Kujibiki Tokushou Musou Harem Ken – Capítulo 27

Capítulo 27: Mercante rico

 

Traducción: Unknown Soldier

 

Delfina arreglándose es muy erótico.

 

Colocándose el pelo, recogiendo la ropa, que ahora no eran mas que trapos y escondiendo su cuerpo.

 

Se estremeció al ver la ropa con manchas de sangre.

 

Fue lo que pasó después de todo.

 

Quiero decir… me siento mal dejándola así.

 

[Espera un momento.]

 

Me fui hasta mi habitación en la mansión con la Pluma de Teletransporte y cogí las sábanas.

 

[¡Miu! Me llevo las sábanas.]

 

La llamé con un grito para asegurarme y volví otra vez donde estaba Delfina.

 

Solo transcurrieron 10 segundos.

 

*KioroKioro* cuando volví, Delfina estaba mirando a su alrededor.

 

[Ahora mismo––]

 

[Antes de eso, toma.]

 

Puse las sábanas sobre Delfina.

 

Al estar cubierta, su look de ‘violada’ desapareció.

 

Ella se agarraba a las sábanas que la cubrían, pero su espalda seguía recta.

 

Delfina habló con la misma expresión que cuando nos conocimos por primera vez.

 

[Le daré mi agradecimiento.]

 

[Ah, no, fui yo quien lo rompió––]

 

[No, no es eso… me has salvado, ¿verdad?]

 

[¿Eh?]

 

[Mi cabeza… o a lo mejor mi corazón. Ese sentimiento oscuro de angustia ha desaparecido.]

 

Era sobre Eleanor eh.

 

[Si recuerdo el principio y el final de la situación, puedo suponer qué ha pasado y porqué acabamos de esa manera.]

 

[Sí. Creo que es como te imaginas.]

 

[Le daré mi agradecimiento por haber salvado mi vida en el futuro próximo.]

 

[Vida dices.]

 

[La Espada Demoníaca Eleanor, parece que es la verdadera.]

 

Dijo ella mientras miraba a Eleanor que estaba en mi cadera.

 

[Parece ser así.]

 

{¿A qué te refieres con “parece ser”, eh?}

 

Eleanor protestó dentro de mi cabeza. Era muy ruidosa así que la ignoré por ahora.

 

[Portador de la Espada Demoníaca… sin precedentes, es el primero, y posiblemente el último.]

 

No se yo si será el último la verdad.

 

[Si eso es verdadero, entonces las cosas que me ha contado Helen-denka también eran verdad.]

 

[Tengo curiosidad por saber qué te ha contado.]

 

[Arremetiendo contra mil soldados asolas, parar al Orycuto sin usar magia.]

 

[Ahh, eso.]

 

Aunque lo último es un poco sospechoso. Es como correr a toda velocidad sin coger aire, no durará demasiado.

 

Pero bueno al menos era verdad.

 

[Eso también es una gran hazaña, pero se queda en nada si lo comparas con poder blandir la Espada Demoníaca Eleanor.]

 

[Es esto tan alucinante…]

 

{Si piensas eso respétame más.}

 

Es imposible porque conozco tu apariencia de niña. Era muy adorable.

 

[Si ese es el caso debería reevaluar mis pensamientos.]

 

[¿Um?]

 

[Helen-denka me comentó que diera algo de ventaja a Kakeru-sama. Le apoyaré en todo, así que dígame lo que necesite.]

 

[Eso será estupendo.]

 

[Y como he dicho antes, en cuanto al contacto… enviaré a una persona que será la representante, así que por favor pídale su ayuda.]

 

[Entendido.]

 

Y así ella habló sobre todas las cosas de negocios que comentó.

 

Parece que tuviera escrita una chuleta y simplemente la estuviera leyendo en voz alta.

 

No existe la sensualidad o la vergüenza de cuando se estaba arreglando, pero tampoco tenía la confianza que tenía cuando estaba en la mansión.

 

Eran simplemente negocios.

 

Eso era muy decepcionante, por lo que intenté tirar una piedra para colapsar eso.

 

[Qué debería hacer para que pueda conocerte.]

 

[¿Conocerme a mi?]

 

[Sí. Quiero hablar de otras cosas aparte del trabajo.]

 

[…Yuuki-sama es la séptima persona. Que dice que me “quiere”, o ha dicho cosas parecidas a eso.]

 

Ella di eso mientras suspiraba.

 

No le dije que la “quería”, pero sí era cierto.

 

Pensé que quiero estar con Delfina desde la primera vez que la ví.

 

Ahora mismo, estoy pensando que la quiero a ella más y más porque se ha convertido en mi “primera”.

 

[Para rechazar ese tipo de cosas, me pongo un precio.]

 

[¿Un precio?]

 

[Sea quien sea, si paga el precio, seré de esa persona.]

 

[Si lo quieres cómpralo eh.]

 

[Sí.]

 

[¿…Y el precio es?]

 

[Toda mi fortuna.]

 

[¿Eh?]

 

[Si soy comprada con toda mi fortuna, seré de esa persona, es lo que quiero decir…]

 

[Eso significa…]

 

¿Es algo así como una fusión o una adquisición? No, es un poco diferente.

 

Pero lo entiendo por alguna razón, para comprar a Delfina, necesito al menos más recursos que ella.

 

Y sus recursos son como los de un país.

 

Eso… llevará mucho tiempo.

 

¿Qué debería hacer? Si gano poco a poco, no lo conseguiré a tiempo.

 

¿Acaso no hay una manera?

 

Pensé en eso.

 

[También admito consultas.]

 

[¿Um?]

 

A qué viene eso de repente, mientras la miraba pensando en eso, Delfina miró hacia otro lado por alguna razón.

 

Es después de sacarle el veneno de Eleanor, pero estaba como antes cuando se calentó, roja como un tomate.

 

[Consultas dices, ¿Con cosas como ganar dinero?]

 

[S-si sun consultas y cooperación para comprarme, puedo ayudarte si quieres.]

 

Dijo eso y se puso todavía más roja.

 

Esa reacción, más o menos lo he entendido. Es como cuando cuentas una historia sobre tu ‘fracaso’ y te sientes avergonzado por ello.

 

Es siempre así cuando recuerdas una ‘historia oscura’ del pasado.

 

Delfina estaba así.

 

Ella quería ser mía pero su orgullo no se lo permitía.

 

Es por eso que me la tiré.

 

[N-no puedes… no has comprado.]

 

[Pero si es una prueba gratis no pasará nada cierto.]

 

[Q-que le vamos a hacer.]

 

Fue más fácil de lo que pensé.

 

Pero eso también era adorable, así que amé a Delfina hasta la mañana siguiente.

 

Y así los residentes de la mansión aumentaron.

 

Delfina Homer Lamanry.

 

La mercante rica que tiene una fortuna comparable a la de un reino, se convirtió en mi mujer.


<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Kujibiki Tokushou – Musou Haremu ken – Capítulo 26

Capítulo 26: Yo lo haré

 

Traducción/Edición: Unknown Soldier

 

[Su alteza me ha contado sobre su necesidad de un compañero comerciante.]

 

[Sí.]

 

[En ese caso, por favor coja esto.]

 

Delfina chasqueó los dedos y dos hombres (probablemente sus subordinados) entraron a la habitación desde afuera, colocaron una caja rectangular encima de la mesa y volvieron a salir.

 

[¿Eso es..?]

 

[2500 monedas de plata. Es el pago por adelantado.]

 

[Pago adelantado.]

 

[Por favor úselo como capital durante un tiempo.]

 

[¿Debería llevar los productos después?]

 

[Sí, nosotros no encargamos de todo así que por favor traiga lo que tenga.]

 

[Ya veo.]

