Long Live Summons! – Capítulo 72

Capítulo 72 – Viendo a través con visión divina
Traducción/Edición: Unknown Soldier
[[ ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!! (Aunque un poco tarde :P)
Siento no haber podido publicar casi nada estas navidades, pero he estado liado entre unas cosas y otras… Por lo menos he conseguido que este capítulo entrara hoy. En cuanto a los otros capítulos, el de WGO lo tengo al 80% más o menos por lo que seguramente lo publique dentro de poco si tengo tiempo. En cuanto a los demás no me ha sido posible todavía, aunque estoy intentando hacer un hueco.
 
Resumiendo, me temo que no me va a ser posible retomar el mismo ritmo de las publicaciones como había tenido hasta ahora, aunque intentaré que no se demoren mucho más a partir de este momento. En fin, se hace lo que se puede.
 
¡Disfrutad del capítulo! 
 
~Unknown Soldier~
]]

“Vosotros deberíais conseguir una bestia mejor antes.” Esta frase de Yi Nan hizo que todos salieran corriendo hasta la tienda de bestias.

Ye Kong no tenía una bestia, y las bestias de los hermanos Li eran una basura. Si no conseguían una buena bestia, sin mencionar las misiones en cadena, incluso la prueba del Corazón de Roble del laberinto Piedra Negra sería algo superior a sus fuerzas. Originalmente, Yue Yang sólo los contrató para buscar a Yue Bing. Como la misión ya había sido completada, si otro grupo los contrataba, seguramente cobrarían la comisión y se despedirían. Sin embargo, Yue Yang sentía que Ye Kong y los otros,  a pesar de no ser de gran ayuda en la batallas, serían de gran ayuda a la hora de saber sobrevivir en la torre Tong Tian, ya que tenían más experiencia que Yue Bing o Yi Nan. Con su participación, hacer las misiones en cadena sería mucho más fácil.

Por tanto, Yue Yang decidió quedarse con Ye Kong y los otros.

En cualquier caso, Ye Kong seguía siendo un genio que estaba en su mejor momento. Si no fuera porque perdió su bestia, ¿Cómo iba a convertirse en alguien tan miserable?

Los niveles de las bestias de los hermanos Li eran bajos, y había un límite de la fuerza de la que podían ser previstos después de fusionarse con ellas. Sin embargo, las técnicas de los hermanos Li no estaban tan mal y eran resistentes. Podían ser comparados con Hui Tai Lang que tenía la vitalidad de una cucaracha. Aunque no podrían mantener la primera línea, podían ser usados para hacer trabajos manuales.

Con respecto a Gordito Hai que tenía un grimorio de invocación, la opinión de Yue Yang era la peor de todas. Este tipo no tenía ninguna experiencia y era un completo inconveniente para él.

La única ventaja era que podía ser usado como escudo humano.

Si Yue Yang necesitaba a un persona para que recibiera los golpes por él y ser un escudo humano, Gordito Hai era sin lugar a dudas, el mejor escudo de carne disponible.

Después de recoger las 100 monedas de oro como recompensa por la expedición al Abismo, Yue Yang, junto con Yue Bing, Yi Nan, Ye Kong, Gordito Hai y los otros, fueron a la tienda de bestias ‘Cien Rugidos’.

En cuanto entraron a la tienda, Hui Tai Lang, que era de rango Bronce nivel 5 provocó que todas las bestias adultas de la tienda se aterrorizaran y se tiraran al suelo, en silencio y sumisas…

Sólo en ese momento Yue Yang se dio cuenta de lo extraño que era para un guerrero normal conseguir una bestia de rango Bronce nivel 5.

“Podemos empezar con quinientas monedas de oro al contado. Si aceptas, tú y tus amigos seréis clientes VIP de nuestra tienda de por vida, teniendo un 20% de descuento en todas vuestras compras. También os daremos un huevo de una bestia de rango Bronce nivel 4 como regalo, para compensar vuestra pérdida. Cada uno de vuestros amigos podrá elegir una bestia gratis, y siempre y cuando alguno de nuestra gente sea capaz de hacer un contrato con este Lobo Demoníaco de Dos Cabezas, os pagaremos inmediatamente otras quinientas monedas de oro.” El pálido gordo encargado de la tienda, intentó convencer desesperadamente a Yue Yang para que vendiera a Hui Tai Lang. Los empleados de la tienda eran astutos y despiadados. Al ver que Hui Tai Lang era una bestia de gran calidad valorada en cinco estrellas o más, no se separaban de Yue Yang. Con tal de comprar a Hui Tai Lang, estaban tan dispuestos a lo que fuera que podría decirse que incluso morirían por ello.

