Long Live Summons! – Capítulo 42

Capítulo 42: Me rindo
Traducción: Unknown Soldier
[[NT: ¡Muchas Felicidades para mí! 😀 Por si no lo sabíais hoy es mi cumpleaños, jaja ^^]]
El campamento Shang Wu estaba situado en un valle rodeado de montañas por todos lados.
No tenía muchos edificios, pero el lugar estaba ordenado. El gremio de mercenarios y el gremio de asesinos también estaban aquí con todas sus comodidades.
Tras pasar la inspección para guerreros, uno podía dejar el campamento a través de la puerta de teletransporte hacia la torre Tong Tian. Por el

camino se veía el campamento Hu Bi y la plataforma Yue Long. Más allá había un pequeño terreno militar taladrado donde la puerta de teletransporte estaba situada. Antes de la hora programada para el transporte, los mercenarios podían visitar un pequeño pueblo con abundantes instalaciones como tabernas, hoteles, establos para caballos, herrería para comprar armas, centros de cuidado para bestias espirituales, etc.

Yue Yang anduvo hasta el pequeño terreno militar donde estaba la puerta. La puerta de teletransporte superaba casi por 100 veces el tamaño de una puerta de una residencia.
100 columnas de teletransporte de cristal llenaban el área, siendo cada una de al menos 5 metros de altas y con un aire saturado y sin forma a su alrededor. Toda la zona de la puerta de teletransporte estaba llena de luces blancas esparcidas, flotando y reluciendo. Cuando las personas caminaban dentro, se verían sumergidos en este lago de energía donde su cuerpo y alma se sentirían como si se hubieran liberados de todas sus preocupaciones.
En los años posteriores al establecimiento del imperio Da Xia, la capital Shang Jin ha sido invadida en numerosas ocasiones por los enemigos, pero el campamento Shang Wu que protegía la puerta de teletransporte nunca ha caído frente al enemigo.
De esto se podía ver que el imperio Da Xia tenía muy alta estima a esta puerta de teletransporte.
“Hermano, ¿Tú también te diriges a la torre Tong Tian? ¿Cómo es que vas solo?” Yue Yang estaba reconociendo el terreno cuando un gordito de piel pálida, cuya cara tenía una gran sonrisa, tomó la iniciativa de saludarle. Yue Yang sólo le miró cuando este le extendió su pálida y gorda mano sobre su hombro como si se conocieran de toda la vida: “No te reconozco, ¿Es esta tu primera vez? ¿Estás nervioso? Déjame decirte que esto en realidad no es nada. La torre Tong Tian es más fácil de superar de lo que parece, es incluso más hermosa de lo que te puedas pensar… No te preocupes, es muy normal estar un poco nervioso durante tu primera vez, pero esto es como tomar la virginidad de una chica. Siempre y cuando lo consigas con éxito la primera vez, entonces dejará de sentirse como si fuera misterioso.”
“Entonces, ¿Eres un experto?” Yue Yang estaba sorprendido desde lo más profundo de su corazón, ¿Ir a la torre Tong Tian estaba ligado de alguna manera con la virginidad de una chica? Parece ser que este gordito es una persona lasciva.
“No soy un experto, pero de entre la generación joven, ¿Quién no conoce al señorito Hai?” Si le dejaba hablar un poco más estaba seguro de que este gordito fardaría de que incluso podía volar.
“Señorito Hai su apariencia es de hecho majestuosa, Tu cara refleja la buena fortuna y tu poderosa fuerza. Verdaderamente tienes el aire de una experto.” Yue Yang extendió su pulgar hacia arriba como gesto de aprobación.
“Ja, esto no es nada. Siempre he mantenido un aire de misterio. Aunque soy un contratista de grimorio que incluso tiene un Rinoceronte de Hierro de rango bronce nivel 2, nunca se lo cuento a nadie. Simplemente no soy ese tipo de persona… ¿Oh? ¿Es esa tu bestia espiritual? Parece ser un Lobo Espalda de Hierro de rango bronce. No, eso no puede estar bien. ¡De su nariz sale humo y su aliento y lengua emiten chispas! ¿Es un Lobo Demoníaco?” Cuando el gordito vio caminar a Hui Tai Lang hacia Yue Yang moviendo su cola, el estaba tan sorprendido que toda su grasa empezó a bailar.
“Para nada, este es el perro guardián de mis familia. Está así porque antes ha robado unos pimientos abrasadoramente picantes.” Le respondió Yue Yang seriemente.
“Guau Guau” Hui Tai lang ladró cooperativamente. Tras practicar, su finura con los lenguajes se volvió cada vez más eficiente.