 

2500 monedas eh, estaría bien si el 50% de descuento funcionara bien. Si no sólo serían 8 tickets de lotería.

 

3000 monedas estarían mejor pero eso es sólo mi opinión personal.

 

[Lo usaré con mucho gusto. ¿Cómo entrego los productos?]

 

[Mañana enviaré a otra persona aquí. Por favor trátela como la representante.]

 

[Entendido.]

 

Por ahora debería conseguir todo el orycudite que pueda y ver cuánto me comprarían.

 

[Por cierto.]

 

Delfina cambió de tema.

 

[¿Esa es Eleanor?]

 

[¿Um? Sí, ¿también has escuchado eso de Helen?]

 

[Está muy bien hecha.]

 

*Biku* mis cejas temblaron.

 

[¿A qué te refieres?]

 

[Lo digo literalmente.]

 

[¿Dices que es falsa?]

 

[La está sosteniendo ahora mismo.]

 

[¿?]

 

[No he escuchado de alguien al que Eleanor no le haya controlado su corazón. No hay ninguno en la toda la historia. El Gran Emperador Rodotos y Olga la semidragona, tampoco fueron una excepción. Si contamos con eso tenemos las pruebas suficientes de que no es verdadera porque la está sosteniendo y mantiene la compostura.]

 

Ahora lo entiendo.

 

He escuchado cosas parecidas sobre eso muchas veces, sólo quiere decir que no ha habido precedentes.

 

Bueno, no hay nada que pueda hacer sobre eso.

 

[Helen-denka todavía es muy joven por lo que no podemos hacer nada al respecto.]

 

*Kachi~n* Ahora si que me ha cabreado.

 

Aunque no haya precedentes y realmente no se pueda hacer nada más que dudarlo, ella consiguió ponerme de mal humor.

 

Eso significa, Helen es joven y no entiende la sociedad ¿y por lo tanto está siendo engañada?

 

Ella dice que Helen confía en mí porque no conoce la sociedad.

 

Me ha cabreado.

 

Debería disciplinarla…… un poco.

 

Saqué a Eleanor.

 

[¿Quieres cogerla?]

 

[Anda, ¿Está seguro?]

 

Esos eran unos ojos desafiantes, unos ojos que decían ‘quedarás expuesto si la sostengo’.

 

[Sí.]

 

Delfina cogió a Eleanor y la observó intensamente.

 

[Realmente parece buena si la miro más de cerca, como los detalles en––]

 

En un segundo los ojos de Delfina se abrieron de par en par.

 

Su cuerpo convulsionó con un *Bikun* y un aura negra empezó a emanar de ella.

 

Fue la misma situación que con Marie.

 

[Es muy rápida hasta que te posee.]

 

Estaba tranquilo. Hice que ella lo hiciera pero sólo para disciplinarla, por eso estaba tranquilo.

 

Me esperaba todo hasta ese momento, pero algo inesperado ocurrió.

 

Delfina blandió a Eleanor y Tanya apareció.

 

Tanya, quien había sido invocada por Eleanor, vestía las ropas de sirvienta pero ahora se había convertido en un fantasma tenebroso.

 

Era como la primera que la vi en la mansión.

 

[Ya veo, incluso Tanya se pondría así eh, me tendré que disculpar luego.]

 

Porque ella es la víctima aquí.

 

[¡¡Uaaaaaa!!]

 

Delfina empezó a gritar. Fue un grito como el de una bestia.

 

Sus ojos inyectados en sangre también eran como los de una bestia.

 

[¿Qué tal? ¿Has comprobado ya que es real?]

 

Le pregunté pero no contestó.

 

Ella simplemente gruñe con un sonido gutural en voz baja.

 

[¿Está más poseída que cuando con Marie?]

 

Recuerdo esa vez, Marie pidió ayuda a pesar de sostener a Eleanor.

 

O mejor dicho, lo único que fue tomado fue su cuerpo, su mente estaba despejada.

 

Me pregunto cuál habrá sido la diferencia.

 

Delfina usó a Eleanor contra mí mientras pensaba en eso.

 

En el mismo instante, Tanya también disparó su magia de hielo.

 

No me esperaba que hubiera una combinación de vanguardia y retaguardia. Esquivé la estocada pero las flechas de hielo destrozaron la habitación.

 

[¡¡E-está bien Señor!!]

 

Escuché la voz de preocupación de Miu desde fuera de la habitación.

 

[No pasa nada, voy salir un momento, así que limpia la habitación.]

 

[¿¡Eh!? Sí.]

 

Le dije eso a Miu y salté hacia la cadera de Delfina, la toqué suavemente y usé la Pluma de Teletransporte.

 

Me transporté hasta las praderas de las vacas de montaña.

 

La praderas por la noche sólo eran extensas y no tenían nada.

 

[Si es aquí no habrá que preocuparse de los heridos.]

 

Parece ser que estaba poseída completamente, a pesar de habernos teletransportado, Delfina no se sorprendió lo más mínimo. En vez de eso, ella empezó a intentar cortarme como hace un momento.

 

Después de tres minutos, Delfina se cayó al suelo y perdió la consciencia.

 

Sus ropas estaban rasgadas, era como si la acabaran de asaltar.

 

Sólo estaba así, no es que yo le haya hecho nada.

 

Peleé con mis manos y mi magia y por eso se quedó así.

 

[Bueno, ella debe de haber aprendido su lección con esto.]

 

{Tú, que hombre más cruel eres. Mira que usarme por conveniencia.}

 

[¿Eso ha herido tus sentimientos?]

 

{Nope, ha sido divertido. Tienes que dejarme poseer a alguien más adelante}

 

[Me lo pensaré.]

 

No dije que lo haría.

 

[¿Tanya estás bien ahora?]

 

Le pregunté a la sirvienta fantasma que flotaba en el aire.

 

[Por alguna razón me siento cansada… ¿Puedo descansar un rato?]

 

[Sí, siento haberte involucrado.]

 

[U~un, hasta luego.]

 

Dijo con una voz adormecida mientras desaparecía.

 

Me arrodillé al lado de Delfina y le toqué la mejilla *PechiPechi*.

 

[O~ye, ¿estás bien? O~ye despie~rta.]

 

*PechiPechiPechi*.

 

[Si no te despiertas voy a hacerte cosas~]

 

[¿U…n?]

 

Se despertó.

 

Miró a su alrededor con ojos de sueño, me miró y se miró a sí misma.

 

Se despejó en ese instante.

 

Al tener su ropa rasgada intentó tapar toda la carne posible mientras recogía partes de su ropa que se había vuelto considerablemente erótica. *ZuZaZaZa* se alejó mientras se mantenía sentada en el suelo.

 

Su cara se puso roja de la vergüenza.

 

……Me excité al verla así.

 

[Q-qué has hecho.]

 

[¿No te acuerdas?]

 

[¿Acordar?…… estábamos hablando dentro de la mansión, y entonces Eleanor–– ¡ah!]

 

Parece que se ha acordado.

 

[Cierto, te dejé coger a Eleanor. ¿Tienes algún recuerdo después de eso? Bueno, no pasó mucho simplemente te derroté cuando estabas poseída y te volviste a la normalidad.]

 

[Es por eso que estoy así eh…]

 

[Exacto.]

 

[¿…Esa espada es realmente la Espada Demoníaca Eleanor?]

 

[¿Quieres sostenerla una vez más?]

 

La acerqué a Eleanor pero Delfina negó con la cabeza.

 

[No quiero eso nunca más. Esa sensación de oscuridad que todavía queda en mi cabeza…… no quiero pasar por eso una segunda vez.

 

[Oscuridad eh.]

 

Seguramente algo de Eleanor todavía le quedaba dentro.

 

[Algo así… así.]