“Encargado, tu manera de pensar es demasiado inocente. ¿De verdad cree que podría conseguir un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas por sólo mil monedas de oro?” Dijo Yi Nan burlona.

“Será un placer negociar con vosotros un precio. Podemos sentarnos y discutirlo tranquilamente.” El encargado acompañó sus palabras con una sonrisa.

“No lo venderemos sin importar cuánto nos ofrezcas.” Yue Bing lo rechazó contundentemente.

“Tiene que quedarte claro que hemos venido a comprar bestias y no a venderlas. Si no quieres hacer negocio, nos iremos a otra tienda de bestias.” A pesar de que Yue Yang no había contratado a Hui Tai Lang, le había acompañado durante mucho tiempo. Sentía que tener a este listo pero glotón perro a su lado, haría que su existencia fuera un poco más interesante.

Sin un saco de carne con el que apaciguar su ira, ¿Qué haría en el futuro?

Además, esta era un bestia que había cultivado con sus propias manos, ¿Cómo iba a ser posible para él venderla a otras personas? Yue Yang nunca lo diría abiertamente, pero él nunca vendería a Hui Tai Lang.

Como el encargado no podía hacer nada al respecto, sólo podía meterle prisa. Si Yue Yang quisiera vender a Hui Tai Lang en un futuro, ya tendría tiempo de ir a buscar al encargado. Este insistió que no le importaría ser molestado aunque  estuviera acostado con una mujer en mitad de la noche.

En la tienda ‘Cien Rugidos’, las bestias disponibles eran de rango normal y de nivel 3 o inferior. Sólo había un puñado de bestias de nivel 4, sin ni siquiera contar las bestias de rango Bronce.

Después de mirar las bestias durante mucho tiempo, a Yi Nan y a Yue Bing no les gustó ninguna.

En los corazones de Ye Kong y los otros, sintieron que tampoco había bestias buenas. Pero teniendo en cuenta la situación, no se atrevieron a poner el listón muy alto.

“Tener un Gran Babuino de nivel 3 no está tan mal. Además, es de tipo refuerzo, como era mi Rey Simio Dorado antes.” Cuando dijo esto, el corazón de Ye Kong empezó  a dolerle. Si su Rey Simio Dorado siguiera vivo, ¿Cómo iba a gustarle siquiera este Gran Babuino de nivel 3? Este Gran Babuino era ya completamente adulto, y seguramente no sería capaz de subir de nivel en toda su vida. A pesar de que un nivel 3, que no era un nivel considerablemente bajo, al no tener la opción de subir de nivel, sólo causaría desesperación en las personas. ¿Estaría realmente condenado a ser un guía que trabajaba prácticamente gratis, el resto de su vida? Cuando era joven, él tenía sus propios sueños de éxito y sus padres tenían puestas sus esperanzas en él.

“Queremos estos dos Lobos de Viento. Ya tenemos Ratones Hoces de Viento para reforzarnos. Si añadimos unos Lobos de Viento para asistirnos, nuestra fuerza aumentaría significativamente.” Li Qie y Li Gie tenían unos deseos más realistas. Sentían que esos Lobos de Viento eran su golpe de suerte.

Si no fueran conocidos de Yue Yang, no tendría nada en primer lugar.

Ahora, al menos eran guerreros honrados que habían participado en una contienda en el Abismo. Aunque no mataron ni un sólo demonio, al menos habían entrado en el Abismo.

¿Cuántos mercenarios han tenido siquiera la oportunidad de contraatacar contra al Abismo? Los hermanos Li sentían que no iban a tener ninguna gran hazaña en su vida y por eso trabajaban como mercenarios para ser contratados. Esa era la única vida que podían pensar que les daría una cierta estabilidad. Para un chico como Yue Yang que podía incluso matar un General Demonio por sí solo, ¿Acaso necesitaría tener a unos mercenarios que le hicieran el trabajo pesado?

Yue Yang frunció el cejo al escuchar lo que dijeron los hermanos del clan Li.

Se giró hacia el encargado y preguntó: ¿Tienes huevos de bestia de mejor calidad por aquí?”

