Long Live Summons! – Capítulo 34

Capítulo 34: ¿Tienes algo más de lo que presumir?
Traducción: Unknown Soldier
El Toro Barbárico de Bronce fue el primero en acercarse. Sus gigantescos ojos rojo sangre activaron su habilidad [Ojos de la Desesperación].
Todo el mundo creía que el pequeño ladrón estaba acabado, no había duda de que iba a morir.
Los ojos del Toro Barbárico de Bronce se encendieron, indicando que estaba apunto de desatar su rápido movimiento de la muerte, [Ojos de la Desesperación]. En el siguiente segundo, al alma de este pequeño ladrón será completamente aniquilada, dejando tras de sí un cuerpo sin alma… El Líder de la Guardia ya había cerrado los ojos, sin poder seguir mirando. Dos contratistas portadores de grimorio muriendo en Piedra Blanca definitivamente se creará el caos, puede que incluso haya ríos de sangre por la ciudad. Los poderes

detrás de estos ladrones definitivamente no dejarán tranquilos a sus asesinos.

Especialmente a la más fuerte de los dos, una Campeona de nivel 4, que es una contratista portadora de grimorio del Valle de las Mariposas y las Flores.
Criar a una contratista de grimorio de plata, Campeona de nivel 4 tan joven, era algo impensable para el Líder de la Guardia. Habrá sido una gran inversión. Que esta genio guerrera sea asesinada, ¿Cómo no iban a tomar su venganza los del Valle de las Mariposas y las Flores?
Sin embargo, aunque el Líder de la guardia podía prever una gran catástrofe, no tenía ninguna forma de parar a Wu Yi y a Xie Huo de juntarse y matar a estos inusuales ladrones.
Esto era porque los poderes que había detrás de Wu Yi y de Xie Huo eran iguales de fuertes. En estos asuntos, un simple pequeño Líder de al Guardia como él, no podía interferir. Al principio esperaba que el Dueño Espada Dorada que se había ido de viaje con el jefe de Piedra Blanca, fuera capaz de recibir estas noticias del incidente y rápidamente volviera a tiempo para parar este desastre.
Pero ahora parecía que ya era demasiado tarde.
“¡Jjajaajajaj!” Wu Yi estaba lleno de alegría, y su risa sonó por todo el campo de batalla. Su risa malvada era parecida a la de un búho y al escucharla hacía que la gente se sintiera triste.
Sin embargo su risa se cortó tres segundos después.
Si antes alguien hubiera dicho que un Toro Barbárico de Bronce de nivel 5 no iba a poder matar a un pequeño ladrón usando sus [Ojos de la Perdición], todos hubieran pensado que esa persona se había vuelto loca. Sin embargo, esto se convirtió en realidad antes sus ojos. La figura de Yue Yang parpadeó una vez pero luego volvió a su estado normal inmediatamente. Todo el campo de batalla se quedó sorprendido y en silencio. Todos los mercenarios que estaban viéndoles se quedaron estupefactos, sus bocas se quedaron tan abiertas que una Bestia Espiritual podía caber dentro.
Yue Yang también sintió que este resultado fue algo inesperado.
De hecho ya había pensado una estrategia para derrotar al Toro Barbárico de Bronce, y era usando su ‘Sombra Fantasmal’, una Bestia Guardián que podía ser revivida cuando muere, para poder defenderse de los Ojos de la Desesperación.
En ese momento, cuando el Toro activó sus ojos, el cuerpo real de Yue Yang ya lo había esquivado, dejando en su lugar su Sombra Fantasmal.
Esperaba poder usar su sombra para medir la fuerza de esos [Ojos de la Desesperación].
¿Era una técnica rápida de matar?
¿O simplemente no era efectiva?
En ese segundo en el que experimentó el ataque de los [Ojos de la Desesperación a través de su Sombra Fantasmal, que había sido asesinada, Yue Yang pudo notar en su consciencia una imagen que había salido del alma del Toro Barbárico de Bronce a una velocidad inimaginable, como un rayo, atacando directamente a su consciencia en un misterioso momento. E inmediatamente desapareció.