“¿Es realmente un perro guardián? Ah, ¿Porqué no ha establecido un contrato contigo? No tiene el estampado del contrato en la frente. ¡Cielos! Tu… Tú…. ¿No tienes miedo de que se vaya con otra persona?” El gordito parecía estar preocupado por Yue Yang y nerviosamente supervisó sus alrededores. Entonces bajó la voz y le susurró misteriosamente a Yue Yang: “Hermano, escucha atentamente. Has tenido suerte, este perro guardián es un buen perro. No, no es un perro, sino un lobo. Definitivamente no me estoy equivocando. Es definitivamente un Lobo Demoníaco Espalda de Hierro de rango bronce. Mira al tono cian de su cabeza, su piel parece acero, y sus ojos verdes con un toque de azul… Mira esta ilustración de bestia espiritual. El Lobo Espalda de Hierro es exactamente igual que tu perro guardián. Más aún, tu perro guardián es más robusto y poderoso. Quien sabe, a lo mejor tras comer esos pimientos abrasadoramente picantes se ha transformado en un Lobo Demoníaco…… Tienes que darte prisa y realizar el contrato con él. Es una buena bestia espiritual, tan buena que otros no serían capaces de comprarla ni con 100 monedas de oro.”
“Es un simple perro guardián. No es posible que pueda valer tanto dinero.” Yue Yang pateó a Hui Taio Lang. Sin embargo lo no esquivó ni un poco. En vez de eso, continuó moviendo su cola obedientemente, manteniendo la apariencia de un ordinario perro guardián.
“¿Estás ciego? ¿Te has atrevido a abusar de una bestia espiritual? ¿No estás asustado de que decrezca su grado de lealtad? Oh cierto, si ni siquiera has establecido un contrato.” Cuando el gordito vio lo que Yue Yang acababa de hacer, prácticamente quiso suicidarse en ese momento.
Si cualquier otro tuviera una bestia espiritual tan buena, la llegarían a tratar como si fuera alguien importante. Estarían siempre preocupados de si habían tenido suficiente comida o si habían dormido lo suficiente o si estaba de mal humor, porque su lealtad podría bajar.
Lo que el gordito no podía imaginarse era que este joven ladrón que estaba enfrente suya, no se preocupara por su bestia espiritual y que incluso le pegara una patada.
¡Cielos!
El gordito sentía que si hubiera un Dios, el debería de haber matado al joven ladrón inmediatamente con un rayo.
Este joven realmente no sabía cómo usar bien sus recursos. ¡Era prácticamente un crimen!
Viendo la actitud descuidada de Yue Yang, el corazón del gordito se saltó un latido. A lo mejor era posible persuadir a este pequeño ladrón, quien no podía apreciar un tesoro, para que le pasara este Lobo Demoníaco Espalda de Hierro a él.
Volviéndole a echar un vistazo al Lobo Demoníaco, el gordito pensó que el destino se había cruzado con él. Sin importar lo que pasara, lo tenía que comprar. Secretamente suprimió su emoción y empezó a hablar de precios: “Hermano, si no necesitas este perro, ¿Porqué no me lo vendes a mí por 50, no por 60 monedas de oro?”
Yue Yang interiormente despreciaba la avaricia de este gordito. ¿Quería comprar a Hui Tai Lang por 60 monedas de oro? ¡Estaba soñando!
Además, Hui Tai Lang sabía sacar sus garras cuando quería para arreglar cualquier cosa por sí sólo. Siendo así, ¿Cómo iba a dejarse vender a otros como bestia espiritual?
Yue Yang nunca hacía tonterías. A pesar de que Hui Tai Lang era el más débil de sus bestias, seguía siendo el compañero que él mismo había criado. Sin él, ¿Quién iba a recibir su ira en el futuro? Incluso si la oferta no eran unas meras 60 monedas, sino 600 o 6000 monedas de oro, Yue Yang seguirían negándose a vender una bestia que había sido entrenada por él.
“Señorito Hai, este es el único perro guardián que tengo. No habrá ningún perro para proteger mi casa si se lo vendo.” Yue Yang levantó sus manos como señal de que no lo vendería.
“Llámame Gran Jefe, ¿Sabes quién soy? En el futuro, yo te podré proteger, después de todo provengo del clan Hai, uno de los Ocho Grandes Clanes. Mi tío en es un discípulo secreto del Palacio de Cristal del Océano Oriental, uno de las Cuatro Grandes Sectas, ¿Increíble cierto? Hermano, relájate, si me consideras tu jefe, no permitiré que tengas pérdidas. No sólo 60 monedas de oro, también te recompensaré con un león, si prefieres tigres también puedo arreglarlo… ¿Qué quieres? Sólo dilo, ¿No quieres un perro guardián? Yo te ayudaré a vigilar, ah, no, me refiero que te compraré cien perros para proteger tu casa. Sin embargo, este Lobo Demoníaco Espalda de Hierro, sin importar cómo, tienes que vendérmelo, me gusta mucho, ¿No sientes que se parece mucho a mí? Soy exactamente como él, ambos somos muy robustos.” El gordito flexionó sus bíceps haciendo que su grasa se tambaleara.
