería comer el Cristal Demoníaco del Dragón de Hueso.

“Mi Cristal de Dragón~” Yue Yang se puso muy ansioso. Este mocoso extravagante era mil veces peor que Hui Tai Lang, no, diez mil veces peor.

Se negaba a comer otras cosas e insistió en comerse el Cristal del Dragón.

Este Cristal de Dragón que era algo con lo que muchos sólo podían soñar iba a ser comido crudo por esta extravagante Bestia Dorada como si se tratase de una crujiente ensalada de pepino…


<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Long Live Summons! – Capítulo 78

Capítulo 78: Enemigo fuerte, Dragón de hueso y Señor de la Llama.

Traducción/Edición: Unknown Soldier

[[NT: Vaya odisea de capítulo… y no por lo que ocurre en él, si no por lo que me ocurrió a mí al traducirlo… Básicamente, lo tuve que traducir y editar dos veces… creía que me iba a dar algo D: (No os fiéis nunca del Word, guardad siempre.) ]]

Si los hubiera atacado cara a cara no habría sido nada fácil para Yue Yang acabar con un general demonio.

Pero, el cuerpo del general demonio tenía  una gran debilidad. Si se le infligía un daño severo en su corazón, se caerían al suelo inmediatamente sin poder siquiera levantarse.

Por supuesto, en comparación, los humanos tienen muchas más debilidades: la cabeza, el corazón, la parte baja del abdomen, sus preciosas joyas de un poco más abajo, la espina dorsal… si alguno de esos recibía un fuerte golpe, perderían inmediatamente su capacidad de luchar. Los generales demonio sólo tenían esta debilidad de sus corazones, y ya eran muy resistentes de por sí. Unos cuantos generales demonio pertenecientes a la raza de los gusanos podían incluso seguir peleando a pesar de que se les hubiera cortado la cabeza. Sus habilidades regenerativas eran simplemente escalofriantes. Su única debilidad era su corazón demoníaco, el cual proveía de energía a todo su cuerpo, no podían dejar que lo atacaran con fuerza… Si no fuera porque se habían enfrentado a la Espada de Qi Innato de Yue Yang, sus poderoso cuerpos y su gran defensa mágica no les habrían permitido perder ninguna capacidad de lucha aunque sus cuerpos hubieran recibido daño por todos lados y tuvieran sus manos y piernas rotas. Incluso así no estarían ni mucho menos en peligro de muerte.

Lo desafortunado para ellos fue encontrarse con una persona tan anormal como Yue Yang.

¿Quién iba a pensar que un Aprendiz era en realidad un Ranker innato?

La Espada de Qi Innato de Yue Yang podía penetrar fácilmente a través de la armadura mágica y herir el corazón que estaba protegido por sus músculos. Su poder era abrumador. Por debajo del nivel 6 nadie podía defenderse contra los ataques de qi de un Ranker innato.

Lo único que lamentaba Yue Yang era que su espada de qi sólo era capaz de sacar tres espadas por el momento.

Si Yue Yang fuera como la Diosa de la Espada Celestial que podía sacar miles de espadas de qi, no se habría molestado en parecer un debilucho para que los generales demonio cayeran en su trampa y avanzaran para que cuando estuvieran bromeando entre ellos les pudiera lanzar un ataque por sorpresa. Si fuera capaz de sacar diez espadas ya se habría tirado sobre los cinco generales demonio y los hubiera aniquilado.

Las dos espadas se encargaron de los dos generales demonio descuidados.

Los resultados de la batalla fueron sorprendentes.

Lo más importante era que por el bien de la Flor Espinosa, Yue Yang había añadido uno de los mejores fertilizantes para ello ¿Dónde si no encontraría fertilizantes tan buenos como los generales demonio?

Él estimó que si digería completamente a los dos generales demonio, la Flor Espinosa subiría de rango y acabaría teniendo una evolución variante convirtiéndose en una ‘Diablesa Flor Espinosa’. Entonces tras digerir el brazo del Señor Demonio Ha Xin, podría tener otra evolución variante y de rango de nuevo. Cultivar a una ‘Reina Flor Espinosa Corona Dorada’ no era fácil y requería grandes cantidades de fertilizante. No sólo eso, si no que necesitaría más y más élites de alto nivel para que fueran su fertilizante. Esto era indudablemente la mejor de las soluciones.

Ahora mismo, él podría matar a sus enemigos y cultivar la Flor Espinosa. Podría incluso subir de rango su grimorio de invocación, ganar honor militar y ser reconocido por sus contribuciones para el país.

¡Esta batalla servía para una gran cantidad de propósitos!

“¡La única clase de persona que puede hacer un agujero fácilmente en una armadura mágica y destruir el corazón de un general demonio es un Ranker innato!”  El general demonio de la chaqueta negra fue el más rápido en reaccionar, y rugió con una expresión siniestra en su cara, “¡Así que eras un Ranker innato después de todo! No me extraña que te atrevieras a venir al Abismo tú sólo ¡Esto era tu plan desde el principio! Aunque ya lo sospechaba desde el principio, un ladrón normal no podía poseer un pergamino de teletransporte que le pudiera enviar al campo de batalla antiguo del Abismo y definitivamente no poseería las espadas luna creciente de un general demonio. ¡Pero te disfrazaste demasiado bien! Me hiciste creer lo contrario gracias a que los monstruos de nueve cabezas te estaban persiguiendo hasta el Abismo, el grimorio de bronce y la Flor Espinosa. Es demasiado tarde ahora, si no los otros no hubieran sufrido unas muertes tan miserables. Guerrero humano que quiere usarnos para cultivar, Ranker innato que pretende ser un pequeño y debilucho ladrón, ¿Todavía pretendes escapar del Campo de Batalla de la Muerte? No, ¡Tú caerás con nosotros! Su alteza Rey Exánime Grun, por favor concédanos tu poder…”

[[NT: Exánime significa sin vida, sería la traducción para el esqueleto conocido como ‘Lich’, pero como no quedaba bien puesto así lo traduje de esa forma.]]

Las palabras del general demonio de la chaqueta negra hizo que el corazón de Yue Yang se encogiera. Tuvo una mala premonición.

Esta persona quería usar todo lo que tenía, era como un loco sacrificio de su vida. Yue Yang agarró sus espadas lunas crecientes y salió de la barrera de luz hacia el general demonio de la chaqueta negra. Este tipo era un oponente formidable, tenía que matarlo el primero.

A pesar de que el general demonio de la chaqueta negra estuviera protegiendo su cuerpo con una barrera de luz, sus habilidades de combate no serían muy fuertes. Siempre y cuando sus bestias invocadas murieran, la barrera de luz desaparecería. En ese momento, él no sería capaz de aguantar un ataque crítico. Ahora Yue Yang tenía que encontrar rápidamente a las bestias invocadas que se estaban escondiendo y matarlas para poder destruir la maldita barrera.

Aunque fueran bestias invocadas de tipo elemental, definitivamente tendrían un cuerpo o al menos la existencia de un núcleo de energía.

Siempre y cuando esa energía del núcleo se destruyera, la bestia de tipo elemental moriría instantáneamente…

¿Pero dónde demonios se habían escondido estas dos bestias elementales?

“¡Hoaaa!”

El general demonio, que era tan gordo como un gusano demonio, gritó mientras se ponía en pie con prisa.

Cuando fue a por Yue Yang, él ya había completado su técnica de invocación. La grasa que cubre su cuerpo se fusionó con su bestia invocada, convirtiéndose en una masa negra de gusanos demoníacos que se arrastraban hacia Yue Yang como su fueran un tsunami.