 

Murmuró Delfina.

 

Estaba contento con el resultado,fue mejor de lo que esperaba.

 

Bueno, ya le he enseñado a Delfina que Eleanor es la verdadera, así que deberíamos volver a la mansión.

 

En eso pensé pero cuando miré a Delfina, esta estaba algo rara.

 

Se agarraba la ropa y se mordía el labio inferior como si estuviera soportando algo.

 

Su cara se puso mucho más roja–– y si la mirabas detenidamente estaba como *MojiMoji* y vergonzosa.

 

[¿Delfina?]

 

[¿–Eh?]

 

Su reacción fue muy apagada.

 

Que le ha pasado.

 

{Es eso a esa mujer eh}

 

[¿Eso?]

 

{Hay varios efectos secundarios al usar mi poder. Depende de la persona lo que vaya a salir.}

 

[El precio por usar la espada demoníaca eh]

 

{Aunque soy yo quien los usa.}

 

Escuché una risita en mi cabeza.

 

[Entonces, ¿Cuál es el efecto secundario de Delfina?]

 

{Celo.}

 

[¿Eh?]

 

{Celo.}

 

[¿Celo, de es ‘estar en celo’?]

 

{Qué más puede significar celo. No estoy segura del número exacto pero a la mayoría de las chicas les pasa eso.}

 

[[NT: Básicamente, que estaba cachonda jej.]]

 

[En celo…]

 

Miré a Delfina.

 

Después de que me dijera eso, sólo podía mirarla de esa manera.

 

Cara enrojecida y una respiración entrecortada.

 

Sus ojos miraban, pero parecía como si fuera algo doloroso.

 

De hecho, si no me dijeras que ella está en celo, me daría cuenta.

 

{Es mejor si la buscas un hombre pronto. Si la dejas como está toda la noche, todas las venas de su cuerpo explotarán y se morirá.}

 

[¡Qué!]

 

Miré a Delfina.

 

Esta mujer, ¿Va a morir?

 

No quiero que pase eso. La he disciplinado pero no tenía ningún plan de matarla.

 

En vez de eso, ya había pensado que era una ‘buena’ mujer desde el principio, y pensé que la quería conmigo.

 

[¿Cualquier hombre vale?]

 

{Si se hace hasta el final si.}

 

[Entendido.]

 

Me acerqué a Delfina, la empujé al suelo.

 

Le quité los trozos de ropa que le quedaban.

 

Me convertí en un adulto.

 

Lo más sorprendente fue que Delfina también era una niña–– nos convertimos en adultos al mismo tiempo.

 


 

<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 25

Capítulo 25: El límite de la compañía mercante del pueblo.

 

Traducción: Unknown Soldier

 

[[NT: Gracias por avisarme Arn, de que parte del texto estaba mal puesto, no me había dado ni cuenta… Bueno, ya está arreglado.

También deciros que si encontrárais algo raro en alguna de mis traducciones por favor decídmelo porque no me gustaría que se quedaran con errores.

Gracias a todos de antemano.

~Unknown Soldier~

]]

Cuando traje el Orycudite que picamos a la compañía mercante Andreu, él estaba muy sorprendido.

[¡¿Tanto?!]

La cantidad que picamos cuando yo también me uní era tanta que podríamos llenar un camión entero.

[¿Es demasiado?]

[No hay problemas con tener tanto, ya que no se desperdicia ninguna parte, si se rediseña se venderá como churros…. Pero.]

Andreu me miró a mí, a Helen y a Io que estaba detrás.

[Es la misma situación que con las vacas de montaña, la cantidad que traes no es una cantidad que puedan traer unas cuantas personas.

[¿Con tres personas cuánto suele ser habitual?]

[Déjame pensar.]

Andreu cogió un orycudite decentemente grande.

[Normalmente, de 2 a 3 como este es el límite. Si el Orycuto es detenido durante mucho tiempo, la cantidad que puede ser picado sería mucho más, pero el volumen de magia que tres personas pueden usar y el tiempo que puede estar parado es limitado.]

Ya veo.

Cuando me pongo a pensarlo, mi volumen de poderes mágicos cuando los medimos en la compañía mercante Samaras era unas cien veces más que un hombre adulto normal.

[Además necesito contratar a gente para que lo traiga de vuelta. Los magos normalmente tienen un físico débil y después de usar sus poderes mágicos es muy difícil para ellos salir corriendo de allí.]

En mi caso tengo la Pluma de Teletransporte.

Pude llevar tanto porque podía agarrar todo lo que quisiera y volver usando el Teletransporte.

[Vaya, vaya, siempre estoy sorprendido con Yuuki-sama.]

[Puedo tomarme eso como que lo vas a comprar ¿cierto?]

[Sí, a diferencia de con las vacas de montaña, una identificación es necesaria, por lo que el total de la compra se conocerá un día mas tarde…]

[Eso está bien. Bueno, iré una cuantas veces así que págalo todo junto.]

[¿¡Eh!?]

[¿Eh?]

A qué viene ese ‘¿¡Eh!?’ de hace un momento.

[Yuuki-sama, ¿Qué significa eso?]

[Simplemente dije que iba a ir a traer más.]

[Más…… ¿A pesar de haber traído tanto?]

[Le estoy cogiendo el tranquillo así que podría conseguir más. ¿Helen, Io?]

[¡Sí! ¡He aprendido el truco de picar!]

[Creo que puedo picar un poco más limpio y más rápido.]

Respondieron Helen e Io respectivamente.

Las dos parecían estar dispuestas.

[Tal y como dije, me iré un rato e picaré—-]

[Po-por favor espera un momento.]

Andreu nos paró apresuradamente, usando sus dos manos.

Me pregunto que será parece realmente preocupado.

[¿Es algo malo? ¿No me acabas de decir que no hay problema aunque haya mucho de eso?]

[Sí, dije eso. Es cierto que cada trozo que compre se venderá como churros.]

[Entonces no hay problemas.]

[No, si nos traes algo tan caro vamos a tener muchos problemas para pagarlo. A pesar de que se venderá, pasará algo de tiempo antes de que podamos convertirlo en dinero. También hay que tener en cuenta el tiempo necesario para refinarlo. El producto principal de nuestra compañía son las vacas de montaña, por lo que no nos gustaría llegar a la situación en la que no tengamos el dinero suficiente.]

En otras palabras, no tienen el suficiente efectivo.

Aunque se vaya a vender bien, él no puede comprar más que el dinero que tiene ahora mismo.

Sería por eso eh.

[Umumu…]

[Está preocupado eh.]

[Estoy seguro por la conversación que acabamos de tener que nuestra capacidad no es suficiente para ayudar a Yuuki-sama. Estoy seguro de que esto también pasará en el futuro.]

[……]

Con las vacas de montaña y con el Orycuto, quería ganar dinero tan rápido que lo hice demasiado.

Con el primero conseguí que las vacas de montaña me evitasen y con el otro, me pasé con la cantidad por lo que el tamaño de la compañía mercante Andreu no daba a vasto.

[De acuerdo, pararé entonces.]

‘Cuando la identificación esté hecha envía el dinero a la mansión.’ Dije mientras me iba.

[Como era de esperar de Kakeru-sama.]

Mientras andábamos juntos por el pueblo, Io empezó a halagarme.

Puede que sea ‘como era de esperar’, pero estoy un poco preocupado con eso.

Si hubiera sido hace unos días, podría haberme tomado mi tiempo para conseguir dinero. Pero como de una compra cara de unas 300 monedas de plata (o a lo mejor 150) podía conseguir un ticket de lotería, quería ser capaz de ganar más para poder usarlos.

Y no ser capaz de hacer eso es duro la verdad.

[Kakeru-sama.]