El encargado se quedó mirando a Hui Tai Lang. Cuando escuchó a Yue Yang, un plan se formó en su mente: “Por favor, id a ver los huevos de bestia. Podéis elegir el huevo que más os guste, todos serán gratis siempre y cuando estéis dispuestos a venderme a Hui Tai Lang. Sea lo que sea que busquéis, podemos conseguirlo.”

A pesar de que los huevos eran de una calidad mayor que las bestias adultas, el precio también era diez veces más alto.

Mirando los huevos, Ye Kong se sintió mejor. Encontró un huevo con un gran potencial. Cuando naciera, su crecimiento no sería muy diferente al de su Rey Simio Dorado. Estimó que era un Simio Demoníaco Extremidades de Hierro de 4 estrellas o más. En cuanto a los otros dos huevos de rango Bronce, nacerían un Tigre de Guerra Rugido de Viento y un Lobo Sombra, pero sus precios excedían las cien monedas de oro. Eso era algo inimaginable para ellos.

La recompensa por su contienda en el Abismo era de sólo cien monedas de oro. No sólo eso, él y los hermanos Li no habían ayudado en nada, sólo fueron allí a darse un paseo.

Ser capaz de conseguir un Simio Demoníaco Extremidades de Hierro, era lo más que podía pedir.

Yue Yang aún así negó con la cabeza: “Son una porquería, ¿No tienes otros huevos de bestia?”

El encargado casi se ahogándose pensó: ¿¡No te da dolor de espalda hablar de esa forma tan arrogante!? Tienes un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas de rango Bronce nivel 5, por supuesto que todos son una porquería. Pero si cualquier otro guerrero viera un Lobo Sombra y un Tigre de Guerra Rugido de Viento de rango Bronce, no importaría cuánto los quisieran o babearan por ellos, nunca serían capaces de conseguirlos.

Sin embargo, estos VIPs habían venido aquí. El encargado aún usaba su mejor actitud servicial, acompañada de una sonrisa, para sacar las joyas de su tienda.

La joya de la corona de esta tienda estaba valorada en quinientas monedas de oro.

Era una Pantera Rayo Demoníaca, un huevo de rango de Bronce. Que tras ser analizada veinte veces con resultados idénticos, tenía una valoración de 4 estrellas.

Los maestros de la evaluación de bestias, las autoridades en esa área, creían que su nivel final de evolución era el rango Bronce nivel 4 o más. Si comía muchos cristales demoníacos de tipo eléctrico durante mucho tiempo, sería capaz de subir hasta el nivel 5. La única pega era que su tiempo de maduración era muy largo. Se estimaba que serían unos tres años, y su crecimiento sería demasiado estable. Las oportunidades de que sufriera una evolución variante y se convirtiera en rango Plata era casi nula. Aunque esto no era mucho con respecto a todas las cadenas de tiendas de ‘Cien Rugidos’, en este piso, era la joya de la corona.

“No la quiero, es una basura.” Usando su Visión Divina, Yue Yang había visto a través del huevo de bestia. No sólo Hui Tai Lang, sino que incluso el huevo de bestia que obtuvo del caldero del Templo de Aries era muy superior a este huevo, era como si compararas el cielo con la tierra.

El huevo que obtuvo allí estaba valorado en cinco estrellas.

Esta Pantera Rayo Demoníaca de la que se decía que valía cuatro estrellas, en realidad era de tres y media. Fallaba completamente al intentar alcanzar los estándares de las cuatro estrellas. La única razón por la que estaba marcada como cuatro estrellas, era porque no existía una medición para las medias estrellas. Se podía decir que esta Pantera Rayo Demoníaca, dentro de la evaluación de las cuatro estrellas, era la peor de todas.

El encargado casi escupe sangre en ese momento: “ Señorito, ¿Cómo puede decir que es basura? Es de cuatro estrellas… ¿Dices cinco estrellas? ¿Quién vendería huevos de bestias de cinco estrellas en una tienda? Si fuera así, el país les daría prioridad y los compraría. Las grandes familias, también las comprarían por grandes cantidades de oro. Si quieres huevos de cinco estrellas, debes de estar al menos en el tercer piso de la torre Tong Tian o más alto. ¿Cuántas estrellas tiene el huevo de bestia de tus manos? Usaré un cristal para evaluarlo… Oh Dios, ¿Cinco estrellas? Voy a desmayarme…”

La idea original de Yue Yang era la de encontrar una buena bestia para Yue Bing. Pero al echar un vistazo a su alrededor, vio que todas las bestias eran una basura. Estaba sorprendido, pero inmediatamente le dio el huevo que estaba sujetando, a Yue Bing.