En el valle Yu Long, Yue Yang había visto este tipo de gusanos demoníacos carnívoros. No le temían al fuego y les gustaba comer carne humana. Sus sólidos dientes podían morder fácilmente los huesos de un toro. Los gusanos demoníacos carnívoros del valle Yu Long eran sólo de nivel 1, pero los gusanos que aparecieron por la invocación del general demonio y se estaban fusionando con su cuerpo, eran todos de rango Bronce nivel 3. Con sus afilados dientes , fieros cuernos y pinchos cubriéndoles toda la cabeza, junto con la oleada negra de gusanos arrastrándose sin sufrir daño a través del fuego como si fuera un tsunami, incluso la persona con más agallas de todas se sentiría completamente horrorizada.

En el cielo, el general demonio alado invocó múltiples bestias que eran como cuervos, haciendo que se engancharan en las cabezas de las flechas, convirtiéndolas en flechas negras que emitían humo.

Una vez que las flechas fueron lanzadas, todas ellas automáticamente volaron todos lados.

Dibujando un arco, misteriosamente todas iban hacia la parte de atrás de la cabeza de Yue Yang.

“Así que aquí estabais, ¡Encontradas!” La figura de Yue Yang parpadeó en el mismo momento en el que esquivaba la lluvia de flechas negras y volaba a través del grupo de gusanos carnívoros hasta alcanzar el lugar que pasaba más desapercibido del Campo de Batalla de la Muerte a la velocidad del rayo.

Cuando la figura de Yue Yang seguía volando por los aires, el loco general demonio de la chaqueta negra se había cortado sin piedad su pecho y abdomen con su espada salvajemente. Instantáneamente sus órganos internos se rompieron, sus intestinos se rajaron y varios órganos internos sangraban abundantemente salpicando por todos lados, haciendo que una gran cantidad de sangre negra saliera provocando a la gente que lo viera ganas de vomitar.

Antes de que la sangre salpicara el suelo, una puerta de teletransporte escarlata apareció por encima.

Se expandió mucho y se encogió bastante.

Después de unos segundos, un Dragón Esquelético con dos ojos de color negro azabache y cuatro extremidades con garras salió volando de la puerta de teletransporte escarlata.

Antes de que la puerta de teletransporte se cerrara y desapareciera, consiguió pasar todo su cuerpo entero.

Una parte de la larga cola del Dragón de Hueso no salió de la puerta a tiempo y silenciosamente fue cortada. El Dragón de Hueso abrió sus esqueléticas alas hechas de huesos y carne putrefacta, las movió con fuerza y se lanzó a por Yue Yang… Un Cabezahueso rango Bronce nivel 7. Los ojos divinos de Yue Yang consiguieron ver a través de la información del Dragón de Hueso en un instante.

Esto le hizo temblar.

Enfrentarse al Dragón de Hueso podría no ser muy diferente a acerlo con un monstruo maduro de nueve cabezas. Era incluso superior en varios aspectos.

Yue Yang fue incapaz de eliminar al Monstruo de Lava y al Monstruo de Fuego del Infierno que seguían escondidos, pero con un giro de su espada de luna creciente esquivó el mordisco del Dragón de Hueso. En ese mismo momento, golpeó al Dragón de Hueso ferozmente cortando repetidamente las alas huesudas que parecían muy frágiles.

¡Clank!  

Una lluvia de chispas saltaron. El contacto de las espadas luna creciente contra el hueso creó un sonido metálico que te penetraba los oídos.

Los huesos de este Dragón de Hueso eran más duros que el metal, era algo incomprensible. Viendo como las espadas de luna creciente, que Yue Yang tenía en las manos, se rompían mientras que el Dragón de Hueso estaba intacto hizo que su corazón se hiciera más frío.

Este Dragón de Hueso de rango Bronce nivel 7 era sólo dos niveles más alto que su Hui Tai Lang de rango Bronce pero la diferencia en cuanto a fuerza era abismal.

Parecía como si el nivel 6 fuera realmente lo que los dividía entre bestias de primera clase o de segunda.

Por debajo del nivel 6, sin importar que fueran humanos, demonios o monstruos, serían tratados como fuerza de segunda como mucho.

No era de extrañar que esta situación ocurriera. Con sólo superar el nivel 6 uno ya podía ser de primera clase. Este Dragón de Hueso de rango Bronce nivel 7 no podía ser cortados con estas dos espadas de luna creciente.

Yue Yang tenía que pensar en la forma de destruir el cristal de dragón demoníaco de dentro de su cabeza, si no, sería imposible tratar con este dragón esquelético que no tenía miedo de ser cortado.

“¡Su alteza Rey Exánime Grun, por favor escuche la plegaria de su subordinado! ¡Envíe una bestia poderosa y extermine al enemigo que está delante de mí!” La barrera de luz del general demonio de la chaqueta negra se rompió y desapareció. Su grimorio de invocación también cayó el suelo con un ‘dong’. Yue Yang entendió lo que estaba pasando. Este tipo había invocado al Dragón de Hueso del Abismo para que le ayudara, destruyendo así las leyes antiguas dentro del espacio del Campo de Batalla de la Muerte. Él no temía a la muerte y probablemente muriera en una explosión. Pero al mirar al loco general demonio de la chaqueta negra que no temía a la muerte, este empezó a re[[﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽te conírse cruelmente de Yue Yang como si hubiera conseguido completar la cosa de la que más orgulloso estaba en toda su vida.

En medio de su terrorífica risa, una grande y huesuda mano negra salió del abdomen del general demonio de la chaqueta negra, extendiéndose de él.

Cinco largas y afiladas uñas negras recogieron electricidad haciendo sonidos chispeantes.

En su palma sostenía una bola extremadamente comprimida de llamas moradas.

A pesar de que el Rey Exánime no podía salir y sólo una mano apareció, las llamas moradas que su mano trajo tenían un tipo de energía capaz de destruir el cielo y la tierra. Yue Yang sintió que su sentido del peligro estaba explotando y gritando en alto. Estaba preparado para usar todo lo que estuviera en su mano para parar los movimientos del Rey Exánime.

Como si fuera un pájaro, Yue Yang fue lanzado por los aires una larga distancia.

Las espadas gemelas de luna creciente giraban como ruedas cortando en la dirección de la mano del Rey Exánime.

Pero el ataque de Yue Yang llegó demasiado tarde. La mano del Rey Exánime ya se había vuelto a meter y sólo la bola de fuego había sido lanzada hacia la lava y las abrasadoras llamas.

“¡Boom!”

Con una vibración sonora, una gran explosión ocurrió.

A pesar de que Yue Yang había resistido esto, sus cuerpo fue empujado hacia atrás por la onda expansiva disipada.

Se dio cuenta de que la bola de fuego morada había devorado como una loca los núcleos de cristal del Monstruo de Lava y del Monstruo de Fuego del Infierno. En un instante había absorbido todas sus habilidades de fuego, justo antes de convertirse en un Gigante Llameante de unos 6 metros de alto.

Este Gigante Llameante con llamas abrasadoras a su alrededor estaba completamente hecho de lava y rocas. La parte superior de su cuerpo era humanoide pero su parte baja estaba completamente creada con llamas.

Con un movimiento de sus brazos, las furiosas llamas se elevaron hacia el cielo.

Incluso el Dragón de Hueso, que le había dado tantos quebraderos de cabeza a Yue Yang, voló por los aires para escapar de las furiosas llamas esquivándolas a toda prisa y sin atreverse a que su cuerpo estuviera cerca de esta energía tan fiera que podía aniquilar cualquier cosa.

“¡Boom!”

En medio de su risa maníaca, el general demonio explotó en pedazos.

Su muerte había sido extremadamente miserable. Bajo el poder de destrucción de la Ley, ni un ápice de su cuerpo se podía ver. Incluso su alma había sido destruida completamente.

