Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 13

Capítulo 13: Ejército No Muerto
Traducción/Edición: Unknown Soldier
{¡Khu! Qu, qué eres tú.}
Preguntó la espada demoníaca. Incluso cuando estaba recogiendo los tickets, hizo algunas cosas, intentndo poseerme.
Pero como no le está yendo bien, ha empezado a perder la compostura.
[Soy Yuuki Kakeru.]
{¡¡No te estoy preguntando el nombre!! Estoy preguntando qué eres. Porqué no puedo poseerte.}
[Aunque me preguntes eso…]
Me pregunto porqué.
{Es la primera vez que no puedo poseer a un humano. ¡Mu! Tú, ese color de alma.}
[¿Eh?]
{¿Cuál es ese color, eres realmente humano?}
[Soy un simple humano normal…]
¡Ah!  A lo mejor no soy ‘normal’ después de todo. Puede que ser un humano de un mundo diferente tenga que ver con eso.
{Este color… ¿Es el mismo que el del Gran Conquistador Rodotos…? No, es más que eso……}
La espada demoníaca estaba murmurando cosas. *ButsuButsuButsu*
[Bueno entonces,  tengo que saber qué hago contigo.]
{¿¡Mu!?}
Tal y como pensé, ¿Debería romperte en dos? Mmmmm]
{No me subestimes, humano. Aunque no pueda poseerte, tengo otras muchas formas de matar a alguien como tu.}
[¡Eh!]
Me pilló de improviso, y sorprendido. Algo estaba llegando, coloqué mi postura.
Y entonces, la espada demoníaca brilló. Una maléfica—- luz oscura fue emitida.
En el siguiente instante, la tierra tembló y algo salió de ella.
Un espíritu maligno vistiendo una túnica, esqueletos armados y zombis gruñendo.
Se le podría llamar como—-.
{Este es el ejército no muerto que arrasó el Imperio Retoria. Espíritus Malignos, ¡¡Matad a este hombre!!}
[¡Khu! Esta estaba desprevenido.]
{A-jajajajajaja}
Una risa a todo pulmón resuena en mi cabeza.
El ejército no muerto empezó a atacar.
Pegaré puñetazos—- pensé, pero recordé lo que tenía en la mano.
Espada demoníaca. Es la que ha invocado a esos, pero sigue siendo una espada.
[…]
Probé y usé la espada. Al esqueleto que estaba en la vanguardia, lo corté.
Partí su casco, y partí al esqueleto en dos.
[¡Oh! Esto funciona eh.]
{¡Qué! ¡¡Qué estás haciendo!! ¡¡Como te atreves a usarme contra mis propios sirvientes!!}
Se estaba quejando, pero la ignoré y les pegué con la espada demoníaca.
Me acerqué a los esqueletos y les partí los huesos.
Al cortar al espíritu maligno, también corté su túnica.
…Los fluidos corporales son asquerosos, así que quemé a los zombis con magia de llama.
Derroté a los monstruos atacantes.
{Mira que ignorar la historia de una persona… Bueno, ¡¡Qué te parece esto!!}
Después de decir eso, la espada demoníaca se hizo más pesada. Casi la suelto.
Como usando un cuchillo para cortar tofu, la espada demoníaca se clavó en el suelo sólo con su peso.
{Fujajajaja, Qué te parece. También puedo hacer esto. Peso tanto como un Dragón Gigante ahora mismo.
[¿Dragón Gigante? No me digas eso, qué le ha pasado a la ley de conservación de masas.]
…No era algo que se usara en un mundo de fantasía pero no pude evitar decirlo.
{Bueno, qué harás ahora, ¿No me vas a soltar eh? ¿Esto es bueno también? El ejército no muerto, mientras tú me coges hará—}
[¡¡Funwroah!!]
Poniendo fuerza en mis caderas, saqué la espada demoníaca con el poder de mi voluntad.
Si que parece pesar, pero no llega al nivel ser TAN pesada.
Como en lanzamiento de martillo, usando la fuerza centrífuga, moví la espada a mi alrededor.
¡¡Musou ha vuelto!! Les dí una paliza mayor al ejército no muerto.
{T-tú, ¡¡Eso es absurdo!! ¿¡Cómo puede levantarme, acaso no soy pesada!?}
[Eres pesada por supuesto, no lo ves.]
Si no lo fueras no la estaría usando así.
{¡¡No es para algo así!!}
La espada demoníaca se quejó todavía más.
Después de aplastar a los esqueletos atacantes (paré de contarlos por todos lo que había), ví algo brillar en el suelo al lado de los huesos.
