Long Live Summons! – Capítulo 53

Capítulo 53: Está decidido, ¡Mintamos!
Traducción: Unknown Soldier
[[NT: Perdonad el retraso del capítulo, esta semana he estado algo liado con las clases y no he podido terminarlo antes. Sin más dilatación os dejo con el capítulo.]]
Para Yue Yang el mapa secreto del tesoro estaba más seguro en su bolsillo.
Estaba bastante satisfecho con las ganancias esta vez. No solo había conseguido la campana dorada, la Runa de la Ceguera y un mapa secreto del tesoro, sino que también había subido de nivel su habilidad [Visión Divina]. De hecho esto era lo que le hacía más feliz de todo. Se debe saber que la noble aspiración de Yue Yang era subir las limitaciones de su [Visión Divina] y ser capaz de ver a través de la ropa, de poder espiar bajo la ropa de las chicas hermosas en cualquier momento o lugar…

Lo único que hacía que le doliera un poco su corazón, era que había tenido que gastar 15 monedas de oro para adquirir el mapa secreto del tesoro, dejando su cartera tiritando. Esto había causado que el antes rico tercer señorito del clan Yue ahora estuviera muy cerca de la bancarrota.

Saliendo del ring de lucha, Yue Yang vio que Hui Tai Lang estaba rodando por el suelo, parecía tener mucho dolor.
¿Podría ser que este perro se hubiera atiborrado de la carne del cadáver de la serpiente pera poder calmar su enfado por ser tragado antes?
Pero descubrió que no era por eso cuando miró más atentamente. La energía demoníaca dentro de Hui Tai Lang se había fusionado mejor gracias a la pelea. Con el añadido de la carne de la cabeza de serpiente de la Quimera de rango oro nivel 6, su nivel subió.
Había subido al nivel 4 del rango bronce, desde el nivel 3.
Por supuesto, la causa de su dolor era el incremento del nivel.
Yue Yang vio que Hui Tai Lang parecía estar ahogándose con algo, y pensó que podría tratarse de un hueso de la serpiente que se le habría quedado atascado en la garganta. Cuando abrió su boca para investigar, vio un cristal verde que era más grande que un puño.
¿Era eso un Cristal Demoníaco?
¿De dónde había salido?
Yue Yang entonces vio el agujero en la cabeza de la serpiente que había hecho Hui Tai Lang y se dio cuenta de lo que había pasado. Enfadado, de dio una patada voladora furiosa a este perro bastardo avaricioso.
“Hui Tai Lang, realmente tienes agallas. No ha sido nada fácil para mí derrotar a esta bestia, ¿y encima te atreves a robarme mi Cristal Demoníaco? Esta era la primera vez que YO conseguía un cristal tan preciado como este. Sin embargo, tú ya le habías puesto el ojo encima sin decir nada. ¡Te mereces ahogarte hasta la muerte!” Con la patada de Yue Yang, Hui Tai Lang voló más de diez metros y cayó al suelo con un gran estruendo. Sin embargo, la patada le había salvado ya que se la había sacado con el impacto. Tras casi morir, Hui Tai Lang no le dio más importancia al cristal de la serpiente demoníaca. Rápidamente se puso en pie, mordió el cristal y se lo trajo a Yue Yang moviendo el rabo. Al ver que había un poco de babas en el cristal, rápidamente lo limpió y miró a su dueño con una mirada sincera que le hacía parecer decir: ‘Sólo-quería saber-cómo-sabía.’
Con respecto a Hui Tai Lang, Yue Yang pensaba que era gracioso y ridículo.
Si hubiera venido diez minutos más tarde, reconoció que este tipo podría haber sido la primera bestia del continente del Gran Dragón que había tenido la tan mala suerte de haberse ahogado al intentar tragarse un Cristal Demoníaco por su avaricia, sin poder siquiera celebrar su incremento de nivel y morir miserablemente.
Había tenido suerte. Si Yue Yang hubiera decidido examinar el mapa secreto del tesoro dentro de la sala, Hui Tai Lang ya estaría criando malvas.