Yue Yang ya sabía que esta persona iba a morirse pero estaba sufriendo una jaqueca por culpa sus locas acciones… Que invocara a un Dragón de Hueso de rango Bronce nivel 7 hubiera sido suficiente. Esta persona no temía morir en el proceso y además invocó al Rey Exánime. A pesar de que el Rey Exánime no podía pasar, seguía siendo extremadamente poderoso. En sólo unos segundos había lanzado a un Señor de la Llama al Campo de Batalla de la Muerte que había alcanzado el rango Plata nivel 7.

Si Hui Tai Lang estuviera aquí, encontrarse con el Señor de la Llama equivaldría a su muerte instantánea.

Ahora tenía que enfrentarse a un Señor de la Llama de rango Plata nivel 7, a un Dragón de Hueso de rango Bronce nivel 7 y a dos generales demonio que tenían al menos la fuerza de un Gran Maestro de nivel 5.

¿Cómo pelearía en esta batalla?

Lo más terrorífico era que esto seguía siendo un Campo de Batalla de la Muerte. No podía escapar de aquí y tenía que matar a todos y cada uno de los enemigos presentes antes de poder pensar en salir… ¿Qué tenía que hacer él para poder enfrentarse a todos estos enemigos que tenían una fuerza abrumadora?


Long Live Summons! – Capítulo 77

Capítulo 77: Fertilizante
Traducción/Edición: Unknown Soldier

Sólo un idiota se atrevería a enfrentarse a docenas de Generales Demonio. Más aún teniendo decenas de miles de monstruos detrás de ellos.

La primera reacción de Yue Yang fue correr hacia el monstruo joven de nueve cabezas. Estaba dispuesto a llevarse a uno aunque le fuera la vida en ello, entonces invocando su grimorio de bronce y bajo la protección de la barrera, usaría el pergamino de teletransporte para escapar justo debajo del antiguo roble de diez mil años. En una situación en la que no podía atacar, luchar contra un monstruo de nueve cabezas adulto era extenuante, pero no tendría ningún problema si se trataba del monstruo joven de nueve cabezas.

¿Pero acaso los generales demonio le dejarían hacer lo que quisiera?

Casi en el mismo instante en el que se movió Yue Yang, todos los generales demonio se movieron también.

Yue Yang se dio cuenta de que los objetos de teletransporte en el abismo eran diferentes en comparación a los del continente del Gran Dragón. Si los guerreros del continente del Gran Dragón querían usar un pergamino de teletransporte, ellos lo abrirían e lo invocarían con su energía espiritual.

La vez anterior, él estaba preocupado en escapar y no lo vio claramente. Pero esta vez, Yue Yang podía verlo claramente. Todos los generales demonio lanzaron a la vez un objeto de color negro. Parecían ser bolas negras del tamaño de un puño. Antes de tocar a nadie se rompieron sin hacer ruido convirtiéndose en pilares de luz negra. Dentro de las regiones cubiertas por los pilares de luz negra, cada objetivo sería teletransportado instantáneamente a una zona designada. Si Yue Yang no hubiera sido avaricioso y hubiera soltado al monstruo joven de nueve cabezas, aquellas bolas de teletransporte apenas le habrían tocado. Pero ahora… Yue Yang al negar querer separarse del monstruo joven de nueve cabezas, fue transportado a otro Campo de Batalla de la Muerte. Y no sólo eso, esta vez no fue con un general demonio si no con cinco de ellos a la vez.

Después de que los cinco generales demonio entraran en el Campo de Batalla de la Muerte, se pusieron como objetivo que este hombre humano no pudiera salir vivo de este sitio. Se reunieron para discutir cómo acabar con Yue Yang.

Yue Yang no podía entender lo que decían los generales demonio ya que hablaban en el idioma del Abismo.

Incluso si los entendiera, él no tenía tiempo para preocuparse de ellos.

El monstruo joven de nueve cabezas se retorcía con todas sus fuerzas. A pesar de ser un monstruo joven y sólo tener tres cabezas, su tamaño era como el de un toro, y sus tres largos cuellos eran como pitones. Pero sus cabezas eran más grandes que las de las pitones y encima de eso, unos cuernos extraños y aletas también podían verse. Sus dientes eran afilados como dagas y cada vez que mordía como un maniático, hacía que Yue Yang se pusiera nervioso.

“¡Ja ja ja!” Al ver esta escena tan cómica, los cinco generales demonios se se rieron agarrándose la barriga.

De repente se dieron cuenta de que este joven humano no estaba intentando asaltar el Abismo, si no que había sido cazado por los monstruos de nueve cabezas y voló por su vida hasta aquí.

Lo único que no podían entender era porqué un mocoso poseía un pergamino de teletransporte que le podía transportar al campo de batalla antiguo. ¿Acaso había venido antes?

Los cinco generales demonio sospechaban que si se mantenían a la espera e ignoraban al humano, probablemente sería incapaz de sobrevivir y sería tragado vivo por el monstruo joven. De todas las veces que los humanos habían luchado en el Abismo, este mocoso era el más débil y el más gracioso de todos. Nunca habían visto a un idiota como este de entre todos los humanos que habían venido aquí.

Yue Yang usó su fuerza barbárica y pegó salvajemente al monstruo joven. Finalmente, con gran dificultad consiguió noquear las tres cabezas del monstruo.

Por otro lado, los generales demonio se rieron tanto que no podían quedarse derechos.

“Humano, ¿Intentas matarnos de risa? ¡Comparado con usar tu fuerza, matarnos de la risa sería más efectivo!” Uno de los más altos generales demonio se levantó y habló fluidamente el idioma del continente del Gran Dragón. Con su discurso, los otros cuatro generales demonio se volvieron a partir de risa.

“¿Me puedo rendir?” Cuando Yue Yang preguntó esto, los generales demonio se rieron una vez más, lágrimas de risa empezaron a fluir de sus ojos.

¿Se había pensado este mocoso que estaba en un pub?

En el Campo de Batalla de la Muerte, un bando tenía que morir para que el otro pudiera irse. Las leyes antiguas no podían ser atajadas.

El más bajo y más musculoso de los generales demonio asintió sinceramente con la cabeza diciendo: “Te dejaré rendirte, eso si, cuando mueras… ¡Ja ja ja!”

Yue Yang vio que no le quedaba más remedio. Parecía ser que el continente del Gran Dragón y el Abismo eran todavía archienemigos y que no existía la posibilidad de que vivieran en paz y armonía. En un segundo, el viajero de otro mundo pasó de ser un pacifista redomado a un maníaco de la lucha. Su lema era: si podía evitar la lucha la evitaría, pero si una pelea empezaba, él se llevaría la vida del otro. Yue Yang invocó su grimorio de Bronce y a su Flor Espinosa Dorada que todavía estaba digiriendo el brazo del Señor Demonio Ha Xin, permitiendo así que echara raíces.

“¿Un aprendiz? ¿Flor Espinosa?” Los cinco generales demonio estaban anonadados. Le miraban como si fuera un lunático. Una persona con el nivel de aprendiz se ha atrevido a luchar en el Abismo?

“Puedes tomarte tu tiempo. ¡Cuando termines dínoslo!” Dijo el más alto de los generales demonios siendo extremadamente generoso.

“¡Puedes incluso elegir la forma en la que vas a morir! Ser cortado en pedazos, colgado hasta la muerte, ahogado en agua o quemado vivo. Puedes elegir cualquiera de esas, o puedes pensar en una nueva y única forma de morir. ¡No habrá ningún tipo de problema! Oh es verdad, ¿Cómo debería escribir tu nombre en tu lápida? ¿Sería suficiente si escribo: ‘Tened cuidado mi idiotez es contagiosa’?” Dijo el más bajo y musculoso general demonio.

“Ciertamente, tu serás el primer oponente que he conocido con el que no sentiré haber hecho un buen trabajo tras derrotarte…” El general demonio alado suspiraba continuamente.

“Yo me iré a dormir durante un rato. Despertadme cuando lo hayáis matado.” El general demonio que estaba tan gordo como un gusano demonio, simplemente se echó al suelo a descansar.