Yue Yang miró al gordito, luego miró a su Hui Tai Lang, ahora que lo pensaba, sí que tenían similitudes entre ellos.
Era que ambos parecían como si hubieran nacido para ser apaleados.
Hizo lo mejor que pudo para contener su risa, y actuó como si estuviera sorprendido, entonces preguntó: “¿No tiene el mundo sólo los Cuatro Grandes Clanes: Feng, Xue, Yue y Yan? ¿Cómo puede haber Ocho Grandes Clanes?”
“Feng, Xue, Yue y Yan son los Antiguos Cuatro Grandes Clanes, nosotros somos los recién llegados Cuatro Grandes Clanes, Aunque nuestra reputación es menor que la de ellos, la gente ya ha empezado a llamarnos colectivamente como los Ocho Grandes Clanes. ¿Eres del campo? Nuestro clan Hai es muy famoso, especialmente nuestras bestias espirituales de tipo agua, son las mejores.” El gorito era capaz de mentir sin mayor miramientos y su cara no se puso roja o su respiración cambió.
“Oh, así que así están las cosas…” Yue Yang actuó como si no lo supiera y asintió con la cabeza.
“Hermano, véndeme este Lobo Demoníaco de Espalda Plateada. No solo te daré 60 monedas de oro y una bestia de tipo León, te traeré para que participes conmigo en el Refinamiento. ¡Definitivamente lo conseguirás! Te garantizo que en 10 días serás capaz de conseguir el Certificado de Terminación de Entrenamiento. Después de eso, con respecto a la mejora de tu piedra de cristal, yo me haré cargo de todo.” El gordito se golpeó el pecho haciéndole una promesa.
“¿Está este condenado gordo intentando engañarte para que le des tu Lobo Demoníaco Espalda de Hierro? De repente una encantadora y dulce voz se escuchó detrás de Yue Yang, y al mismo tiempo una fragancia le llegó.
Yue Yang se dio la vuelta y la ladrona de ojos brillantes estaba de pie detrás de él.
Viendo a Yue Yang, un flash de emociones cruzó la mente de la ladronad e ojso brillantes, pero desaparecieron rápidamente, “Realmente no moriste… Eh, ¿A dónde has escapado estos días?”
La buena situación del gordito había sido fastidiada por otra persona. Lo has entendido mal, te juro, que definitivamente no tenía la intención de engañar a mi hermano. Piensa en esto, soy su jefe, ¿Porqué iba a engañarle? Hermo… ah, hermano pequeño, ¿Conoces a mi hermano? Esto es bueno, entonces todos somos amigos cercanos. Hoy es un día muy feliz, vayamos a tomar una copa, yo invito.”
“Maldito gordo, si no quieres que te saque toda la sangre del cuerpo, no te acerques más.” La ladrona de ojos brillantes le pegó una patada voladora al gordito, justo de la misma que Yue Yang se la había dado antes a Hui Tai Lang, mandando su gran cuerpo volando por los aires.
“¿Estás bien?” Yue Yang vio como el gordito s volvía a poner de pie y fue cuando sospechó realmente que este tipo estaba emparentado con Hui Tai Lang de alguna manera.
“Esta todo bien, estoy bien, por favor no te preocupes por mí. ¿Acaso no sabes lo que es mi espíritu guardián? Mi espíritu guardián es un Rinoceronte de Hierro de tipo refuerzo, su defensa es como una lámina de acero, ¿Qué me iba a pasar? Ves, esta sangre… No soy yo vomitando sangre, son sólo mis encías. Recientemente, he sufrido de un excesivo calor interior, por lo que mis encías han estado sangrando. Eso es, es sólo eso, mira este cuerpo de grasa, ¿Todavía necesitas preocuparte de mí?” El gordito rápidamente se limpió la sangre de la comisura de sus labios al mismo tiempo que se ponía en una posición que decía: ‘no tengo miedo de que me pisen’.
“¿A dónde te habías ido esta vez?” A lo lejos en la distancia había una bella enmascarada de blanco vestida con ropas de palacio, que la hablándoles de forma tierna.
“¿La conoces? A pesar de que su cara está cubierta, yo me atrevería a decir que ella es de 99 puntos” La boca del gordito estaba abierta de par en par, prácticamente creando una cascada con sus babas. Su apariencia le hacía necesitar de una buena tunda.
“No tengo interés en los hombres.” Yue Yang hizo lo posible para no caer en la tentación de apuñalar al gordito con una daga. En vez de eso, Yue Yang se dio la vuelta y se fue.
“Imbécil maleducado… me rindo.” Al gordito de repente le entraron ganas de llorar en su corazón, este joven poseía una buena bestia espiritual y no la atesoraba, tenía una hermosa mujer pero no era apasionado sobre eso, ¿Podría ser que no tuviera miedo de recibir el castigo divino?

Anuncios

3 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s