Después de evaluar el huevo lleno de energía, el encargado de los ‘Cien Rugidos’ se desmayó en ese mismo sitio.

¿Cómo podía traer este tipo un Lobo Demoníaco de Dos Cabezas de rango Bronce nivel 5 y sacar un huevo de bestia de cinco estrellas?

¿Acaso el príncipe de un país se mostraría tan normal con estas bestias de tanta calidad?

¿Quién demonios era él?

“Tercer Hermano Mayor, espera. No se me dan bien las bestias que no son de tipo planta. No la quiero, por favor… quédatela.” Yue Bing le devolvió el huevo de bestia a Yue Yang.

“Yo también voy a desmayarme.” Gordito Hai escupió una cascada de saliva.

“¿Y qué tal probar suerte? Ye Kong y los demás, seleccionar un huevo de bestia y huevo del caos, y ved la reacción que sucede al fusionarlos. Si no sale bien, entonces mala suerte para vosotros.” Lo que Yi Nan acababa de describir, era una apuesta muy peligrosa. A los mercenarios normales nunca se les ocurriría hacer esto. Normalmente esto era realizado por los soldados de élite de un ejército, quienes bajo el deseo de volverse excepcionales, se la jugarían de esta manera tan extrema poniendo sus vidas por delante.

Un huevo del caos, era un huevo sin nombre que no tenía un embrión.

Nadie sabía de que tipo era ni la reacción que resultaría al fusionar una bestia con eso.

Con una probabilidad del cincuenta por ciento, los dos se rechazarían mutuamente, haciendo que la fusión fallara y que la bestia muriera en el acto… Con una probabilidad del treinta por ciento, las habilidades de la bestia se verían afectadas por el huevo del caos y su fuerza se debilitaría hasta más no poder y el huevo no tendría efecto.

Con sólo un cinco por ciento, el huevo del caos se fusionará exitosamente con la bestia haciendo incrementar su fuerza o forzándola a una evolución variante.

También se decía que había un 0,01% de oportunidades de que el huevo del caos tuviera una compatibilidad extremadamente buena con la bestia, provocando  que la evolución variante subiera de nivel después de la fusión. Al incrementar el nivel, podría incluso cambiar de rango normal a rango Bronce.

Durante miles de años, un incontable número de personas intentaron este tipo de fusión una infinidad de veces. Pero a parte de algunas personas con suerte, prácticamente todas las fusiones terminaron en tragedia.

Una oportunidad del 0,01% es parecido a la desesperación de las personas.

Tomando como ejemplo la tienda de bestias ‘Cian Rugidos’, nadie había conseguido obtener una evolución variante dentro de ella en los últimos cincuenta años. El único tipo con suerte que lo consiguió fue algo memorable de hace 50 años.

“Apostemos.” Las manos de Ye Kong temblaban pero agradecidamente asintió a las palabras de Yi Nan.

Esta era la oportunidad para darle la vuelta a su suerte. Sin el oro suficiente, él sólo podía confiar en su suerte. Ya se había convertido en una persona inútil de todas formas. Siempre y cuando tuvieran un atisbo de oportunidad, él apostaría por esa oportunidad. Si apostaba por el Simio Demoníaco de Extremidades de Hierro para que se convirtiera en uno de rango Bronce. Entonces lo recuperaría todo. Sus sueños de cuando era joven, las esperanzas de sus padres, todo eso sería concedido. Siempre y cuando los cielos no se dieran por vencidos con él y le dieran una gran mala suerte.

A Yue Yang le entró la curiosidad. ¿Así que había este tipo de azar?

Si ese era el caso, entonces podría poner sus Ojos Divinos ha trabajar.

Viendo lo respetuoso que era el encargado por fuera y su ridícula expresión, Yue Yang estaba furioso. ¿Quería que falláramos? En ese caso, encontraré el apropiado y te pondré furioso.

Ye Kong estaba tan nervioso que todo su cuerpo temblaba. Sostenía el huevo del Simio Demoníaco de Extremidades de Hierro en sus manos mientras miraba los huevos del caos, sin saber cuál sería la opción correcta.

