Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 21

Capítulo 21: Si al menos hubiera uno más
Traducción/Edición: Unknown Soldier
Por la tarde, baño de la mansión
Dentro del baño que tiene un tamaño en el que cabrían 20 personas, hice que Miu lavara mi espalda.
[*U~nsho*, *U~nsho*]
Envuelta en una toalla, Miu que me estaba lavando la espalda a fondo tenía una expresión muy

adorable y linda.

[Lávala un poco más fuerte.]
[¡¡Sí!!]
Después de que le ordenara, Miu empezó a hacerlo más fuerte, pero no duró mucho.
Su fuerza fue gradualmente reduciéndose, y con un *Fumyu~*  casi se dio por vencida.
Pero no se quejó en ningún momento.
De vez en cuando expira profundamente, deja de respirar y me la lava un poco más fuerte.
Con eso gana algo de ímpetu, pero se queda sin fuelle enseguida y la fuerza se desvanece.
Sé que lo está haciendo lo mejor que puede, así que no tengo quejas.
[¿Miu quieres algo?]
Le pregunté por decir algo, porque ganaré cada vez más dinero con el tiempo.
[*U~nsho*… ¿cosas que quiero…*U~nsho*… desuka?]
[Ahh, cualquier cosa que quieras.]
[¿De verdad…*U~nsho* … que cualquier cosa esta bien?]
[Sí, pide lo que quieras.]
Después de decírselo otra vez, Miu me contestó con timidez.
[Quiero… un estropajo, desu.]
[¿¿Un estropajo??]
[L-lo siento. Eso ahora mismo—-]
[No, no estoy enfadado. ¿Qué clase de estropajo?]
[Algo que sea como un guante, uno que sea fuerte, un rascador que cuando rasques salga mucha suciedad, un estropajo que sea muy bueno al tacto.]
Miu lo explicó.
Me emocioné mientras la escuchaba. Me emocioné pero…
[¿Cuánto cuesta?]
[Uhm, en monedas de cobre—-]
Ya me había esperado algo muy barato. Francamente si lo calculas, el precio debía rondar los 100¥.
[Mendigando al nivel de los cien eh.]
Instintivamente dejé escapar mi voz. Estaba así de confundido. (Miu también estaba confundida cuando dije ‘cien’.)
[[NT: Incluso yo estoy confundido eso…]]
[¿Está mal?]
[No, para nada. De hecho, deberías comprarlo, te he dado dinero para el día a día. Si es para cosas así no te contengas.]
[¡Sí!]
No tengo ojos en la espalda pero había sido una respuesta tan feliz que me la podía imaginar sonriendo de todo corazón.
El lavado de mi espalda continua.
De repente, escuché el sonido de alguien llamando a la puerta.
El sonido era en la entrada, y como Miu no pudo escucharlo, se lo dije.
[Miu, alguien está llamando a la puerta. Mira a ver quién es.]
[¡Eh! ¡¡E-entendido!!]
Miu salió del baño disparada, se puso sus vestimentas de sirvienta con rapidez y fue hasta la entrada al trote.
En medio de eso escuché como se cayó. Se la escuchaba sollozar un poco pero aun así llegó a la entrada.
Debería incrementar el número de sirvientas eh. Que esté Miu sola puede ser demasiado para ella.
Es una compra muy cara, así que debería pedir a Samaras una compra de al menos 300 monedas de plata para conseguir un ticket de lotería.
Un poco después, Miu volvió a toda prisa.
[Señor, tiene una visita.]
[¿Qué clase de persona es?]
[Uhmmm, alguien como un aventurero-desu.]
[…Ahh]
De alguna forma lo adiviné. Eso llegó de nuevo eh.
[Escucha lo que quiere. Si es sobre entrar a mi equipo, recházalo.]
[Entendido.]
Miu fue a la entrada como le dije y al rato volvió.
Tal y como pensaba, era un hombre que había venido para una invitación en mi equipo, y dijo que volvería.
Aunque venga seguiré rechazándolo.
Después de eso hice que Miu siguiera con mi lavado de espalda, y entré en la bañera sintiéndome bien.
Incluso dejé que me vistiera, me sentí muy relajado y descansado.
Al contrario que yo, Miu estaba exhausta.
[Miu.]
[Sí, que ocurre Señor.]
Al ser llamada por su nombre, se acicaló e hizo una postura con un sonido *Shaki~n* que fue adorable.