Los monstruos habían sido derrotados, y los tesoros recolectados. Yue Yang se preparó para irse muy contento cuando de repente se golpeó su frente. Ah, todavía necesito la prueba del completado.
Las luces brillaban dentro de la puerta secreta eran cálidas y claras, pero aun así no hacían daño a la vista.
En frente, había dos estatuas de seres como diosas hermosas. Una de ellas sostenía una preciosa bandeja bañada en oro que contenía unas cuantas bolas de color blanco que emitían una luz cálida. La otra estatua tenía las ojos tapados, la mano izquierda en su corazón y en su mano derecha había una balanza de color dorado.
Tras poner la tarjeta de cristal en la parte derecha de la balanza, no hubo ninguna reacción, así que la puso en el otro lado.
Tras ponerla en el lado izquierdo de la balanza, inmediatamente emitió una luz arcoíris.
Las bolas blancas de la bandeja se iluminaron de inmediato, emitiendo una rayo de luz brillante hacia la Vaca Barbárica y Hui Tai Lang. El rayo que le cayó a la vaca era más grande que el de Hui Tai Lang. Cuando ambos fueron bañados por la luz, las bolas blancas se oscurecieron. Finalmente se convirtienron en gigantescas bolas de cristal que habían usado todo su poder. Yue Yang extendió su mano con avaricia queriendo quedarse con el cristal, pero el poder del Guardián de la Ley se previno hacerlo, incluso utilizando toda su fuerza fue incapaz de moverla.
Había un tiempo límite si la puerta secreta se cerraba, vete a saber qué consecuencias tendría.
Ya que Yue Yang no quería quedarse encerrado en esta habitación secreta toda su vida, extendió su brazo para recoger su tarjeta y salió corriendo.
Solo cuando volvió al portal que le había enviado allí, fue cuando Yue Yang dejó escapar un suspiro de alivio. El pensó que cuando lo estaba retando esta vez, su preparación mental no fue suficiente. Al principio lo estaba retando con una actitud de ‘juguemos y veamos hasta dónde llego, lo que le causó tener peligros por todos lados.
Sin embargo, tras hacer este reto con ignorancia y sin miedo, había ganado mucha experiencia. Si lo volvía a retar, el estimaba que lo pasaría fácil.
Los Doce Templos del Zodíaco hacían honor a su nombre de se las pruebas más duras y anormales. Eran lo suficientemente difíciles como para hacer que la gente se pusiera frenética, pero tras terminar de retarlas con éxito, la cantidad de puntos ganados también fueron muy altos. Yue Yang había visto las tarjetas de bronce de Ye Kong, Li Qie y a los hermanos Li. Todos los puntos que tenían acumulados eran muy inferiores con los que había ganado Yue Yang al terminar un reto. Con lo referente a los premios por completar el desafío, ¿Qué era esa luz blanca? Yue Yang invocó su grimorio y vio que las habilidades de la Vaca Barbárica y de los otros no habían cambiado de ninguna forma. Sólo el atributo ‘Poca Consciencia’ fue añadido, lo que le hizo tan feliz que pensaba que estaba soñando.
En este mundo de numerosas bestias espirituales, ¿Cuál sería la habilidad más difícil de subir=
Sin duda alguna era la consciencia.
¿Porqué se evaluaba con tanta estima que una bestia espiritual tuviera la habilidad de tener una forma humanoide? La razón era que al convertirse en humanos, las bestias podían conseguir consciencia mediante la evolución. ¿Porqué algunas bestias que no eran débiles, sino que eran más fuertes que las bestias del mismo nivel, pero aún así la gente les daba una puntuación y las llamaba Bestias Esforzadoras? La razón era que las bestias eran estúpidas ya que no tenían consciencia.
Otra forma de verlo sería la diferencia entre un humano y un mono.
