Long Live Summons! – Capítulo 57

Capítulo 57: Robando Huevos
Traducción: Unknown Soldier
Cuando la moneda de oro fue tirada al aire, Yue Yang no la cogió.
Cayó al suelo, y el lado con el fundador del imperio Da Xia, ‘El Gran Monarca’, miraba hacia arriba. Esto era cara.
“Es justo si es a la mejor de tres:” Viendo que no era cruz, Yue Yang estaba un poco molesto. Solo sería posible cortar al monstruo de nueva cabezas mientras esperaba a Yue Bing. Porque si esperaba a que saliera, puede que no pudiera matar al monstruo.
Aunque ella era su hermana pequeña y que no pasaría nada si se lo dijera, si era posible guardar su secreto, era mejor no contarle nada.

Ella no era el tipo de persona que no sabía lo serio que era el asunto y se contaría a todo el mundo, pero ella era muy joven y su corazón demasiado puro. Si un enemigo la engañara, ella picaría fácilmente… Mas aún, había muchos novatos en el continente del Gran Dragón con toda clase habilidades inherentes. Si había una que pudiera ver a través de las personas, Yue Bing no tenía la habilidad inherente Contramedida, y tampoco era buena mintiendo. Qué pasaría la persona que viera a través de ella fuera el nuevo Ranker Innato, entonces la familia entera de la hermosa mujer estaría en peligro.