Sólo tenía un oportunidad.

Esta jugada, incluso fallando, le costaría dos posiciones en su cuota de invocación.

Si elegía incorrectamente, entonces su vida estaría acabada completamente…

“¿Tan difícil es elegir? ¡Este parece bueno!” Yue Yang cogió un huevo del caos sin pensárselo y se lo pasó a Ye Kong. Esa actitud tan descuidada, era como su hubiera cogido una judía del suelo para tirarla. El grupo estaba completamente sorprendido por sus actos. Esto, ¡Esto no era para tomárselo a broma! ¡Uno debe de ser muy cuidadoso! Una vez que un huevo del caos se fusionara con una bestia, no existiría la posibilidad de echarse atrás. Si la bestia estaba viva o moría, o si era buena o mala, todo se dejaba a la suerte.

Pero quién iba a saber que Yue Yang poseía el regalo de los Ojos Divinos a nivel 2. De hecho, mucho antes de que empezaran a elegir sus huevos, él ya había encontrado los huevos del caos más compatibles de entre el montón.

Aunque sus movimientos parecían descuidados, a la hora de la verdad, sólo eran para engañar al astuto encargado.

Si dejaba ver a ese tipo que sabía cuáles eran los huevos del caos más compatibles del montón, no dudaría en exigir que la diera a Hui Tai Lang o subir el precio de los huevos cien veces.

“Tercer señorito, yo… ¡Yo confío en ti!” Viendo la brillante sonrisa de Yue Yang, Ye Kong se sintió con suerte y aliviado. Apretando los dientes, decidió creer en Yue Yang. Usó algo de fuerza para morder y poner su tembloroso dedo sobre los huevos, y dibujar el mismo patrón de contrato. Finalmente, suprimiendo el miedo en su corazón, cerró los ojos e hizo el contrato con ambos huevos.

El resultado se vería claramente en un segundo.

Si la fusión era compatible, o si la bestia moría o si resultaba ser una basura, si había aumentado su fuerza o si había conseguido hacer su evolución variante, se mostraría inmediatamente en sus ojos.

Un pilar de luz dorada apareció entre los dedos de Ye Kong. El encargado se quedó con la boca abierta, la abrió tanto que hasta podría caber una bestia de guerra. Era un milagro que no había visto en 50 años. Hoy, había experimentado un milagro delante de sus ojos.

“La evolución variante ha sido un éxito. Es, es un Rey Simio King Kong de rango Bronce. Tercer señorito, mi, la vida de este Ye Kong, ha sido devuelta gracias a tus manos.” La primera reacción de Ye Kong fue arrodillarse a los pies de Yue Yang, abrazando sus piernas. Estaba tan sentimental que no pudo contenerse y empezó a llorar gritando. La jugada había sido un éxito. Desde este momento, el tullido Ye Kong había conseguido finalmente una nueva vida.

Los sueños que tuvo, las esperanzas de sus padres, todo podía empezar de nuevo.

Ahora, por fin podía tener la dignidad de volver a ver a sus padres… Por fin, no tenía unos ojos llenos de desesperación. Ahora, había sido agraciado con una nueva vida, una vida que era igual que la tuvo antes.

Yue Yang hizo una sonrisa torcida.

Esto fue sólo el comienzo. Él usaría sus Ojos Divinos mucho más. Aunque esos huevos del caos fueran extremadamente complicados de encontrar, el de Ye Kong ‘por casualidad’ era compatible.

Con los Ojos Divinos para ver a través de ellos, ¿Acaso habría algún miedo de no encontrar el nuevo que fuera más compatible si los buscaba continuamente?

Su hermana menor Yue Bing, junto con Yi Nan, necesitaban bestias fuertes. ¿Por qué no usar este ‘azar’ para conseguirles el mejor huevo de bestia para ellas?

Con esta meta en su corazón, Yue Yang ayudó a Ye Kong, y preparó algunas frases de consuelo por si acaso. Por otro lado, vio como el huevo que tenía Gordito Hai en las manos hacía otra reacción extraña… Este huevo del caos era raro, era completamente diferente a todos los otros huevos del caos.

Esa, ¿Qué tipo de bestia era esa?

Y, ¿Qué efecto tendrá?


Anuncios

4 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 72

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s