“Ya que ninguno de vosotros quiere hacerlo, yo lo haré. Contra los humanos nunca me he contenido.” El más bajo de los generales demonio y el único que no llevaba una armadura mágica, si no una chaqueta negra ajustada salió de entre la multitud. De su cara reseca un flujo de qi negro emanó y dos ojos rojos brillaron.

Blandió sus manos con las garras de demonio e invocó su grimorio de plata que emitió un tenue qi negro.

Entonces, desde su grimorio de plata, una luz roja de invocación apareció.

Parecía como si murmurara para sus adentros.

Después de un rato largo, un agudo siseo que ponía los pelos de punta fue escuchado desde el monstruo.

Yue Yang tembló ligeramente cuando vio la luz, sintió como si la luz roja explotara millones de veces. Si Hui Tai Lang se hubiera lanzado al centro de esta luz roja, definitivamente hubiera sido destrozado. Por suerte, él ya conocía los peligros del Abismo de antemano y decidió no traer a Hui Tai Lang consigo. En vez de eso, lo dejó bajo el roble de diez mil años para que esperara a Yue Bing y a Yi Nan. Al mismo tiempo, él tenía la esperanza de que fuera usado como una de sus posibilidades al haber puesto una marca de teletransporte en el suelo. Si algo salía mal, él se quedaría atrapado en el Abismo sin poder volver. Así que para ir sobre seguro Yue Yang colocó un objetivo de teletransporte sobre el cuerpo de Hui Tai Lang.

La luz roja explotó con un sonido estrepitoso. El fuerte viento abrasador se disipó. La onda expansiva fue tan fuerte que tambaleó la barrera de Yue Yang haciéndola temblar.

La tierra se partió y lava roja empezó a ser escupida del suelo.

El general demonio con la chaqueta negra presionó ligeramente sobre su grimorio de plata con sus finas garras y murmuró un hechizo de invocación de nuevo. Una bola de fuego salió volando desde la lava, formando una llamarada enfurecida que empezó a quemar todo el área circundante. El área donde la lava estaba fluyendo no era muy extensa, sólo abarcaba unos diez metros de diámetro más o menos. Pero con el refuerzo de la fiera luz, esta área se expandió hasta formarse un pequeño arroyo de llamas que fluían por todos lados.

¿Una bestia invocada de tipo elemental tenía este poder?

Yue Yang no pudo evitar levantar sus cejas. Como era de esperarse, los generales demonio con grimorio eran complicados de lidiar con ellos.

Por suerte, sólo parecía que este general demonio era el único que poseía un grimorio de los cinco.

El general demonio de la chaqueta negra era el verdadero enemigo. A pesar de que había mostrado una sensación de debilidad justo ahora, él no tenía ninguna intención de infravalorar a Yue Yang. Parece que este tipo será el enemigo más formidable y del que costará más deshacerse de todos los generales demonio…

A través de los actos del general demonio, Yue Yang entendió muchas cosas.

Estos generales demonios entendían los puntos débiles de las bestias humanas muy bien. Las bestias de los humanos era principalmente del tipo bestia o pájaro. En la superficie de este arroyo de lava con fuego incandescente, era completamente imposible para muchos poder sobrevivir y mucho menos luchar. Si se hubiera traído a Hui Tai Lang, probablemente sólo hubiera servido como decoración. Por otro lado, muchos monstruos del Abismo no temían a las llamas, especialmente los monstruos que eran del Infierno. A ellos las abrasadoras llamas no les matarían sino que se sentirían como peces en el agua, permitiéndoles que su poder se incrementara varias veces.

“De acuerdo, jugaremos contigo. ¡Algunas veces provocar a un pequeño gusano también es bastante divertido!” El general demonio más alto invocó unas llamas negras sobre su sable, y empezó a andar. Andaba a grandes zancadas por entre las llamas completamente a salvo, dejando sólo tras de sí huellas llameantes.

“Espero que este mocoso no se muera muy pronto.” El general demonio más bajo y con más músculos blandió su afilada hacha e invocó un encantamiento de calavera sobre su hacha.

La cabeza del hacha se convirtió en una terrorífica hacha de calavera. Sus ojos demoníacos brillaron con una luz verde y unos puntos negros revoloteaban a su alrededor como si fueran moscas carroñeras. Era asqueroso y extraño.

Detrás de ellos el general demonio alado y el general demonio gordo no se movieron y sólo miraban la pelea con sonrisas en sus caras.

Ellos no podían pensar que este joven humano delante de ellos pudiera derrotar tres generales demonio peleando juntos. Más aún, ellos además estaban bajo el refuerzo de las bestias elementales conocidas como ‘Bestia de Lava’ y ‘Bestia de Fuego del Infierno’. Un aprendiz sólo podía invocar una sola bestia. Ese mocoso ya había invocado una Flor Espinosa y no podía invocar una segunda bestia. Incluso siendo la Flor Espinosa una bestia de tipo planta, que tenía una ventaja sobre las bestias en el infierno y era también de rango Oro, el nivel de la Flor Espinosa seguía siendo muy bajo. Parecía que no era más alto que el nivel 2, era todavía joven y estaba en proceso de crecimiento… ¿Cuán útil podría ser?

Invocar una Flor Espinosa era simplemente un esfuerzo inútil antes de morir después de todo.

“Parece que voy a necesitar tener cuidado. El escupitajo de la Flor Espinosa es siempre muy poderoso.” El general demonio más alto empezó a reírse de Yue Yang.

“He de decir viejo amigo, que no será posible que la Flor Espinosa escupa aunque quiera. Todavía está digiriendo algo. Tengo curiosidad, ¿Qué se habrá comido? Estamos empezando una batalla, ¿Cómo es posible que no haya terminado su digestión?” El más bajo y con más músculos de los generales demonio se coordinó con el más alto y rodearon a Yue Yang mientras atacaban.

Sus intenciones eran romper la barrera de Yue Yang con la espada de llamas y el hacha calavera, intimidarle y usar esa oportunidad para divertirse con él.

En cuanto al poder de ataque de la Flor Espinosa, ellos lo ignoraron completamente.

Al ver a estos dos tipos andando mientras charlaban ignorando completamente sus alrededores, una rápida y misteriosa sonrisa apareció en la cara de Yue Yang.

“¿Eh?” El general demonio de la chaqueta negra que estaba constantemente observando la expresión de Yue Yang, sintió que el comportamiento de este humano era muy extraño, pero él nunca mostró una expresión de miedo o desesperación. Esto era demasiado anormal.

¿Podría ser que estuviera actuando como un debilucho intencionadamente?

Este pensamiento cruzó la mente del general demonio con la chaqueta negra. Especialmente después de ver la sonrisa en la cara de Yue Yang, fue como si por su mente pasara un rayo.

Antes de que pudiera advertir a sus compañeros, Yue Yang ya los había esquivado y salió de si barrera de luz.

Cortando a través de ellos como un meteorito…

Nadie pudo ver los movimientos ni la figura de Yue Yang claramente.

Cuando reapareció de nuevo, los dos generales demonio de detrás suya ya habían caído al suelo con un gran ‘bang’.

“Ah, ¡Qué buenos fertilizantes!” Yue Yang se agachó e incrustó sus espadas en los corazones de los dos generales demonio. Entonces, mientras arrastraba a los dos generales que sangraban en cantidad hacia su barrera, invocó dos brotes de la Flor Espinosa Dorada. Los brotes abrieron sus enormes bocas y forzosamente se tragaron a los dos generales demonio que estaban todavía vivos y retorciéndose. Incluso el sable llameante y el hacha calavera fueron tragados enteros. Los brotes echaron largas raíces, conectándose firmemente al cuerpo principal, haciendo que la energía obtenida por la digestión fluyera continuamente hacia el cuerpo principal.