[M, dime.]

[Sí está de acuerdo, puedo presentarte a un mercante que es el proveedor real.]

[¿Un mercante que es un proveedor real?]

Me paré en seco y miré a Helen.

[Sí, es un mercader muy rico, uno de los más ricos del reino, y también se dice que sus propiedades igualan a las de un reino. Si es él, una conversación como la de antes no se volverá a repetir.]

[Lo suficientemente rico como para igualar a un reino eh.]

[Si te parece bien podría presentarlo.]

Lo pensé un momento y asentí.

De todas formas, tener contactos que te hagan ganar dinero no está tan mal.

[Entonces cuento contigo.]

[¡Sí!]

Helen sonrió y asintió.

Fue una sonrisa radiante, me pregunto si la está poniendo porque me ha sido de ayuda.

Qué mona por su parte.

Al día siguiente por la tarde, después de despedirme de Io (tras nuestra caza de vacas de montaña sin prisas), volví a la mansión y me encontré que había varios carros con algo cargado en los alrededores de la mansión, y un gran carruaje que parecía ser de alguien con una gran estatura parado enfrente.

[Bienvenido Señor.]

[Estoy en casa Miu, ¿Qué era eso de la entrada?]

[Uhmm, es una visita para el Señor.]

Miu puso una cara de preocupación.

[¿Es un desconocido?]

[Sí, es un visitante nuevo. A pesar de que les dije que el Señor no estaba en casa, ellos dijeron: ‘Déjame esperar dentro’.]

[Je~]

[Uhm, Señor.]

[¿Mm?]

Desde la dirección de la sala de recepciones, volví la mirada hacia Miu.

Peor que antes–––– Miu quien ya estaba desesperada sacó algo y me lo acercó.

Era un cepillo. Un espléndido cepillo, podía ver de un solo vistazo que era muy adecuado para cuidar la cola de Miu.

Pero, la gran parte de él estaba hecho de oro.

Quiero decir, es un cepillo de oro.

[¿Es verdadero?]

[Es muy pesado…]

Dijo con una voz llorosa.

[Entonces es verdadero eh… ¿Por qué te han dado algo así?]

[No lo se. Dijeron: ‘Esto no es nada, así que por favor…’ y luego me lo dieron.]

{Buena jugada los de dentro.}

[¿Eh? ¿A qué te refieres?]

Pregunté a Eleanor.

{Si esto fuera una moneda de plata o una moneda de oro, significaría simplemente que era un soborno para que hablaran bien de ellos. Es bastante común en las mansiones de la nobleza que los guardias ni anuncien su llegada si no les dan al menos eso.}

[Je~]

{Pero esto es otra historia. Con oro y también parece que lo han traído para que concuerde con la persona que lo iba recibir. Han venido a hacer algo importante.}

[Me pregunto quién será.]

Me preparé y fui hacia la sala de recepciones.

Cuando entré tras abrir la puerta, vi una mujer allí.

Con unas ropas espléndidas–––– Una mujer que vestía unas ropas muy parecidas a las que vestirían Helen o Iris.

Tan pronto como me vio aparecer, ella se levantó y me hizo una reverencia.

[Debe de ser la primera vez que soy capaz de conocerle.]

Levantó su cabeza y me dijo.

[¿Quién eres?]

[He venido por sugerencia de su alteza Helen. Mi nombre es Delfina Homer Lamanry. Es un gran placer conocerle.]

[¿De Helen?]

‘Ahh’ así que debe ser el mercante del que hablaba Helen eh.

No, ella debe ser una subordinada.

Su apariencia es la de una mujer joven, es una mujer adulta, pero con un vistazo no parece ser un ‘mercante que es igual a un reino’.

{Tal y como esperaba.}

Susurró Eleanor en mi cabeza. ¿A qué te refieres?

{En el instante que escuchó Helen sin honoríficos, su expresión no cambió pero su presencia fluctuó un poco. Debe de haberse dado cuenta de tu relación con Helen.}

Se ha dado cuenta de mi relación con Helen… pero no lo muestra en su expresión.

Entiendo, no se si es la de verdad o una subordinada pero parece que ella no es alguien normal.

*Buru* Temblé, seguramente de emoción.

Delfina… esta mujer… no está nada mal.


<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 24

Capítulo 24: Ser bueno con la espada no es mi único talento

Traducción/Edición: Unknown Soldier
Mi primera impresión del Orycuto fue que era una piedra. Pero en ese momento empezó a venir a por nosotros como si fuera lava densa. A pesar de que parecía lava, el calor no se transmitía en ningún momento.
Un slime que tenía textura de roca. Eso fue lo que pensé.
Saltando hacia él blandí a Eleanor.
[¡Mu! Es duro.]

Leer más »

Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 23

Capítulo 23: ¿No te importa si lo venzo verdad?
Traducción/Edición: Unknown Soldier
Helen e Io, con ellas dos andaba por las praderas.
Mi objetivo eran las vacas de montaña por supuesto. Cazarlas a cambio de dinero. He cazado una hoy pero no es suficiente para unos ingresos decentes.
[Desafiar mil soldados él sólo eh.]
[Sí. A la mitad de los soldados no les hizo nada, pero casi todos los que fueron capaces de escapar decían que tenían un trauma… No pareces sorprendida eh.]