[Vamos a hacer *MofuMofu*]
[¡¡—-Sí!!]
Miu se sorprendió un instante pero rápidamente lo reemplazó con una sonrisa de oreja a oreja.
Esa noche, lentamente y a fondo, le hice *MofuMofu* a Miu.
Al día siguiente, salté hasta el lugar en el que luché contra los monstruos, y busqué concienzudamente por todos lados. Recogí los tickets de lotería.
Esos combinados con los que ya tenía por las compras, me fui rápidamente a echar suerte.
En la sala de lotería, ya había un visitante antes que yo. Era un hombre que me parecía familiar.
[Oh, tu eres el que aquella vez.]
[El tentáculos…]
El hombre fue el que consiguió el primer puesto en el distrito comercial antes que yo, y el que consiguió la habilidad ‘tentáculos’.
[Ya veo, tú también llegaste al mundo de fantasía.]
[Ahh.]
[¿Lo llevas bien?]
[Decentemente creo.]
[Decentemente eh. ¿Es eso también decentemente?]
Apuntó con su dedo detrás de mí. Señaló a Eleanor que estaba con su forma humana.
Estaba sonriendo, así que supongo que había malinterpretado algo.
No importaba, así que cambié de tema sin darle importancia.
[Entonces, como estás aquí, significa que tú también has recolectado tickets eh.]
[Ahh.]
[Ya veo. Lo siento pero yo he llegado antes y probaré suerte antes.]
[Sip.]
Después de que asintiera, el hombre se giró hacia la encargada.
Entonces le pasó los tickets de lotería—— un buen taco de ellos.
[Nee-chan, son 100 tickets.]
[Por favor espera un momento— Sí, ciertamente son 100 tickets. Por favor prueba suerte 110 veces.]
[Yo~sh, antes sólo fueron 30 tickets, así que esta vez definitivamente me tocará un premio.]
El hombre estaba lleno de entusiasmo, y yo quien le había escuchado hablar estaba muy sorprendido.
¿100 tickets, y 30 tickets antes?
¿Eso significa que ha recogido 130? Sólo han 20 desde mi lado y eso incluyendo los que he conseguido hoy, cómo lo habrá hecho.
… supongo que probablemente le deba preguntar como recoge tantos.
El hombre con entusiasmo, giró la máquina de lotería.
*GaraGaraGara*, *Goton*.
Después del sonido de la máquina de lotería al girar, se escuchó el de la bola caer.
Las negras no paraban de caer, y de vez en cuando alguna blanca aparecía.
La mayoría fueron premios de participación, parecía estar triste pero algunas blancas salieron.
Eso continuó—- 110 veces.
[¡¡Ahh, mierda!! Todos los turnos fueron fallos también esta vez eh.]
[Es una pena.]
[No hay nada que se pueda hacer, lo bueno es que las blancas han salido. Las usaré en las chicas caballero después eh.]
Creo que escuché algo atroz, pero pretendí que no lo había escuchado y me olvidé de ello.
El hombre recibió una bolsa y metió las bolas mágicas ahí.
Yo saqué los 10 tickets que tenía y se los pasé a la encargada.
[¿Sólo 10 tickets?]
Preguntó el hombre que estaba a mi lado.
[No pude recolectar más que estos.]
[Lo estás menospreciando demasiado. ¿Me has vista a mí antes verdad? No puedes hacer nada con sólo 10 tickets.]
[Cierto.]
Hice una expresión de resentimiento, después de ver eso se me quitaron las ganas de probar suerte.
Me había esforzado mucho para llegar hasta aquí, así que pensé en recuperar la bola blanca que había utilizado y volver a casa.
Pensando en eso giré la máquina de lotería.
*GaraGaraGara*, *Goton*.
[¿¡…Eh!?]
[¿¿¡No es posibleeeeeeeeee?!!]
El hombre se agarró la cabeza angustiado y gritó a pleno pulmón.
En el primer turno lo que salió fue —- una bola de color amarillo.
La campana de mano sonó.
[Enhorabuena, es el cuarto premio.]
La encargada me felicitó, el hombre gemía sin parar.
Detrás de mí Eleanor, que había estado viendo el transcurso de la situación, con un *¡Pu!* dejó escapar una risilla en voz baja.

 


Anuncios

8 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s