“Ah…”

Este cambio de escenario fue como una descarga eléctrica imprevista, haciendo que los tres generales demonio que quedaban se quedaran sin palabras.

¡Esos eran dos generales demonio! ¿Cómo habían podido ser tragados por una Flor Espinosa sin ofrecer resistencia? ¿Qué, qué estaba pasando? ¿Qué es lo que ha hecho ese joven humano?


 

Long Live Summons! – Capítulo 76

Capítulo 76: Comprendiendo el corazón de la naturaleza.
Traducción/Edición: Unknown Soldier

En un principio, Gordito Hai pensó que Yue Yang avanzaría con todos a la vez. Pero en vez de eso, dividió el equipo en dos grupos.

Ye Kong estimó que la dificultad de este entrenamiento se había incrementado tres veces por el mero hecho de traer al gordito consigo.

Si no fuera porque ahora poseía una bestia de nuevo, Ye Kong no se atrevería a decir que podía garantizar la seguridad de este estúpido cerdo.

En otro grupo, Yue Yang cogió a Yue Yang y a Yi Nan y se dirigió hacia el camino del sur que él

había andado anteriormente. Sin parar para descansar, él empezó a recrear a Yue Bing lo que había experimentado cuando pasó la prueba por sí sólo. Yi Nan sentía que era un poco raro y dijo: “Hablaremos de eso cuando lleguemos al puesto de control. Es demasiado pronto ahora.”

Desde el momento en el que salieron de la casa de subastas, ella sentía que Yue Yang había planeado correr grandes riesgos.

Ella no era capaz de averiguar cuál era el plan de Yue Yang, pero sentía que debía ser extremadamente duro y peligroso.

En un principio, Yue Bing trató de convencer a Yue Yang de no hacer lo que fuera que estuviera planeando, pero era su hermano mayor después de todo. Sin importar el qué, ella sentía que podía dar su 100% para apoyarle. Además, ella sabía que él no era una persona que perdiera la calma fácilmente y probablemente no actuaría sin pensar. Lo más importante era que ella veía la determinación en la cara de Yue Yang, y eso le había incrementado extrañamente la confianza de que sería un completo éxito…

Por tanto, Yue Bing decidió no entorpecer a su hermano.

De repente, Yue Yang agarró los hombros de Yi Nan y le advirtió en voz baja: “Hermano Yi Nan, aunque te estoy dejando a Yue Bing a tu cargo, me siento un poco inquieto. Ella todavía no ha crecido del todo y es una gran loli. No puedes ir por ese camino, ¿Entendido? Además ahora eres considerado su hermano, así que cuida bien de ella. ¡Como mucho te presentaré a unas chicas preciosas la próxima vez!”

Esperando un momento para que Yue Yang alejara a Hui Tai Lang bien lejos, Yi Nan suspiró diciendo: “Yue Bing, tu hermano es un verdadero idiota.”

Yue Bing asintió con su cabeza estando de acuerdo: “Yi Nan no hay otra manera de la que pueda ser. Mi hermano ha estado encerrado demasiado tiempo.”

Lo que ellas no podían entender es que Yue Yang hiciera esto intencionadamente. Sin tener en cuenta lo que hiciera, él simplemente pretendería que no reconocía a Yi Nan como una chica. ¿Si no cómo iba ella a dejarle tocar sus hombros de esa manera? Los hombres y las mujeres son diferentes. Una vez que las diferencias estuvieran aclaradas serue ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽mplicado para Yue ang tocarla y aprovecharse de ella.

encias fueran aclaradas serera, el simplemente pretendersea te, ía muy complicado para Yue Yang meterle mano y aprovecharse de ella. La situación actual no estaba nada mal. Él podía aprovecharse, abrazarla y tocarla como quisiera…

La primera vez que atravesó el laberinto Piedra Negra, Yue Yang quien había usado a los Ratones Dorados Buscadores, sólo tardó seis horas para completar la ruta que normalmente tomaría tres días.

Ya que esta era la segunda vez que venía, ahora él podía pasearse incluso sin usar los ratones.

Echó a correr y llegó hasta la base del roble de diez mil años en tres horas.

Cuando llegó, no fue instantáneamente a entrar en la Charca Sangre de Demonio para matar a un Monstruo de Nueve Cabezas, si no que descansó en las copas de las árboles durante un rato. Estaba tomando prestado la energía espiritual del roble de diez mil años para mejorar sus habilidades y permitir que estuviera en sus mejores condiciones antes de entrar en la Charca Sangre de Demonio. Su objetivo no era matar un Monstruo de Nueve Cabezas, sino capturar un monstruo joven y usarlo como intercambio para la Fruta de la Sabiduría y la Rama Lustrosa del Árbol de la Vida. Este nivel de dificultad era un dolor de cabeza incluso para Yue Yang que había entrado en la esfera innata. El monstruo de Nueve Cabezas no era un monstruo normal. Siempre y cuando creciera se convertiría en una bestia de rango Bronce nivel 7 mínimo. Si le añadimos su enorme tamaño, el veneno mortal y los ataques consecutivos de las nueve cabezas, provocaba que mucha gente fuera incapaz de defenderse contra los ataques que venían.

Si este laberinto Piedra Negra no tuviera prohibido el uso de la magia, entonces Yue Yang que poseía la Espada de Qi Innato, no estaría nada nervioso.

Pero dentro del Dominio de la Estrella, Yue Yang sólo podía defenderse y era incapaz de atacar.

Usar a Xiao Wen Li, la Vaca Sombra Barbárica y a Hui Tai Lang para sobrepasar y matar a la familia de monstruos de nueve cabezas y entonces capturar al monstruo joven, era un movimiento completamente surrealista, y tampoco era inteligente hacerlo. Por tanto, debía pensar un buen plan para permitirle capturar al monstruo joven vivo y escapar sin problemas.

Por lo tanto, antes de entrar de nuevo al laberinto Piedra Negra, Yue Yang ya lo tenía pensado.

Pero era extremadamente peligroso.

Un simple tropiezo podría causar un contratiempo mortal.

Este plan era usando el pergamino de teletransporte. Él atraería a un monstruo joven fuera de la Charca Sangre de Demonio y activaría el pergamino de teletransporte.

Si el teletransporte era un éxito, el monstruo de nueve cabezas joven se transportaría con él frente al gremio de los guerreros, o al área colocada en secreto durante la campaña en el Abismo.

Aunque él podía usar su propio poder en el gremio de los guerreros, era extremadamente fácil exponer su identidad como Ranker Innato. Él no podía asegurar que no hubiera mercenarios caprichosos que intentaran robarlo también. Qué pasaría si alguien era herido o matado durante la confusión, el Código Antiguo podría hacerle responsable. Si por la interpretación del Código Antiguo se decidía que él era el responsable de la muerte, él sería castigado como Shi Ming y sentenciado a morir explotando.

Él no entendía el Código Antiguo ni un poco. Si no tuviera cerebro e hiciera responsable de la muerte a quien hubiera empezado todo, entonces estaría en un gran problema.

La segunda posibilidad era transportarse a un antiguo campo de batalla en el Abismo. En ese lugar, cabía la posibilidad de que cientos de miles de demonios se estuvieran preparando para entrar en el continente del Gran Dragón o en la torre Tong Tian en cualquier momento. Si el se teletransportara allí, lo más seguro es que fuera brutalmente rodeado por cientos de miles de demonios.

Ya que era un hombre, sería valiente y no tendría miedo.

Comparándolo con el incomprensible e incontrolable Código Antiguo, Yue Yang preferiría elegir el Abismo. Sería mucho mejor luchar contra cientos de miles de demonios que simplemente explotar sin poder hacer nada. Al menos en el Abismo, podría crear su camino en el campo de batalla. Con su Espada de Qi Innato, dos grimorios de invocación, Xiao Wen Li, la Vaca Sombra Barbárica, la misteriosa bestia dorada y la Flor Espinosa Dorada, incluso con los Ratones Dorados Buscadores y Hui Tai Lang…

¿Sería realmente imposible volver de un viaje al Abismo?