Giró la moneda una vez más y nuevamente fue cara.
“Mierda, esta no cuenta. Una última vez y ya realmente tomaré mi decisión.” Yue Yang decidió tirar cruz.
En la tercera tirada, la moneda fue tirada al aire y tras caer en el suelo, mágicamente cayó sobre el barro. Toda la moneda esta sostenida sobre su canto. La probabilidad de que pasara esto hizo que Yue Yang se quedara perplejo, pero rápidamente giró la moneda con la cruz mirando hacia arriba, entonces la cogió: “Así que la voluntad del cielo quiere que mate al monstruo de nueve cabezas mientras espero. Está bien, ya que es de acuerdo con la voluntad del cielo, lo llevaré a cabo.”
Hui Tai Lang estaba un poco perplejo mientras miraba a su amo. De repente sintió que había aprendido mucho de su amo.
Yue Yang le pateó. “Si estás tan asustado, entonces quédate aquí y espera. Cuando haga al monstruo de nueve cabezas a la parrilla no te daré ni un poco.
Hui Tai Lang rápidamente expresó su obediencia y movió su cola para ser el alcahuete de Yue Yang.
Aunque no se quedó para esperar a Yue Bing, Yue Yang movió un gran trozo de roca, lo colocó frente al pilar de cristal y con grandes letras escribió: ‘Yue Bing, espera a que vuelva. A pesar de que nos e pudiera decir que era un hermano cualificado, el al menos no se olvidaba completamente de su hermana pequeña. Su curiosidad era simplemente demasiado fuerte, y quería aprender más sobre el monstruo de nueve cabezas.
Por supuesto, si Yue Yang fuera a pelear contra el monstruo de nueve cabezas, su fuerza de combate sólo estaría compuesta por la pequeña Wen Li, lo que hacía que no fuera suficiente.
La Vaca Barbárica no podía ser invocada en este momento, y la Sombra Gigante necesitaba estar al margen unos días. Hui Tai Lang de rango bronce nivel 4 no estaba mal, pero un monstruo de nueve cabezas adulto era de rango bronce nivel 7, por lo que la diferencia era significante.
Además, el monstruo de nueve cabezas no tenía ningún miedo de ser asaltado… Era diferente de la Quimera de Tres cabezas del Templo de Aries. ¿Exactamente cómo iba a luchar contra el monstruo de nueve cabezas hoy?
“¿Te creías que no tenía una forma de luchar así?” Para el sinvergüenza de Yue Yang, luchar contra el monstruo de nueve cabezas en la Charca Sangre de Demonio era como empezar una pelea con un colegio cercano durante el horario de clase. Esto era el territorio de alguien. Sin importar lo increíble que fuera, uno podía ser fácilmente derrotado con tácticas que usen mares de gente. Yue Yang no haría algo tan estúpido. El no atacaría de frente, pero eso no significaba no tuviera otras formas de atacar. La gente veía al Quinteto de Ratones Marioneta Buscadores de Oro como algo sin ninguna utilidad en combate, pero con la ayuda de Yue Yang estas cinco armas divinas se podían usar para hacer trampa.
La Charca Sangre de Demonio era completamente carmesí miraras donde miraras.
El aire cargaba con un ligero olor sospechoso.
Sin embargo no era el olor de la sangre, Yue Yang reconoció que probablemente fuera el asqueroso hedor corporal del monstruo de nueve cabezas.
El monstruo de nueve cabezas vivía en la Charca Sangre de Demonio desde hacía ya un tiempo. Toda esta esta interminable ciénaga se había impregnado con su hedor. Todos los incontables insectos demonio y bestias salvajes habían sido erradicados. Lo único uqe se podía ver era una maraña de serpientes de todos los tamaños que andaban por el barro.
“Sed buenos y buscar el nido del monstruo de nueve cabezas. Si no está en casa, robad un huevo.”
Cuando Yue Yang era pequeño leyó en un manhwa sobre dos ratones que robaron un huevo de gallina. Un ratón lo cargaba mientras el otro le tiraba de su cola para que fuera más fácil robarlo. Esto caló hondo en él. Ahora el estaba usando a al Quinteto de Ratones, ya que sus atributos de agua y tierra le permitiría moverse donde sea dentro del barro. Con esto Yue Yang decidió mandar a dos y mandarlos para fueran a robar un huevo de monstruo de nueve cabezas y que se lo trajeran.
El Ratón Dorado con el atributo de agua era muy rápido en la ciénaga, como un pez nadando en el mar.
El Ratón Dorado con atributo de tierra era un poco más lento pero por mucho.
Yue Yang usó su consciencia para controlarlos, era tan divertido como usar un coche radiocontrol. Como era de esperarse del trabajo del Genio Fantasma Yue Gong, estos Ratones Marioneta eran muy habilidosos y fáciles de manejar. Sus habilidades eran perfectas, podían resistir fuego, agua y no requerían mantenimiento ni recargas, convirtiéndolos en un servicio de calidad ‘con tres veces más garantías’.
Era de verdad un equipamiento muy bueno que era necesario para cuando viajabas fuera de casa o explorabas el mundo de la caza de tesoros.
Tras una hora de búsqueda, los dos Ratones Buscadores de Oro terminaron de registrar dos tercios de todo el dominio de la charca Sangre de Demonio y descubrieron seis monstruos de nueve cabezas. Dos de ellos eran todavía jóvenes y sólo tenían tres. Los otros dos estaban cerca de la madurez y ya tenían las seis cabezas, los dos restantes, eran el padre y la madre, y estaban durmiendo en su guarida. No reaccionaron en ningún momento al acercarse los ratones, porque eran ratones sin habilidades de combate y poca vida, incluso si los monstruos de nueve cabezas se dieran cuenta, seguramente pensarían que los ratones son piedras que se mueven… Si un monstruo de nueve cabezas fuera tan inteligente como un humano, se preguntarían cómo podían moverse dos rocas hinchadas.
[[NT: Supongo que ya os habréis dado cuenta, este tipo de monstruo siempre se ha llamado Hidra o Hydra, pero al parecer el autor es reacio a poner nombres cortos.]]