[Es porque estaba mirando cuando Kakeru-san venció a miles de monstruos y también cuando derrotó a Sandros él solo.]
[Sandros. Ese Emperador del Infierno eh]
[¡Sí! Es por eso que no me sorprendo por lo de los mil hombres. Kakeru-san es realmente increíble. Pensé en eso la verdad.]
Detrás de mí, estaban Helen e Io haciéndose amigas mientras charlaban. Es bueno que se lleven bien desde el principio.
Eso está bien…… Pero no puedo ver ninguna vaca de montaña. He andado un montón, pero sigo sin poder verlas aparecer.
Era como antes, en cuanto las veo salen corriendo.
No quería pensar en eso pero…
{Creo que te están evitando.}
Dijo Eleanor.
[Me pregunto si las habré cazado demasiado.]
Pensé que ese podría ser el caso. A lo mejor entre las vacas de montaña me consideran una persona peligrosa.
Anduve durante otro rato y finalmente vi una vaca de montaña, pero ya había alguien luchando con ella.
Son esos que vi hace un tiempo, una banda mercenaria de unas 10 personas en la que todos usan las mismas armaduras.
“Es una pena ahora que finalmente la he visto”—- Cuando pensé eso, algo sorprendente ocurrió de nuevo.
En el momento que mi mirada se cruzó con la de la vaca de montaña, ella a pesar de que estaba luchando contra la banda mercenaria se dio la vuelta y echó a correr.
Tan pronto como me vio, ignoró a los enemigos que tenía delante y escapó.
……Esto no va a funcionar.
Al volver al pueblo junto con Helen e Io, fuimos a la compañía mercante Andreu.
Le conté a Andreu lo que ocurrió antes.
[Vaya, vaya…]
Andreu se limpió el sudor de la frente con un pañuelo e hizo una sutil mueca.
[A lo mejor es cierto que si Yuuki-sama dice que las ha cazado demasiado, es que las ha cazado demasiado. Incluso solo en estos días, has trabajado al ritmo de cien personas.]
[Si eso es cierto, puede que cazar vacas de montaña sea imposible durante un tiempo.]
[Sí.]
[Entonces, ¿Hay otras formas de ganar dinero? Una que tenga un buen beneficio.]
[Por favor espera…]
Andreu pensó en ello seriamente.
Después de pensar un rato, levantó la cabeza y miró a Io que estaba detrás mía.
[Si estoy en lo correcto, tú eres Io Akos de rango C cierto. La que su especialidad es la magia de rayo.]
[Sí.]
Io asintió, pero por su voz parecía algo insegura.
“¿Porqué me está preguntando a mí?”, ese tipo de reacción.
[¿En el equipo de Yuuki-sama?]
[Sí.]
[Si hay un usuario de magia de rayo… Entonces puede haber algo que tenga buenas ganancias.]
[Dilo claramente.]
[Es que es muy peligroso.]
[Déjame escucharlo antes.]
[Sí, es picar Orycudite.]
¿Picar? Tiene el –dite al final así que será algún tipo de mineral.
No suena peligroso por la forma en la que él lo dijo, pero escuché cómo detrás mía Io se quedaba sin respiración.
[Andreu-san creo eso es demasiado…]
[Eso lo se. Pero Yuuki-sama me ha pedido ‘que tenga buen beneficio’.]
[Bueno eso es verdad…]
Io me miró con una expresión complicada.
Lo de picar era algo que le hizo poner ese tipo de cara, ahora me ha entrado la curiosidad.
Los tres saltamos hasta las praderas en donde habitan las vacas de montaña, y anduvimos hacia una montaña rocosa.
[El Orycudite es el nombre de un mineral mágico que puede ser picado en la montaña.]
[¿Mágico? ¿Eso quiere decir que el mineral está hecho a partir de magia?]
[En esa montaña, vive un monstruo llamado Orycuto, es un monstruo que emana un poder mágico especial. Un poder mágico especial que existe como sólido. Ese poder mágico hace que las rocas de alrededor de su nido sean bañadas y secadas, La que se llama Orycudite está hecho así, recubierto por cientos de miles de capas.]
[Yo lo he visto antes.]
Dijo Helen y continuó.
[El Orycuto suelta un poder mágico distinto cada día, así que las capas recubiertas tienen un patrón precioso parecido al arcoíris. Si las recuerdo correctamente eran muy preciosas y místicas.]
[Ya veo.]
Me lo imaginé. Por la explicación parece como los anillos de edad de un árbol sólo que de colores.
[¿Es muy caro?]
[Sí, por su belleza por supuesto, he escuchado que la dificultad de picarlo es muy alta.]
[A decir verdad, este Orycuto es inmortal.]
[¡¡¿Inmortal?!!]
Me sorprendí por esa palabra.
[No sólo es muy fuerte sino que se recuperará inmediatamente de cualquier ataque. Su única debilidad es el rayo. Se queda parado si le da la magia de rayo.]
[Entiendo, para de moverse y en ese momento hay que trabajar duro para picar el orycudite. Entonces, la razón por la que Andreu nos lo dijo fue porque Io estaba con nosotros eh]
[Sí. Parecía que él sabía que yo podía usar la magia de rayo. Con un equipo en el que ninguno puede usar la magia de rayo, se dice que es como ir a suicidarse.]
Tanto eh.
Se lo que se suele decir. Al unirte a un equipo para derrotar a un enemigo fuerte, buscar miembros y equipamiento es lo normal.
En el caso del monstruo llamado Orycuto, la magia de rayo es fundamental.
[Lo pillo. Entonces si lo enfrentamos yo le pararé los pies y mientras hago eso, Io debería empezar a preparar su canto para la magia de rayo.]
[Sí.]
Mientras la vanguardia para al enemigo, los magos atacan su punto débil con magia.
Es un método ortodoxo de pelear, por lo que Io contestó al momento sin dudarlo.
[En ese caso Helen debería sostener esto.]
Saqué la bola mágica negra de mi bolsillo y se la di a Helen.
[¿Esto que es?]
[Es un objeto de ataque. Si lo lanzas, se activará. Deberás pensar cuando usarlo.]
[Entendido.]
[Y también puedes picar.]
[Sí.]
Después de una breve reunión, empezamos a escalar la montaña rocosa.
Fue entonces cuando me di cuenta, había una extraña aura envolviéndonos.
Era como un extraño verde intenso… Es un aura extraña, no ocurre nada si la tocas o la inhalas.
[¿Esta es? El aura del Orycuto.]
[Probablemente.]
Io asintió, después de avanzar más, estaba claro que las paredes habían cambiado.
A grandes rasgos, si todo lo que había hasta ahora eran rocas sin nada, este lugar parecía estar pintado con capas de pintura de diferentes colores.
“¡Será aquí!”— Cuando pensaba eso apareció.
[¡¡Es el Orycuto!!]
Io gritó.
[Bien, ¡Vamos allá!]
Agarré a Eleanor y salté hacia el Orycuto.
Eché un vistazo a las dos chicas.
Sus ojos mostraban que confiaban plenamente en mí.
[Eleanor.]
{¿Qué?}
[¡¡Voy a vencerlo, préstame tu fuerza!!]
Si están confiando en mí, quiero corresponderlas.

 


Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 22

Capítulo 22: Encontrando la fe.
Traducción/Edición: Unknown Soldier
[¡Mierda! Si es así, ¡¡Voy a ir a recoger más y más tickets de lotería!!]
El hombre hizo una expresión de frustración y salió corriendo de la sala de la lotería.
Más y más dice… Eso significa que va a recoger más de 100
¿……Qué hará para recolectar tantos? ¿Cómo ha conseguido conseguir 100?
Tan y como pensaba, le debería preguntar la próxima vez que me lo encuentre.