No.

Yue Yang tenía una completa confianza en sí mismo. Siempre y cuando no se encontrara con un enemigo con la fuerza de un Señor Demonio, incluso si era un General Demonio que había empezado una batalla hasta la muerte contra él, él no le temería a nada.

Al salir de la sombra del roble de diez mil años, vio un cielo lleno de estrellas.

Yue Yang sentía que estaba muy cerca de las estrellas en este momento, era como si las pudiera coger una a una, con el simple hecho de estirar su mano. Pero volviendo a mirar de nuevo sintió que estaban muy lejos, sólo pequeños puntos de luz, sin saber a cuántos años luz estaba de ellas…

El universo que contenía el cielo, la tierra y miles de seres vivos era demasiado misterioso.

Después de formarse un suspiro brillante en su corazón, Yue Yang de repente sintió que su mente había entrado en algún tipo de estado maravilloso. Era como si su corazón se hubiera abierto y expandido sin límites, estirándose hasta los confines del cielo y de la tierra. Su cuerpo lentamente desapareció, dejando su alma volando libremente en el cielo. Sin embargo su alma seguía expandiéndose continuamente, como si fuera un gigante mirando los miles de ríos y valles de la Tierra, mirando el mecer de las plantas, los pájaros volando, y la gran mayoría de seres vivos que formaban el ciclo de la vida que era precioso sin parangón. Un ciclo perfecto e interminable.

Yue Yang sintió que después de ver esa escena natural, sentía como si hubiera entendido un secreto que era complicado de expresar con palabras.

Pero cuanto más entendía el secreto, más perplejo se encontraba.

Se dio cuenta de que cuanto más sabía más conseguía llevar a cabo, y que lo que sabía originalmente era un simple grano de arena en un vasto océano de conocimiento.

Y que comparado con los poderes de millones de seres deambulando por el cielo y la tierra, él, quien se creía muy fuerte, era obviamente una existencia insignificante… Comparado con todo el universo, él era simplemente una pequeña parte en uno de los miles de billones de planetas, como una gota de agua en un gran océano.

Una luz de sabiduría se erigió desde su alma.

En ese instante, algo se formó dentro de su cuerpo, como si una energía se hubiera condensado en una esfera, pero era completamente diferente a su Espada de Qi Innato.

Cuando el roble de diez mil años empezó a emitir un tenue brillo que resonó ligeramente con la esfera de energía condensada dentro del cuerpo de Yue Yang, Yue Yang finalmente se dio cuenta de que había entendido el ‘Corazón de la Naturaleza’ que no había conseguido hasta ahora. El mundo de los Rankers Innatos estaba definitivamente cerca de la naturaleza. Después de todo, con sólo controlar el cielo y la tierra, uno podía controlarlo todo.

Al entender el Corazón de la Naturaleza, pudo abrir una enorme puerta en su esfera innata.

Esto… era un signo para una nueva esfera.

Cuando el Corazón de la Naturaleza de Yue Yang resonó con el roble de diez mil años, se dio cuenta que los sorprendentes efectos del Código Antiguo que restringía su cuerpo fueron aligerados considerablemente.

Bajo el roble de diez mil años, él cultivó en silencio durante otro día más, antes de ir a la Charca Sangre de Demonio.

Después de entender el Corazón de la Naturaleza, Yue Yang sintió con más certeza su éxito.

Esta vez, Yue Yang no mandaría a Hui Tai Lang, si no que dejaría a la Sombra Fantasmal flotando en la charca de Sangre y prepararía el asalto al monstruo joven de nueve cabezas

La Monstruo de Nueve Cabezas que había perdido un huevo se encontraba vigilando con fervor. Apareció en el mismo instante en que la Sombra Fantasmal apareció. La Monstruo de Nueve Cabezas salió a la superficie del lago y rugió cabreada. Instantáneamente, toda la familia de monstruos de nueve cabezas se pusieron inquietos.

Cuando aparecieron en la orilla, Yue Yang empezó inmediatamente su diabólico ataque.

Un segundo después Yue Yang, junto con una Monstruo de Nueve Cabezas adulta, dos monstruos de nueve cabezas casi adultos y dos monstruos jóvenes, fueron teletransportados a un antiguo campo de batalla en el Abismo.

Cuando Yue Yang levantó su cabeza, abruptamente vio decenas de miles de demonios liderados por docenas de Generales Demonio que le estaban mirando con la boca abierta…


 

Long Live Summons! – Capítulo 75

Capítulo 75: ¡No servirá de nada si no somos cubiertos por el jefe!

Traducción: Unknown Soldier

Yue Yang corrió hacia la clínica y encontró a Yi Nan acompañando a Yue Bing después de su chequeo.

Una vez que les contó sobre la Fruta de la Sabiduría y la Rama Lustrosa del Árbol de la vida, Yue Bing no pudo evitar que su corazón se acelerara. Pero ella sabía que esos dos objetos valían miles de monedas de oro, especialmente la ‘Fruta de la Sabiduría’, que podía mejorar la inteligencia de una bestia. Estos objetos siempre se subastaban por encima de las dos mil monedas, llegando incluso algunas veces a las tres mil. Este tipo de objetos tan caros eran simplemente demasiado extravagantes para que ella los solicitara.

En cuanto a la Lustrosa Rama del Árbol de la Vida, esta sería beneficiosa para aumentar el nivel de su Guerrero Hombre-Árbol.

Pero el Árbol de la Vida y la Fruta de la Sabiduría eran importantes como ingredientes necesarios para completar elixires como por ejemplo, los ingredientes requeridos para la ‘Píldora Despertadora de Sabiduría de Bestias Espirituales’ incluía tanto la Fruta de la Sabiduría como la Lustrosa Rama del Árbol de la Vida.

“Hermano, olvídalo. Los mejores artículos de la casa de subastas se los reparten las ‘Cuatro Grandes Sectas’ y los ‘Tres Grandes Países’, así que no hay forma de que podamos ir contra ellos.” Yue Bing dijo esto con mucho tacto. Tal y como dijo, las Cuatro Grandes Familias también eran competidores de esta casa de subastas. Pero a pesar de eso, Yue Yang y Yue Bing, que pertenecían a la cuarta casa de la familia Yue, no se les permitía recibir ningún objeto de valor. Era simplemente imposible para ellos pagar unas cuantas de miles de monedas de oro para conseguir la Fruta de la Sabiduría y la Lustrosa Rama del Árbol de la Vida. Si fueran Yue Tian, Yue Yan o el recientemente famoso Yue Feng con inmenso potencial, a lo mejor los ancianos de la familia Yue accederían a que usaran grandes cantidades de oro para su cultivación.

“Sólo vamos a echar un vistazo.” Yue Yang también sabía que él no tenía dinero. Pero nunca había pensado usar dinero para competir en una subasta. Lo que tenía pensado era ver quien había apostado con éxito y entonces robársela.

Para el futuro de su preciada hermana, a Yue Yang no le importaba ser un ladrón que se interpusiera en el camino de otra persona. Desde el punto de vista de Yue Yang los extraños eran como NPCs que soltaban tesoros, ¿Así que porqué no iba a robarles?

Mientras hablaban, tres personas salieron de la sala de tratamiento.

Yue Yang vio algunas caras familiares y las reconoció como las Tres Grandes Estrellas Asesinas.

Parece ser que ellos también habían conseguido derrotar con éxito un General Demonio y volvieron victoriosos de su campaña en el Abismo.