La Vaca Barbárica originalmente no tenía consciencia, ella sólo sabía con chocar contra su oponente tontamente. Por completar el desafía del Templo de Aries, el Guardián de la Ley le había subido su consciencia. Por supuesto, Yue Yang estaba extremadamente contento. Con consciencia, sería mucho más fácil para ella entender los comandos, su habilidad de comprender sería mejor y sería más fácil de tener ideas comunes. Con consciencia, el podría enseñarle algunas habilidades de combate simples.
“Debo guardar todos los tesoros, no puedo dejar que nadie los vea.” A Yue Yang no le importaban las otros, esta temía que la hermosa chica vestida de seda, la patrona de ciudad Luo Hua, lo viera.
Esta patrona le daba a la gente un aire de ‘peligro’. Aunque no era tan peligrosa como la belleza de grandes pechos que conoció en el campamento Shang Wu, esta chica no sería alguien fácil de tratar.
Ella seguía siendo una Patrona de Ciudad.
La gente como los patrones de ciudad o señores, dentro del continente del Gran Dragón eran la presa fuerte dentro de los débiles, y en el mundo los Rankers eran respetados, estos puesto sólo podían ocuparse por Ancianos de nivel 6.
En otras palabras, esta patrona de ciudad Luo Hua, la chica vestida de seda, era al menos un Anciana de nivel 6. En todo el continente del Gran Dragón, ella también era una persona sobresaliente. Cuando Yue Yang no tenía ningún tesoro con él, no era ningún problema, pero ahora que había conseguido un tesoro, tenía que ser cuidadoso. No quería que ella acabara enterándose de su fuerza real por culpa de los tesoros que sacara al terminar.
[[NT: Supongo que no había dudas, pero por si acaso lo aclaro, el hecho de que alguien sea Anciano/a de nivel 6 no implica que sea viejo/a, sino que sólo es el nombre del título que obtienen.]]
Tras haberse teletransportado fuera, Yue Yang no vió a la patrona de ciudad Luo Hua, sino que vio a Ye Kong y a los otros que le miraban como si un milagro hubiera caído del cielo.
“¿No estás muerto?” preguntó Ye Kong estúpidamente.
“¡No me digas!” Yue Yang dio un bufido de mal humor.
“¿De verdad no has muerto? ¿Cómo, cómo es esto posible?” La boca del capitán de la guardia de armadura de oro estaba tan abierta que la Quimera de Tres Cabezas podría caber dentro.
“…” Yue Yang se quedó sin palabras, y sintió que las reacciones exageradas eran absurdas. Curioso contestó con una pregunta: ¿Porqué cuando otras personas vienen a retarlo está bien, pero si yo voy dentro moriré definitivamente?”
“Porque incluso cuando los retadores eran Rankers de nivel 5, ninguno de ellos había sido capaz de salir con vida después de dos horas. Tu eres el primero, no eso está mal, tu eres sólo un Aprendiz de nivel 1 y no un Gran Maestro de nivel 5… Puedes decirnos, ya que estuviste tres horas ahí, qué has estado haciendo? ¿Has estado hablando con la Quimera?” El capitán de la guardia con la armadura dorada sentía la necesidad de darse cabezazos violentos contra la pared, porque su récord cuando lo retó fue de una hora y media hasta que se retiró. Normalmente, era como si hubiera ganado la lotería, y fanfarroneaba con otros a menudo, pero nunca pudo pensar que su reto hubiera sido batido tan fácilmente por un novato.
“Ah es verdad, ¿Qué has estado haciendo dentro?” Todos estaban extremadamente curiosos y se arremolinaron alrededor de Yue Yang, convirtióndose para él en espectadores inhumanos.
“Ah…” Viendo las expresiones que la multitud a su alrededor, Yue Yang decidió ofrecerles una gran cantidad de mentiras.

Anuncios

3 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 53

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s