[Este es el cuarto premio, es la tarjeta de 50% de descuento.]
Lo que la encargada sacó fue una tarjeta dorada.
Bueno, parece completamente una tarjeta de crédito de color dorado, pero cuando la toco la textura es extraña.
[Si vas a comprar y enseñas esto, todo costará un 50% menos. Puedes usarla todo lo que quieras, pero ten cuidado porque sólo podrá ser usada por humanos.]
[Lo mismo que con la pluma eh. Entendido.]
Guardé la tarjeta de 50% de descuento.
Los 10 turnos restantes los hizo Eleanor, pero todos fueron Bolas Mágicas.
Después de ser capaz de comprar con un 50% de descuento, hay algo que tengo que probar.
Es ver cuanto tengo que gastarme en la compra para que me den tickets de lotería.
El precio estaba en 300 monedas gastadas.
Con el 50% de descuento, quiero probar si saldrá un ticket por cada 150 monedas.
No tenía más dinero porque lo había gastado todo de una sola vez, así que quería ganar 300 monedas.
Si me preguntáis que porqué 300 monedas, sería porque conseguir dos tickets por una compra de 300 monedas no es un malgasto. Si mi idea estuviera mal, habría malgastado un ticket en dos compras de 150 monedas.
Pensando en  eso, salí de la sala de lotería hacia mi mansión para moverme hasta  los prados donde están las vacas de montaña.
[¡¡Buenos días!!]
Una voz me llamó, era Io.
Io que estaba con su vestimenta de maga habitual se acercó a mí.
[Buenos días.]
[¿V-vas a salir hoy?]
[Sí, voy a cazar vacas de montaña… ¿Quieres venir?]
Recordé que Io y yo estábamos en el mismo equipo, así que la invité.
[¡Sí!]
Ella asintió con una estupenda sonrisa. Ya veo, por eso ha venido.
[Entonces vamos, acércate a mí.]
[¿Eh? Sí…]
Io estaba poniendo una cara extraña pero aun así se acercó a mí.
Saqué la Pluma de Teletransporte y nos fuimos a los prados de las vacas de montaña.
[…….Eeeeeeeeeeeh.]
Se sorprendió de sobre manera. Justo como esperaba.
[¿Dónde estamos? ¿Estábamos dentro del pueblo no?]
[Estas son las praderas donde aparecen las vacas de montaña. Hemos saltado con magia hasta allí.]
En realidad era un objeto, pero le dije que era magia.
[Saltado… Ese tipo de magia, nunca lo había escuchado antes.]
[Es una magia que sólo puedo usar yo.]
[Increíble… Ser capaz de usar esa magia.]
[Aunque sólo puedo saltar hasta sitios en los que ya haya estado.]
[¡¡Es increíble aun así!!]
Busqué a las vacas de montaña junto con Io que estaba muy impresionada.
Ahora que lo pienso, qué deberíamos hacer después de entrar en el equipo.
[¿Qué puedes hacer Io?]
[Puedo usar magia de ataque. Mi mejor magia es la de rayo. Toma algo de tiempo activarla, así que puede que cause algunos problemas.]
[Ahh, ¿el tiempo que la vanguardia necesita aguantar cierto? ¿El poder se incrementa con el tiempo también?]
[Su poder es sólo el de una magia normal, pero es un rayo, así que puedo atacar ignorando la defensa del enemigo.]
[Bueno es electricidad, eh.]
Estaba pensando ‘ya veo’. Magia de rayo eh, así que podría usarla, debería de decirle que me la lanzara.
En este mundo, existe la posibilidad de ser capaz de aprender una magia si te daban con ella.
Mientras charlábamos encontramos una vaca de montaña.
[Bien, 100 monedas para empezar.]
Saqué a Eleanor… pero la vaca estaba algo rara.
Después de verme dio un paso atrás, y de repente se dio la vuelta y echó a correr.
[¿…Eh?]
Me quedé pasmado. ¿Ha echado a correr?
Recobré el sentido, usé la Pluma de Teletransporte y fui a matar la vaca de montaña.
[¿Qué habrá pasado? Ahora mismo…]
Murmuré mientras miraba la vaca de montaña que acababa de vencer.
Por mi experiencia hasta ahora, creo que esta es una especie que no sabe cómo correr del peligro.
Su ferocidad, a pesar de se una ‘vaca’, y su personalidad eran como las de un jabalí furioso.
Es por eso que me sorprendió que saliera corriendo.
Mientras pensaba en eso Io se me acercó.
[Increíble… Es la primera vez que veo a un vaca de montaña salir corriendo.]
[Yo también estaba sorprendido. Bueno, vayamos a cambiar esto por dinero.]
Usando la Pluma de Teletransporte, con Io y la vaca nos movimos hasta la compañía mercante Andreu.
Dándole la vaca a un Andreu que cada vez era más respetuoso conmigo, me la cambió por una bolsa llena de dinero.
Al salir por la entrada me junté con Io.
[Kakeru-sama.]
Me llamaron justo cuando pensé en decir: ‘Bien vámonos’.
Cuando me di la vuelta Helen estaba allí.
Helen no vestía su vestido de princesa sino ropas ligeras, su pelo estaba agarrado en una coleta.
Sorprendentemente, su presencia era muy diferente. Era algo así como un disfraz.
[Helen eh. ¿Cómo es que estás así vestida?]
[Quería encontrarme contigo, así que me he escapado un poquito.]
[Ya veo… um.]
Me quedé mirando a Helen un buen rato.
Su look de princesa era precioso y hermoso, pero su apariencia ahora mismo también estaba bien.
Combinado junto a su elegancia, había cierto vigor mezclado y eso la hacía preciosa.
….Claramente, me quedé fascinado por su apariencia.
[S-se ve raro. Es la primera vez que me pongo algo así que realmente no se…]
Agarré la mano de Helen cuando se quedó mirando hacia abajo y le dí un abrazo.
[No son extrañas, te quedan bien.]
[Muchas gracias.]
Helen se sonrojó entre mis brazos. Casi me quedo pasmado con ella de nuevo.
[Vamos a ir a cazar un poco, ¿Quieres venir?]
[Iré contigo.]
Respondió Helen rápidamente.
Cuando miré hacia Io, esta se había quedado sin palabras.
[¿Io? ¿Qué ocurre?]
[K-Kakeru-san. ¿No es esa persona… Helen-sama?]
[Sí.]
[Estás así con Helen-sama…]
[Pues, así están las cosas.]
Cuando contesté, Io se sorprendió cada vez más.
[Con una princesa… Kakeru-san es increíble…]
[Sí, Kakeru-sama es una persona impresionante. Porque puede blandir la espada demoníaca Eleonor, ya que su corazón no titubea, y puede sacar a relucir todo su potencial. Hasta donde yo se, él es el único en toda la historia que ha conseguido esa proeza.]
[¿¡Eh!? ¿Eleanor?]
Io estaba sorprendida.
[Um, esto.]
Saqué a Eleanor.
{No me llames ‘esto’.}
Eleanor dijo algo pero la ignoré completamente.
[¡Eeeeeeeeeeh!]
Io gritó a pleno pulmón de lo sorprendida que estaba.
Eso hizo que todos los de alrededor empezaran a mirar así que le cerré la boca a toda prisa.
[¡¡¿E-esa espada, era Eleanor?!!]
[Sí eso es.]
….Era esta espada tan alucinante.
[Eleanor. Apareció a lo largo de la historia muchas veces liderando un ejército no muerto y fue la legendaria espada que llevó a la ruina unos cuantos imperios. A cambio de poder, se dice que destruye el corazón de su poseedor sin excepción.]
[Ya no hay un ejército, aunque sí un fantasma.]
Invoqué a Tanya a través de Eleanor.
[Hola, soy Tanya Chiakis sabes.]
La cara transparente de la sirvienta fantasma apareció delante de las dos.
Tenemos público así que la devolví rápidamente.
[Increíblemente fuerte… con ese tipo de relación con la princesa… usa la espada demoníaca con normalidad sin ser poseído… ¡¡Increíble!! ¡¡Kakeru-san es increíblemente increíble!!]
[[NT: Esta chica tiene problemas para expresarse…]]
Io usó esas palabras seguidas. Increíblemente increíble dijo, sentí que estaba al límite de quedarse sin palabras.
{Parece que ella está en algún tipo de trance, como si tuviera una fe extraña de algún tipo de culto.}
Eleanor se estaba riendo en mi cabeza.
Parecía como si de alguna manera eso fuera a ocurrir de verdad, ella me daba esa sensación.
Aun así no me siento mal por ello.

 


Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 21

Capítulo 21: Si al menos hubiera uno más
Traducción/Edición: Unknown Soldier
Por la tarde, baño de la mansión
Dentro del baño que tiene un tamaño en el que cabrían 20 personas, hice que Miu lavara mi espalda.
[*U~nsho*, *U~nsho*]
Envuelta en una toalla, Miu que me estaba lavando la espalda a fondo tenía una expresión muy

adorable y linda.