Sin embargo, los actuales Feng Qi Sha, Yan Po Jun y Xue Tan Lang no tenían la majestuosa apariencia que tenían antes. La armadura de Feng Qi Sha estaba hecha pedazos y parecía como si hubiera sufrido graves heridas. Aunque casi se había recuperado de sus heridas, su espíritu todavía arrastraba las secuelas de la batalla. Las manos de Yan Po Jun estaban envueltas como una si fueran una pelota y su mano izquierda sostenía una roca de tratamiento que emanaba una luz blanca. Al parecer sus heridas no se habían recuperado del todo. Sólo Xue Tan Lang parecía estar mejor y su espíritu no estaba tan mal tampoco. Mantenía su imagen de ‘soy un cubito de hielo humano, así que no os acerquéis, extraños’. El único cambio notable era que sus ropas estaban raídas y parecían las de un pobre…

A pesar de que volvieron victoriosos, Yue Yang vio que no habían pagado un precio pequeño para ello, a diferencia de ellos, él había derrotado al General Demonio sin perder nada.

Viendo que todos los del grupo de Yue Yang habían vuelto con vida, Xue Tan Lang no pudo evitar estar perplejo. Entonces cuando vieron que Yue Yang estaba sonriendo ampliamente, los tres sintieron que algo estaba pasando. No era algo raro que este sinvergüenza de tercer señorito hubiera podido escapar y volver, ¿pero pudieron volver con vida su penoso equipo?

¿Acaso el General Demonio contra el que lucharon estaba hecho de tofu?

¡Pero era un General Demonio!

Si ya había sido complicado para ellos ir tres contra uno. Con esos combatientes tan penosos, ¿Cómo habían conseguido escapar sin víctima alguna?

Viendo que Yue Yang no parecía tener ninguna herida miraras donde miraras y actuaba como si la campaña en el Abismo hubieran sido unas vacaciones, él bufó fríamente.

El cubito de hielo se acercó a Yue Yang, se le quedó mirando fijamente a los ojos y le dio un ultimátum diciendo: “Luchemos hasta la muerte. Puedes elegir la hora y el lugar,” Después de terminar, antes de que Yue Yang abriera su boca para oponerse, se giró fríamente y empezó a andar.

Yue Yang realmente no tenía ni idea de cómo tratar a este cubito de hielo humano.

¡Esto era obviamente un malentendido!

Si esa chica de la familia Xue quería realmente casarse con él, ya podía venir sentada en un sedán de recién casados, intercambiar perdones e ir a la suite nupcial para disfrutar de la buena vida. ¿No se acabaría todo con eso? ¿Por qué necesitaríamos pelear hasta la muerte? ¡Si ella no quería casarse con él eso sería incluso mejor! No importaba quien estuviera equivocado en este matrimonio ya rechazado. Como este matrimonio se había ido al garete, ella había obtenido su libertad también.

[[NT: En esta ocasión, ‘buena vida’ tiene otro significado que significa orgasmo.]]

“¿Eh?” Cuando Feng Qi Sha se preparaba para irse, descubrió que sorprendentemente Hui Tai Lang se había convertido en un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas. Estaba anonadado. ¿Un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas de rango Bronce nivel 5?

Definitivamente era un Lobo Demoníaco Espalda de Hierro de rango Bronce nivel 4 cuando entraron en la campaña del Abismo. Pero en un periodo tan corto de tiempo había conseguido evolucionar sin esfuerzo para convertirse en un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas de rango Bronce nivel 5. ¿Acaso esta velocidad de crecimiento no era demasiado terrorífica?

Una evolución y un aumento de nivel habían pasado a la vez. ¿Qué suplementos había tomado este lobo demoníaco?

Se acercó queriendo indagar sobre el proceso de evolución de Hui Tai Lang.

Pero para su sorpresa, Yue Yang actuó como si no le viera.

Ye Kong y los otros hicieron lo mismo. No estaban mirando a las estrellas si no contando las hormigas del suelo.

Gordito Hai también actuó como si no hubiera nadie y empezó a silbar… Era un sinsentido después de todo. Las evoluciones de  las bestias eran un gran secreto, ¿Así que qué clase de idiota se lo contaría a él?

Naturalmente Yue Bing y Yi Nan conocían a Feng Qi Sha y a los otros por ser las Tres Grandes Estrellas Asesinas, pero no eran sus fans o adoradoras de ídolos que gritarían al verlos. Viendo que Yue Yang y las Tres Grandes Estrellas Asesinas no se trataban con hospitalidad, ellas tampoco contestaron. En vez de eso, ambas estaban ocupadas hablando entre ellas en voz baja. Feng Qi Sha se dio cuenta de que había cruzado la línea y se sintió un poco extraño. Sin embargo siguió manteniendo su elegancia y asintió su cabeza ligeramente hacia Yue Yang antes de irse con sutiles pero amplias zancadas.

Después de alejarse una distancia prudente, volvió a mirar a Hui Tai Lang de nuevo. Parecía extremadamente interesado en Hui Tai Lang…

“Buenos días Yue Bing.” Lo primero que hizo Yan Po Jun fue saludar a Yue Bing. Pero sus ojos seguían mirando a Yue Yang. En su cara una gran sonrisa se formó y dijo: “Así que el joven más espectacular de la familia Yue no era el señorito más mayor Yue Tian ni el cuarto señorito Yue Yan, sino el tercer señorito. Ha sido un verdadero placer hacer una campaña en el Abismo con alguien tan sobresaliente como tú. Déjame que me introduzca. Mi nombre es Yan Po Jun, y soy el presidente de la Unión de Estudiantes de Élite, Venus, de la academia Shang Jing… Tercer señorito, te invito oficialmente a que te unas a nuestra academia Shang Jing y a nuestra Unión de Estudiantes de Élite, Venus.”

“Discúlpeme pero mi familia es pobre y nuestra casa sólo tiene cuatro paredes. No tenemos suficiente dinero como para ir a la escuela. Al parecer sólo puedo agradecer al presidente Yan Po Jun por sus gratas intenciones.” Yue Yang quería expresarse como una persona extremadamente pobre que necesita desmalezar el jardín cada día, un chico de montaña que no puede ni comer masa de patata en año nuevo.

[[NT: Al parecer es tradición en China comer algo parecido a la masa de patata en año nuevo.]]

“…” Yi Nan movió los ojos en círculo cuando escuchó es todo. Ella pensó que era tan sinvergüenza que se atrevió a poner este tipo de excusas.

“¡Pffft!” Yue Bing se rió.

“¡Tercer señorito, no bromees! No hay ningún problema en ir al colegio. Nosotros, la Unión de Estudiantes de Élite Venus podemos hacer excepciones con los estudiantes de élite. No solo podemos hacer que vayas al colegio gratis, sino que además proporcionaremos unos fondos de aprendizaje para ti. Si al tercer señorito le falta dinero sólo dínoslo.” La cara de Yan Po Jun se sacudió. Él realmente quería estrangular a este tipo sinvergüenza que tenía en frente. ¿No quería dinero? Si era así, sólo tenía que pedirlo directamente. ¿Por qué tenía que decir algo como que su casa sólo tenía cuatro paredes y nada más? Si la familia Yue una de las Cuatro Grandes Familias sólo tenían casas de cuatro paredes, ¿Habría algo parecido a los ricos en este mundo? Por supuesto, Yan Po Jun podía discernir con su propia intuición que el tercer señorito de la familia Yue, esta basura de la que se reía todo el mundo, era en realidad un lobo con piel de oveja.

Este tipo definitivamente tenía fuerza, pero la mantenía en secreto y se negaba a revelarla.

Si no tenía fuerza, ¿Acaso la Patrona de ciudad Luo Hua le hubiera permitido participar liderando un equipo hacia el Abismo? Si no tenía fuerza, ¿Cómo había podido volver sin un rasguño? No sólo eso, también había quitado de las manos de un General Demonio las espadas de luna creciente…

Si no fuera porque tenía una fuerza increíble, ¿Habría acaso hablado Xue Tan Lang, que era como un bloque de hielo, de un combate a muerte?