En el espacio dentro de su consciencia, esa imagen que se parecía a La Parca, parecía como si quisiera capturar a la Sombra Fantasmal pero sin éxito. Más aún, era totalmente ajena a la presencia del alma de Yue Yang que estaba observando atentamente la escena. Cuando el ataque cayó dentro, esa imagen como de la Parca se desmaterializó rápidamente sin dejar rastro.
En ese momento Yue Yang ganó un flash de sabiduría sobre muchas cosas extrañas y maravillosas del universo que le conmovieron por dentro en ese momento de revelación.
En este momento de revelación, su [Visión Divina] misteriosamente subió de nivel.
Un impulso involuntario apareció en la mente de Yue Yang: sis hubiera usado las Cadenas de Atadura hace un momento, a lo mejor habría sudo capaz de capturar esa imagen de la ‘Parca’.
¿Qué pasaría si capturara esa imagen?
Yue Yang tampoco estaba seguro, pero creía que no podía ser nada malo, y que merecía la pena intentarlo.
Era una pena porque había sido demasiado cauteloso hace un momento, y no pudo usar las Cadenas de Atadura.
A pesar de que había perdido la oportunidad de hacer su movimiento, Yue Yang estaba indescriptiblemente emocionado en su corazón, por que su [Visión Divina] había subido de nivel. Inesperadamente, ahora era capaz de ver numerosas habilidades ocultas de su Sombra Fantasmal. Por ejemplo, una habilidad era la de crear una masa de sombras y colocarlas juntas para crear una sombra gigante.
La duración durante la cuál la sombra gigante podía existir era corta, apenas un minuto.
Cada vez que una sombra era añadida, el tiempo sólo se extendería unos 30 segundos. Sin embargo, esta sombra gigante con un corto periodo de tiempo era extremadamente fuerte, casi equivalente a un Titán Gigante. Cuando Yue Yang sobrepuso 5 sombras una encima de otra, las convirtió en una sombra gigante y la usó para reforzar su cuerpo, se sorprendió al descubrir que su propia fuerza se había aumentado al menos cien veces.
Aunque el límite tiempo era de tres minutos, el Yue Yang de ahora se sentía con la confianza de enfrentarse al Gólem de Roca de frente.
“Interesante, ¿Podría ser que la transformación de Ultraman se sintiera así?” Yue Yang envolvió sus manos, que estaban reforzadas por la sombra gigante, en los cuernos afilados del Toro Barbárico de Bronce. Yue Yang, sin poder controlar sus emociones, explotó con un inigualable, valiente y poderoso grito: “¡HAAAAAAA!”
El sonido era como el de un trueno retumbando por el cielo, sacudiendo tanto el cielo como la tierra, haciendo que todos se queden blancos como el papel.
El Toro Barbárico de Bronce, cuyo cuerpo era como un muro fue derrumbado con fuerza hasta el suelo por la fuerza de Yue Yang.
Como esta era la primera vez que Yue Yang usaba la fuerza de la sombra gigante, usó demasiada. No consiguió mantener el centro de gravedad del Toro, y los cuernos, que eran duros hasta decir basta, se soltaron con un ‘pa’. Yue Yang originalmente no tenía pensado tirar al Toro al suelo, si no que quería cogerlo por los cuerpos y lanzárselo al Gólem de Roca. Pero quien podía imaginar que en vez de levantarlo sólo consiguiera tirar el Toro al que accidentalmente le había roto los cuernos.
Nadie sabía que esto había causado por un error de Yue Yang el hacer su movimiento. De hecho, pensaron que hab
i﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽s cuernos a posta para enseñarles su fuerza bruta.
 hecho, pensaron que hab ‘l papel.
habilidad era la de crear una maía roto los cuernos a posta para demostrar su fuerza bruta.
Durante un rato los guerreros de alrededor se quedaron en silencio sin poder creérselo, sus caras palidecieron.
“Cielos, ¿Es esta la fuerza de una persona?”
“Me voy a desmayar.”
“Ilusión. Es una ilusión. No me lo creo, definitivamente no me lo creo… Esto no es posible, esto es absolutamente imposible.” Wu Yi no podía aceptar lo que acababa de pasar. Quería creer que lo que acababa de ver no era más que una ilusión. Debía de ser una bestia que el pequeño ladrón había invocado, que era capaz de usar el hipnotismo y hacer que viera visiones.