Es una luz familiar—- es un ticket de lotería.
Ya veo, también aparecen si derrotas monstruos así.
Mi motivación aumentó, e incrementé el ritmo de destrucción.
Ese ‘ejército’ como lo había llamado, cuando los vencí a todos, el sudor me recorría al espalda.
Al final, me dediqué a recoger los tickets de lotería que había por el suelo.
Como había notado, 1 ticket aparecía cada 100 monstruos probablemente. El porcentaje de aparición sería algo por el estilo.
{Tú, qué haces desde hace un rato.}
Preguntó la espada demoníaca.
[A qué te refieres con ‘qué’… Estoy recogiendo esto.]
Moví el ticket con una mano mientras seguía sosteniendo la espada con la otra.
No hubo respuesta, pero dentro de mi mente, sentí como si a la espada demoníaca le pasara algo.
…ella no puede verlos.
Me pregunto si el único que puede ver estos tickets de lotería soy sólo yo. Lo preguntaré cuando entre a la sala de la lotería la próxima vez.
Eso pensé, pero esa ‘próxima vez’ llegó inesperadamente pronto.
Después de recoger todos los tickets, los junté con el que tenía de antes y había exactamente 10 tickets de lotería.
10 tickets más la bonificación, puedo probar suerte 11 veces con esto.
Pensé en probar suerte lo antes posible.
Me pregunto cómo llegar allí, ¿Debería andar sin rumbo?
Quiero ir, mientras pensaba eso en mi cabeza, anduve sin rumbo por el bosque con la espada demoníaca.
Cuando de repente, me di cuenta de que el paisaje había cambiado.
De un bosque oscuro, de repente entré en una habitación.
La sala de la lotería, el encargado también estaba allí.
Llegué eh.
Me acerqué al encargado… de la máquina de lotería.
[Hola, he venido a usar la lotería.]
[Cliente, si trae personas no afiliadas, estaremos en un aprieto.]
Dijo el encargado por alguna razón, cuando me miró.
[¿Eh? ¿Persona no afiliada? Pero si no venía con nadie.]
[¿Entonces quién es esa persona?]
El encargado señaló detrás de mí.
Cuando me di la vuelta, vi a una niña pequeña.
La niña pequeña, de unos 5 años, tenía puesto un vestido, ella estaba sorprendida y se miraba las manos.
[Esta apariencia… Es mi apariencia de cuando yo era humana.]
[¿Yo?]
Era un pronombre en primera persona, y el tono me resultaba familiar. A lo mejor esta niña pequeña es—-.
[No tengo ni idea de lo que está pasando—- pero si es así puedo poner mis manos encima tuya. ¡¡Muereeee!!]
La niña empezó a correr… pero la paré sin problemas.
Colocando una mano delante, paré su cabeza.
Lo que la niña hizo fue… un golpe de teléfono.[1]
Parecía muy bueno, uno que le pegaba a ella, un golpe de teléfono muy mono.
Un golpe de teléfono que no llegaba una niña pequeña que tenía los ojos llorosos.
La niña se echó para atrás.
[¡¡Khu!! Han pasado varios cientos de años desde que tuve un cuerpo físico. Pero ahora mismo, no me tienes como espada por lo que te voy a derrotar con espíritus malignos.]
[¡Mu!]
[¡¡Adelante Ejército No Muerto!!]
Levantó los brazos. Y me preparé.
*Shi~~n*
No pasó nada.
[¡¡Porqué!! ¡¡Porqué no aparecen!!]
[…]
Relajé mi postura. Me dí cuenta de lo que pasaba.
No, no sabía porqué se había convertido, pero entendí que en este momento ella no podía hacer nada.
Fue por eso que la dejé de lado.
[Disculpe, he recogido 10 tickets así que déjeme probar suerte.]
[No me ignores otra veeeeeeeeeeeezzz]
Fui golpeado por detrás.
*PokaPoka* *PokaPoka*
¡Khu! Esto sí que es un desafío y no lo de antes.

[1] Se ve sobretodo en los animes, es cuando un personaje más pequeño intenta pegar a uno más grande pero es parado por el grande, y el pequeño no es capaz nada más que de mover sus brazos en círculos sin poder llegar. (Al parece ese es el nombre que tiene en inglés, aunque no he encontrado ninguna foto de ello :/ )

Anuncios

3 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s