Resumiendo, si alguien se creía que este tipo desvergonzado era basura, ese tipo probablemente tendría la peor mala suerte de toda su vida.

Yan Po Jun sentía que este astuto tipo que poseía tanto poder pero lo mantenía en secreto, sacudiría el mundo algún día. Por tanto, era mejor para él si le traía consigo mientras el hierro seguía caliente. Ya que después de todo, apoyando a este tercer señorito tan desvergonzado también sería una fuerte opresión hacia Yue Tian y Yue Yan que habían estado desafiando su estatus.

Incluso una persona muerta podía escuchar los conflictos dentro de la familia Yue.

Si este tercer señorito emergiera de repente de entre su familia, definitivamente no dejaría que estos dos hermanos tuvieran una vida fácil…

“Coff, coff. De hecho, con respecto a los estudios, él debe escuchar a este gran jefe.” Gordito Hai se hizo notar y bufó arrogantemente: “¡Él es mi hermano pequeño! A donde vaya este jefe, ¿Acaso no se atrevería a seguirme obedientemente?”

“¿Quién eres tú?” La expresión que puso Yan Po Jun al verle fue como si estuviera viendo a una hormiga más gorda que las demás.

“¿Qué? ¿No me conoces? El los pisos de la torre Tong Tian, ¿Has estado andando por donde no había gente? ¿Quién no conoce a señorito Hai? Aunque es cierto que normalmente permanezco en el anonimato… a pesar de tener un Rinoceronte Piel de Hierro de rango Bronce nivel 2, no se lo voy diciendo a la gente. Pero tengo la fuerza después de todo. ¡Aunque no quiera hacerme famoso lo puedo evitar serlo!” Gordito Hai expresó su asombro y saltó exageradamente con sus manos levantadas en el aire. Con sus babas volando por todos lados gritó: “Yo, señorito Hai, ¡soy un élite en la academia Hiedra! He traído un grupo de élite de 100 personas para quedarse con los 100 primeros puestos del Torneo Mundial de los Cien Colegios de Élite, ¿Y aún así no conoces mi nombre?

La expresión de la cara de Gordito Hai era como si estuviera diciendo ‘no conocerme es tu perdición’.

Pero Yan Po Jun recordó en su cabeza durante un rato y frunció el ceño. Finalmente recordó: “Ah, ¡Ya me acuerdo! ¿No eras tú el gordo que fue derrotado instantáneamente por mi hermano pequeño en un solo movimiento en el torneo clasificatorio de eliminación? Es verdad que eres muy famoso. Has batido el récord del Torneo Mundial de los Cien Colegios de Élite, saliendo de la plataforma en diez segundos.

“Eso fue porque no me preparé lo suficiente. No sólo eso, ¡soy una persona de buen corazón! Tenía miedo de atacar y hacer daño a tu hermano pequeño!” Cuando Gordito Hai dijo esto, Yan Po Jun casi vomita sangre.

“¿De verdad? En ese caso estoy realmente agradecido de que te contuvieras.”Yan Po Jun finalmente se dio cuenta de que este gordito era muy obtuso, cien veces más obtuso que una persona normal.

“¡De nada! ¡El mayor mérito de mi carácter es ser amable! Ser humilde sólo puede ser contado como mi segundo gran mérito.” Antes de que Gordito Hai terminara de hablar, los hermanos Li no pudieron aguantar más y se fueron a buscar un lugar en el que vomitar.

“¿Irás a la academia Hiedra el año que viene, tercer señorito?” Yan Po Jun ignoró a Gordito Hai que se lo tenía muy creído y con una gran sonrisa se giró hacia Yue Yang.

“Es imposible que una basura como yo vaya por ahí sin que el jefe lo cubra. Cualquier cosa que diga el jefe, la haré. Si me dice de ir al este, no se me ocurriría ir al oeste.” Dijo Yue Yang sonriendo humildemente.

“Todos somos guerreros de Da Xia. De hecho, no importa a qué escuela vayamos, espero que podamos aprender de la experiencia de cada siendo un equipo la próxima vez.” Yan Po Jun sabía de sobra que tenía una relación demasiado cercana Yue Tian y Yue Yan. Más aún, él había apoyado a Shen Tu Hao para que aplastara a Yue Bing. Querer que el tercer señorito se uniera a él tan pronto no era realista. Pero él no era tan ansioso. Siempre y cuando utilizara los roces que había dentro de la familia Yue a su favor, y hacer que los tres hermanos se pelearan entre ellos, conseguiría así derrotar a la familia Yue algún día.

Se acercó rápidamente a Yue Bing y le sonrió arrepentido. Esperaba que así se apaciguara la furia contenida dentro de la chica. Dio la mano a Ye Kong y a los otros y se fue elegantemente.

Después de haberse ido, la expresión facial de Ye Kong se oscureció: “Este tipo no es alguien simple con el que tratar…”

Yi Nan no pudo evitar empezar a reírse diciendo: “¿Qué tonterías estás diciendo? ¡Él es una de  las Grandes Estrellas Asesinas! No hace falta hablar de lo fuerte que es, además es mucho más maduro que el belicoso de Feng Qi Sha y el frío y arrogante Xue Tan Lang. Como uno de las Grandes Estrellas Asesinas, a pesar de soportar vuestro desprecio y críticas, él seguía manteniendo una sonrisa. ¿Es eso algo que unan persona normal podría hacer? Desde su punto de vista, me temo que todos vosotros sois gente insignificante, aun así, el tomó la iniciativa y os dio la mano con un saludo cordial. Si estuvierais en su lugar, ¿Podríais hacer eso?”

Yuer Bing también asintió con la cabeza diciendo: “He escuchado lo que dijo el abuelo. De entre las Grandes Estrellas Asesinas, con el que será más difícil de tratar en el futuro y el que conseguirá, más éxitos será Yan Po Jun.”

Sin embargo, Yue Yang, la perosna que poseía la Visión Divina, podía ver a través de la fuerza de Yan Po Jun, y sentía que no era merecedor de esa alta estima.

Los planes de Yan Po Jun no estaban nada mal, pero el realmente poderoso seguía siendo el cubito de hielo de Xie Tan Lang. Sin embargo, él sabía que el silencio es oro y no les hablaría sobre lo que su Visión Divina ha sido capaz de ver.

Yendo hacia la casa de subastas de los guerreros, pudieron ver a muchos mercenarios decepcionados.

Después de preguntar por los alrededores, descubrió que el grupo mercenario Tormenta que poseía la Fruta de la Sabiduría y la Rama Lustrosa habían decidido posponer la venta de estos objetos tres días por culpa de algunos problemas no resueltos, como el precio base y el empaquetado de los objetos de la subasta.

Sus requisitos eran extremadamente extraños. Preferían buscar un intercambio y no una subasta. El grupo mercenario Tormenta esperaba poder intercambiar la Fruta de la Sabiduría y la Rama Lustrosa por una bestia fuerte de rango Bronce y con una evaluación de cinco estrellas o superior. No sólo eso, pedían que fuera una bestia joven y no un huevo de bestia.

“Tengo un plan. Vámonos, iremos a hacer la misión del Corazón del Roble en el laberinto Piedra Negra.” Yue Yang sentía que si era un intercambio, seguía habiendo esperanza.

“¿Tiene alguna relación con esto?” Yi Nan estaba sorprendida al escuchar esto.

“Sí.” Yue Yang no se atrevió a decirlo en voz alta, ya que estaba preocupado de que pudiera asustar a Yue Bing y a Yi Nan. Esta vez, lo que completaría no era sólo la misión del Corazón de Roble, si no que también capturaría una de las bestias jóvenes del Monstruo de Nueve Cabezas… Esta acción tan alocada no sería fácil conseguirla, pero Yue Yang sentía que seguía siendo posible en su pequeño cerebro..