Pero los monstruos de nueve cabezas todavía no habían evolucionado esas mentes inteligentes. Además el movimiento del Quinteto de Ratones era muy ligero y encubierto, por lo que no llamaban la atención.
Como era de esperar había huevos en la guarida.
Sin embargo, los huevos del monstruo de nueve cabezas era excepcionalmente grande, así que los ratones no tenían ninguna forma de llevárselos.
“No pienses que no puedo hacer nada. En este mundo hay cosas que se llaman redes.” Yue Yang creó una simple y rápida red entretejiendo cañas negras que nacían cerca de la marisma. A pesar de que esta red era muy fea, podía sostener una piedra grande sin problemas.
Hui Tai Lang miró a la red que Yue Yang llamó ‘China Unicom’ con interés. Sentía que había llegado el momento de que mostrara sus habildades.
[[NT: China Unicom es el teleoperador de China.]]
Yue Yang le pateó. Esta red no se iba a usar para pescar peces, sino para robar huevos. Los huevos del monstruo de seis cabezas eran de rango Oro. Cuando naciera, sería un cachorro de rango Oro, y podría llegar a venderse por miles de monedas de oro en una subasta. Simplemente piensa todo lo que se podría comprar con tanto dinero. Para alguien como Yue Yang, al que el dinero le volvía loco pensó que así a China Unicom no le faltaría el dinero.
Por supuesto, esperar que los ratones trajeran en la ‘China Unicom’ el huevo protegido de monstruo de nueve cabezas era imposible.
Tenía que sacar al monstruo de su guarida.
Había lleagdo el momento de usar a Hui Tai Lang como cebo.
Hui Tai Lang no tenía ningún problema sobre tierra seca, pero correr por tierra embarrada para atraer al monstruo de nueve cabezas hacía que sus piernas se sintieran débiles.
“Tipejo que no sirve para nada, tienes que pensar en el lado positivo. Sólo piensa en esto, si conseguimos robar un huevo de monstruo de nueve cabezas, entonces tendremos un cachorro de rango Oro. Eso significa muchas y brillantes monedas de oro, lo que también implica toneladas de huesos con carne. ¿Lo entiendes? Además, ¿Para qué sirve un monstruo de nueve cabezas? En un momentito, los mataré uno tras otro y haré una barbacoa con ellos. Para de temblar y sal de aquí ahora mismo. Si no, lo que haré en la barbacoa serán tus piernas.” Yue Yang pateó a Hui Tai Lang al fango.
No había nadado ni 100 metros dentro de la charca Sangre de Demonio y ya había alertado a dos monstruos de nueve cabezas adultos. Esto asustó tanto a Hui Tai Lang que empezó a correr por su vida hacia la orilla.
Por suerte, los monstruos de nueve cabezas no tenían interés en la carne de lobo y no se molestaron en seguirlo.
Yue Yang estaba rabioso. Había advertido a Hui Tai Lang que si se atrevía a nadar de vuelta lo ataría y lo convertiría en cecina… Hui Tai Lang estaba muy asustado y rápidamente reptó fuera del fango. Una vez más empezó a ladrar incesantemente, sus ladridos se escucharon por toda la charca. Esta vez todos los monstruos de nueve cabezas fueron alertados. Hui Tai Lang no se atrevió a volver a nada, si no que estaba vez salió hacia la otra dirección. Afortunadamente había algunos lugares en los que el barro estaba bastante duro y eso le permitía correr más o menos estable.
Si no, los monstruos de nueve cabezas ya le habrían alcanzado y comido de un bocado hace un buen rato.
Los Ratones Buscadores de Oro sintieron que no todos los monstruos salieron a perseguir a Hui Tai Lang. El más grande, la madre monstruo de nueve cabezas se quedó en el nido y no se iba.
Yue Yang no estaba dispuesto a que la pequeña loli, su pequeña Wen Li, corriera por el pantano.
Apretó los dientes, se rasgo la ropa y se tiró al fango el mismo.
Si hubiera sido antes de cruzar dimensiones, ni cien como él servirían para un bocado, sin embargo, ahora era un Ranker innato que había aprendido los Tres Estilos Misterioso. Aunque no era capaz de andar sobre el agua sin mojarse, podía pisar sobre trozos de fango y andar bastante bien, dándole la sensación de una ‘pierna de hierro flotando en el barro’. Originalmente era el exquisito o incomparable Arte de la Espada de la Diosa de la Espada Celestial, peo cuando era él quien lo usaba, de repente parecía mucho mas imperfecta.
Su apariencia hizo que la monstruo guardiana de nueve cabezas se agitara. Sus nueve cuellos salieron de debajo del pantano y bailaron salvajemente mientras escupían grandes cantidades de ácido negro por sus bocas en la dirección de Yue Yang.
El ácido negro salía disparado como si fueran balas, poniendo a Yue Yang en una situación muy comprometida. Estaba muy sorprendido, rápidamente se retiró para atrás.
Inesperadamente, tan pronto como Yue Yang salió corriendo, la monstruo de nueve cabezas volvió a proteger el nido. No tenía la intención de correr tras él. Yue Yang la maldijo por dentro, y empezó a correr hacia ella gritando muy alto para llamar su atención. Su determinación le hacía provocarla hasta el final.
Por el bien de robar un huevo, Yue Yang y Hui Tai Lang, amo y sirviente, se tomaron turnos para sacar a los monstruos de nueve cabezas.
Bajo la charca Sangre de Demonio, dos Rtaones Dorados usaron la ‘China Unicom’ para sacar el enorme huevo fuera, y empezaron a nadar a una velocidad verdaderamente lenta. Basándose en su velocidad, probablemente les tomaría otras dos horas llegar a la orilla.
“Dios mío, querer ganar un poco de dinero es muy duro.” Yue Yang corrió dando vueltas y vueltas hasta casi caerse exhausto.
Sin embargo, no estaba dispuesto a darse por vencido en el huevo que estaba apunto de robar. Apretó los dientes y perseveró.
¡Todo esto era para conseguir un huevo de monstruo de nueve cabezas!

Anuncios

3 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s