[Lávala un poco más fuerte.]
[¡¡Sí!!]
Después de que le ordenara, Miu empezó a hacerlo más fuerte, pero no duró mucho.
Su fuerza fue gradualmente reduciéndose, y con un *Fumyu~*  casi se dio por vencida.
Pero no se quejó en ningún momento.
De vez en cuando expira profundamente, deja de respirar y me la lava un poco más fuerte.
Con eso gana algo de ímpetu, pero se queda sin fuelle enseguida y la fuerza se desvanece.
Sé que lo está haciendo lo mejor que puede, así que no tengo quejas.
[¿Miu quieres algo?]
Le pregunté por decir algo, porque ganaré cada vez más dinero con el tiempo.
[*U~nsho*… ¿cosas que quiero…*U~nsho*… desuka?]
[Ahh, cualquier cosa que quieras.]
[¿De verdad…*U~nsho* … que cualquier cosa esta bien?]
[Sí, pide lo que quieras.]
Después de decírselo otra vez, Miu me contestó con timidez.
[Quiero… un estropajo, desu.]
[¿¿Un estropajo??]
[L-lo siento. Eso ahora mismo—-]
[No, no estoy enfadado. ¿Qué clase de estropajo?]
[Algo que sea como un guante, uno que sea fuerte, un rascador que cuando rasques salga mucha suciedad, un estropajo que sea muy bueno al tacto.]
Miu lo explicó.
Me emocioné mientras la escuchaba. Me emocioné pero…
[¿Cuánto cuesta?]
[Uhm, en monedas de cobre—-]
Ya me había esperado algo muy barato. Francamente si lo calculas, el precio debía rondar los 100¥.
[Mendigando al nivel de los cien eh.]
Instintivamente dejé escapar mi voz. Estaba así de confundido. (Miu también estaba confundida cuando dije ‘cien’.)
[[NT: Incluso yo estoy confundido eso…]]
[¿Está mal?]
[No, para nada. De hecho, deberías comprarlo, te he dado dinero para el día a día. Si es para cosas así no te contengas.]
[¡Sí!]
No tengo ojos en la espalda pero había sido una respuesta tan feliz que me la podía imaginar sonriendo de todo corazón.
El lavado de mi espalda continua.
De repente, escuché el sonido de alguien llamando a la puerta.
El sonido era en la entrada, y como Miu no pudo escucharlo, se lo dije.
[Miu, alguien está llamando a la puerta. Mira a ver quién es.]
[¡Eh! ¡¡E-entendido!!]
Miu salió del baño disparada, se puso sus vestimentas de sirvienta con rapidez y fue hasta la entrada al trote.
En medio de eso escuché como se cayó. Se la escuchaba sollozar un poco pero aun así llegó a la entrada.
Debería incrementar el número de sirvientas eh. Que esté Miu sola puede ser demasiado para ella.
Es una compra muy cara, así que debería pedir a Samaras una compra de al menos 300 monedas de plata para conseguir un ticket de lotería.
Un poco después, Miu volvió a toda prisa.
[Señor, tiene una visita.]
[¿Qué clase de persona es?]
[Uhmmm, alguien como un aventurero-desu.]
[…Ahh]
De alguna forma lo adiviné. Eso llegó de nuevo eh.
[Escucha lo que quiere. Si es sobre entrar a mi equipo, recházalo.]
[Entendido.]
Miu fue a la entrada como le dije y al rato volvió.
Tal y como pensaba, era un hombre que había venido para una invitación en mi equipo, y dijo que volvería.
Aunque venga seguiré rechazándolo.
Después de eso hice que Miu siguiera con mi lavado de espalda, y entré en la bañera sintiéndome bien.
Incluso dejé que me vistiera, me sentí muy relajado y descansado.
Al contrario que yo, Miu estaba exhausta.
[Miu.]
[Sí, que ocurre Señor.]
Al ser llamada por su nombre, se acicaló e hizo una postura con un sonido *Shaki~n* que fue adorable.
[Vamos a hacer *MofuMofu*]
[¡¡—-Sí!!]
Miu se sorprendió un instante pero rápidamente lo reemplazó con una sonrisa de oreja a oreja.
Esa noche, lentamente y a fondo, le hice *MofuMofu* a Miu.
Al día siguiente, salté hasta el lugar en el que luché contra los monstruos, y busqué concienzudamente por todos lados. Recogí los tickets de lotería.
Esos combinados con los que ya tenía por las compras, me fui rápidamente a echar suerte.
En la sala de lotería, ya había un visitante antes que yo. Era un hombre que me parecía familiar.
[Oh, tu eres el que aquella vez.]
[El tentáculos…]
El hombre fue el que consiguió el primer puesto en el distrito comercial antes que yo, y el que consiguió la habilidad ‘tentáculos’.
[Ya veo, tú también llegaste al mundo de fantasía.]
[Ahh.]
[¿Lo llevas bien?]
[Decentemente creo.]
[Decentemente eh. ¿Es eso también decentemente?]
Apuntó con su dedo detrás de mí. Señaló a Eleanor que estaba con su forma humana.
Estaba sonriendo, así que supongo que había malinterpretado algo.
No importaba, así que cambié de tema sin darle importancia.
[Entonces, como estás aquí, significa que tú también has recolectado tickets eh.]
[Ahh.]
[Ya veo. Lo siento pero yo he llegado antes y probaré suerte antes.]
[Sip.]
Después de que asintiera, el hombre se giró hacia la encargada.
Entonces le pasó los tickets de lotería—— un buen taco de ellos.
[Nee-chan, son 100 tickets.]
[Por favor espera un momento— Sí, ciertamente son 100 tickets. Por favor prueba suerte 110 veces.]
[Yo~sh, antes sólo fueron 30 tickets, así que esta vez definitivamente me tocará un premio.]
El hombre estaba lleno de entusiasmo, y yo quien le había escuchado hablar estaba muy sorprendido.
¿100 tickets, y 30 tickets antes?
¿Eso significa que ha recogido 130? Sólo han 20 desde mi lado y eso incluyendo los que he conseguido hoy, cómo lo habrá hecho.
… supongo que probablemente le deba preguntar como recoge tantos.
El hombre con entusiasmo, giró la máquina de lotería.
*GaraGaraGara*, *Goton*.
Después del sonido de la máquina de lotería al girar, se escuchó el de la bola caer.
Las negras no paraban de caer, y de vez en cuando alguna blanca aparecía.
La mayoría fueron premios de participación, parecía estar triste pero algunas blancas salieron.
Eso continuó—- 110 veces.
[¡¡Ahh, mierda!! Todos los turnos fueron fallos también esta vez eh.]
[Es una pena.]
[No hay nada que se pueda hacer, lo bueno es que las blancas han salido. Las usaré en las chicas caballero después eh.]
Creo que escuché algo atroz, pero pretendí que no lo había escuchado y me olvidé de ello.
El hombre recibió una bolsa y metió las bolas mágicas ahí.
Yo saqué los 10 tickets que tenía y se los pasé a la encargada.
[¿Sólo 10 tickets?]
Preguntó el hombre que estaba a mi lado.
[No pude recolectar más que estos.]
[Lo estás menospreciando demasiado. ¿Me has vista a mí antes verdad? No puedes hacer nada con sólo 10 tickets.]
[Cierto.]
Hice una expresión de resentimiento, después de ver eso se me quitaron las ganas de probar suerte.
Me había esforzado mucho para llegar hasta aquí, así que pensé en recuperar la bola blanca que había utilizado y volver a casa.
Pensando en eso giré la máquina de lotería.
*GaraGaraGara*, *Goton*.
[¿¡…Eh!?]
[¿¿¡No es posibleeeeeeeeee?!!]
El hombre se agarró la cabeza angustiado y gritó a pleno pulmón.
En el primer turno lo que salió fue —- una bola de color amarillo.
La campana de mano sonó.
[Enhorabuena, es el cuarto premio.]
La encargada me felicitó, el hombre gemía sin parar.
Detrás de mí Eleanor, que había estado viendo el transcurso de la situación, con un *¡Pu!* dejó escapar una risilla en voz baja.

 


Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 20

Capítulo 20: Equipo de Harén

Traducción/Edición: Unknown Soldier

De vuelta en Roitzen, interior del edifico del gremio, en una habitación extremadamente lujosa.
[He escuchado la historia.]
Andreu, quien me había guiado, dijo.
Tenía una expresión orgullosa.