Con la fuerza de una persona normal no era posible tirar a un Toro Barbárico de Bronce al suelo.
Y mucho menos romperle los cuernos, que eran la parte más dura de su cuerpo, por lo menos 10 veces más dura que el acero. ¿Cómo iba a ser posible romperlos forzosamente usando las manos?
Incluso entonces, sin importar lo monstruosa que fuera la fuerza del pequeño ladrón, no había forma que pudiera haber seguido viviendo tras tomar de frente las [Ojos de la Desesperación]. Sólo aquellos cuya fuerza superase la del Toro Barbárico de Bronce y estuvieran a la par de los Dignatarios de nivel 6 que estaban a un paso de la esfera innata, serían capaces de resistir el ataque. Los guerreros normales eran definitivamente incapaces de resistir tal ataque, el cual ignoraba cualquier defensa y ataca el alma directamente… ¿Podía ser que este pequeño ladrón era en realidad in Dignatario de nivel 6? Eso no era posible, obviamente era un Aprendiz de nivel 1.
Si el se creía que ese ladrón era un Digantario, entonces Wu Yi podía también creer que su propio padre era una mujer.
La siguiente escena dejó a los guerreros espectadores, petrificados en piedra mientras el viento les erosionaba su sentido de la realidad.
Todos sintieron que estaría bien que una ráfaga de viento se llevara sus petrificadas cenizas. Este tipo de resultado era inaceptable… Eso era porque el Gólem de Roca que inicialmente había empezado a correr hacia el pequeño ladrón con sus puños en alto preparado para convertirlo en carne picada, había traicionado a su dueño original cuando Yue Yang había alargado su mano para acariciarlo ligeramente.
El Gólem de Roca que no tenía consciencia y era incapaz de razonar, levantó sus puños gigantes ferozmente para atacar al Toro Barbárico de Bronce que todavía seguía tirado en el suelo.
Cuando el pequeño ladrón había estirado su brazo, ese Gólem de Roca se había convertido en su bestia invocada.
Esto… no era posible.
El Gólem de Roca de tipo marioneta nunca traicionaría a su invocador, esa era su gran cualidad. Como no tenían constancia y sólo instinto de combata, no tenían ni idea de lo que llamaban ‘traición’. Una vez que se firmara el contrato, tendrían eterna lealtad hacia el poseedor del contrato.
Lo que hizo que Wu Yi se desesperara del todo, era que el Golem de Roca no le había traicionado. E Gólem seguía siendo su bestia invocada, sólo que estaba siendo controlado por una fuerza externa, una fuerza tal que hacía que no escuchara órdenes, oparaba sin permiso y estaba atacando al Toro Barbárico de Bronce.
Una bestia invocada que utilizaba un espacio de su limitada cuota de invocación desobedecía las órdenes de su maestro, ¿No era este Gólem de Roca la mayor equivocación de su vida?
Wu Yi quería llorar de verdad pero no podía.
Quería morir, pero no tenía tiempo para suicidarse usando su daga.
Esto era porque el pequeño ladrón que sólo tenía el nivel 1 Aprendiz estaba de pie enfrente suya, mirándole por encima del hombre con una actitud condescendiente.
En ese instante, Wu Yi se sintió extremadamente pequeño. Si se comparara a su adversario con un deroz tigre, entonces él era un ratón que no merecía siquiera quedarse en los dientes de su depredador… En toda su vida, esta era la primera vez que Wu Yi se sentía sobrepasado, débil y asustado. Este tipo de miedo era definitivamente la primera vez que lo experimentaba.
“¿No eres un experto? ¿Porqué no te ríes de mí otra vez y sacas algo que juegue conmigo, o te muestras arrogante otra vez?” Tue Yang pisoteó el cuerpo de Wu Yi, quien estaba temblando entero, ignorando las miradas de la gente de alrededor. Pisoteándo su cuerpo sin restricción, le dio una paliza sin piedad.
“… …” Viendo como un Aprendiz de nivel 1 le daba una paliza a un Héroe de nivel 3, todos se quedaron sorprendidos hasta la médula y sin poder articular palabra.

Anuncios

Un comentario en “Long Live Summons! – Capítulo 34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s