 

[Al parecer hiciste una actuación propia de un Señor Demonio.]
[No te preocupes no fue para tanto.]
[No digas tonterías. Incluso desde una estimación conservadora, la actuación de Yuuki-sama ha sido equivalente a la del trabajo de unos cuantos de cientos de personas. Los aventureros, contando tanto los que decían cosas buenas como los que decían cosas malas, opinan de la misma forma.]
Hay cosas malas siendo contadas eh.
[O mejor dicho, ¿Estará eso bien? Ese sitio fue sellado, pero algo hecho sobre la marcha, ¿No se acabará rompiendo?]
Recordé a Marie y pregunté.
Fiona también decía que no había nada allí antes, y que Marie se puso así de repente.
Comparado con aquel entonces, ahora hay una presencia sellada allí así que el peligro habrá aumentado.
Cuando pregunté eso, Andreu me contestó con una cara muy seria:
[Si es sobre eso, el gremio lo está tratando como su más alta prioridad. Asignaremos aventureros que sean al menos de rango B para que monitoricen y vean si ocurre algo. Francamente, si Yuuki-sama no hubiera estado y si la primera línea se hubiera roto, teniendo en cuenta la distancia, la velocidad y el tiempo de regeneración de los monstruos, Roizen y Reiusu habrían caído.]
{Eso si tienen suerte. Mi ejército una vez traspasó el imperio de punta a punta. Si se les da tiempo el país probablemente estaría en la ruina.}
Eleanor estaba alardeando sutilmente. La castigaré más tarde.
Al ver la cara seria de Andreu, le pregunté sobre lo que estaba más preocupado:
[¿Vais a hacer patrullas? Eso está bien, ¿Pero no sería mejor si desapareciera en vez de sellarlo?]
[Esa fue la parte problemática, estamos buscando la forma. Es una misión de alta prioridad que estamos pidiendo a los aventureros afiliados al gremio. Es un gran déficit pero no nos queda otra.]
[Si así están las cosas, yo también buscaré algo por mi parte.]
[Haz eso por nosotros.]
Los ojos de Andreu brillaron, tenía una expresión de agradecimiento por decir que lo haría.
[Aunque sólo en mi tiempo libre. Honestamente, tengo muchas cosas de las que encargarme ahora mismo.
[Eso será suficiente para nosotros. Podemos esperar más de Yuuki-sama en su tiempo libre que del resto de los aventureros.]
Me estaba alabando demasiado.
Pero bueno, entendí la historia. Sentí lo serio que estaba Andreu cuando hablaba.
[Y sobre eso…]
Andreu por alguna razón, se puso un poco reticente. ¿Hay algo de lo que le cueste hablar?
[Qué es.]
[Sería lo mejor para nosotros si Yuuki-sama siguiera afiliado al gremio tal y como está ahora.]
[¿Al gremio?]
[Sí. Como ya sabes el gremio gana logros cada vez que se realiza una misión con éxito, y el estatus del gremio se ve reflejado en la fama conseguida por los aventureros que estén afiliados.]
Para ser sincero no sabía nada sobre eso, pero lo entendí más o menos.
[Nuestro gremio desde hace mucho tiempo no ha tenido un aventurero que pudiera ser el aventurero ‘Estrella’.]
[¿Qué pasa con Alexis?]
Cuando pregunté eso, Andreu negó con la cabeza lentamente.
[Él es un luchador habilidoso pero no ha conseguido ninguna hazaña memorable. Y por su personalidad, tiene el récord de conseguir fallar en el momento más importante.]
[Ahh, esa clase de persona existe eh.]
[Por eso, convertirle en la ‘estrella’…]
Andreu eligió sus palabras y me miró.
‘Alexis no es lo suficientemente bueno, pero si es él…’, esa era la cara que estaba poniendo.
A decir verdad, no me hacía sentir mal, si no todo lo contrario.
[Por supuesto, pagaremos la recompensa correspondiente. Nuestro gremio tiene servicios en otros pueblos.]
Era una sugerencia bastante importante. Pero no una mala.
Acepté la sugerencia de Andreu y me mantendré afiliado al gremio como hasta ahora.
La reunión terminó y salí del gremio.
Ya había oscurecido e intenté teletransportarme a la mansión.
[¡Disculpa!]
Fui llamado por una voz.
Cuando me giré, vi a una aventurera que parecía una maga.
[Tú…. De antes.]
Recordaba su cara, pero no escuché su nombre.
[¡Mi nombre es Io Akos!]
Io Akos
[Io eh. Yo soy Yuuki Kakeru, Kakeru será suficiente.]
[Kakeru-san… Muchas gracias por lo de antes.]
[Um. ¿Estás mejor?]
[Sí, porque fui salvada por Kakeru-san.]
[…Pareces tener heridas.]
Señalé su brazo envuelto en una tela arrancada con manchas de sangre.
Parecía como si sólo le hubieran dado los primeros auxilios.
[¿No te lo has curado adecuadamente?]
[¡Lo siento! Quería encontrarme con Kakeru-san así que…]
[Espera un segundo.]
Saqué una bola mágica (blanca) de mi bolsillo.
La usé en Io. La bola brilló con una luz cálida que envolvió todo su cuerpo.
[¿Qué tal ahora?]
[Qué tal dices… ¿eh? La herida]
Io estaba sorprendida. Se quitó la tela, su piel era suave, la herida no podía verse por ningún lado.
Era la primera vez que usaba la bola mágica pero los efectos son sorprendentes eh. Bueno, ya decía ‘A parte de la muerte todo podrá ser curado de alguna manera’, así que era bastante convincente.
[¿Ha sido Kakeru-san? ¿Eres capaz de usar Magia de Recuperación?]
No era exactamente magia, pero explicarlo era un fastidio, así que ignoré su pregunta y actué despreocupadamente.
Io estaba sorprendida, sus ojos brillaban, estaba muy afectiva.
[El caso, ¿Para qué querías encontrarme?]
[¡Sí! Uhmmm…]
Io lo estaba diciendo con dificultad y titubeos. *MijiMoji*
Finalmente se decidió y dijo:
[¡¡Por favor déjame entrar en el equipo de Kakeru-san!!]
Inclinó la cabeza ágilmente y me preguntó.
Estaba un poco sorprendido.
¿A mi equipo? Quiero decir, ¿Tengo un equipo?
Crear un equipo eh, era algo que nunca había pensado.
[Uhmmm, ¿No es posible?]
Io levantó la cabeza y me preguntó modestamente. Sus ojos eran como los de un cachorrito abandonado.
[No, ha sido inesperado así que estaba sorprendido. Es porque no había entrado en ningún equipo hasta ahora, y Io ha sido la primera que me ha preguntado.]
[Ha sido la primera vez…]
Io por alguna razón, puso una expresión sutil de felicidad.
Pensé sobre eso.
Las razones para rechazarla, y las razones para crear un equipo.
Las razones para rechazarla… ‘realmente hay alguna razón’, no encontraba ninguna aun pensando cuidadosamente.
Razones para crear un equipo. Si realmente iba a crear a un grupo y otra persona iba a ser invitada en vez de invitar hombres, una chica mona y preciosa sería mejor.
Por esa razón, Io daba el perfil. Su look de maga era un poco sencillo, pero aún así su apariencia era muy decente.
Esa Io estaba mirándome fijamente esperando mi respuesta.
[De acuerdo, hagamos un equipo.]
[¡¡—-!! ¡¡¡Muchas gracias!!!]
Io estaba feliz, era como si le hubiera tocado el premio gordo de la lotería.
[Hablaremos de los detalles mañana. Ven a mi mansión.]
[¡Sí!]
Le dije el sitio, entonces Io y yo nos separamos.
Un equipo con una chica eh. Um. Si lo pienso detenidamente, empecé a emocionarme.
Con ese sentimiento de emoción volví a la mansión.
Por cierto, algunos aventureros que de alguna manera escucharon mi conversación, me estaban esperando en la puerta de mi mansión.
Sus ojos estaban brillando  *KiraKira*. Había otros que estaban gritando ‘te admiro’ en sus ojos…. Pero todos eran hombres, así que los rechacé a todos.