Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 12

Capítulo 12: Espada Demoníaca y Ticket de Lotería

Traducción/Edición: Unknown Soldier

Hice que la cara bonita esperara fuera y me despedí de Miu.
[Bueno Miu, encárgate de la casa.]
[Sí. Cuídese Señor.]
[Sí.]
Me di la vuelta, e intenté salir.

[¡Ah!…….]
[¿Mm?]
Escuché la voz de Miu y me di la vuelta.
[¿Qué ocurre?]
[N-no. Uhmmm.]
[Un]
[Uhmm…..]
[Qué.]
[Por favor, tenga cuidado.]
[Sí, ahora me voy.]
Siendo despedido por Miu, salí afuera.
Me paré y recordé algo.
Volví con prisas y entré en la mansión.
[¡¡Miu!!]
[¡¡Hiyes!!]
Al ser llamada justo al entrar en la mansión, su voz sonó con sorpresa.
[Q-qué ocurre Señor.]
[Es la hora de *MofuMofu* . Es el *MofuMofu*  de ten cuidado.]
[¡Ah….!]
Los ojos de Miu brillaron. Pero miró hacia abajo tímidamente.
La cogí de la mano y la abracé.
*MofuMofu* , *MofuMofu*
Mientras yo estaba haciéndole *MofuMofu* para que se recobrara del *MofuMofu* de ve con cuidado que fue interrumpido, vi como la cola de Miu se meneaba. Era una monada.
[Bueno, esta vez de verdad que me voy.]
[¡¡Sí!! Por favor cuídese.]
*
Junto con Fiona, la cara bonita del mesón Purosu, empezamos a andar el uno junto al otro. Tras dejar atrás el pueblo siguiendo su indicación, anduvimos por una carretera.
[Así que, ¿A qué te refieres con que quieres ser salvada?]
[Por favor, salva a mi hermana pequeña.]
[Tu hermana pequeña eh. Viniste a mi casa después de decir que te presentaran a un buen luchador, así que esto es algo que puede ser resuelto con fuerza bruta ¿verdad?]
[Probablemente.]
[¿Probablemente?]
Las palabras de Fiona no aclaraban nada.
Era como si nuestra conversación no fuera la misma.
Pero, creo que es verdad que quiere mi ayuda.
A diferencia de la Fiona que conocí en la tienda, esta está muy angustiada. Ella andaba con un paso rápido, puede que llegue a dejarme atrás, pero no me importa.
Fue por eso que paré de hacerle preguntas a Fiona y la seguí.
[Mi hermana pequeña ha sido capturada.]
Tras andar un rato, nos salimos del camino, entramos un bosque que sólo tenía el rastro de animales para andar.
Dentro del bosque había una pequeña cueva.
En el momento que miré, vi que un aura estancada se filtraba desde la cueva.
[¿Qué es eso? ¿Es humo?]
[A qué te refieres con humo, ¿dónde?]
[Eso.]
Apunté hacia la entrada de la cueva, Fiona se quedó mirando un momento, y me miró preocupada.
[No puedo ver ningún humo.]
[¿¡Eh!? Entonces eso debe ser……]
Estuve a punto de decir algo, pero estaba perplejo.
El aura estancada ondeaba, y en el momento que la toqué sentí un escalofrío.
Fue una sensación parecida a cuando luché contra el fantasma.
[Algo así como un aire fantasmal eh.]
[¡¡Eres capaz de ver eso!!]
Dijo Fiona gritando.
[Si eso está aquí, es que hay algo dentro que emite ese aura ¿correcto?]
[Estás en lo cierto.]
Fiona asintió y fue hacia la cueva.
La seguí. Después de andar unos pasos, el interior de la cueva se hizo completamente visible.
Aunque digo que era una cueva, si la miras con cuidado, era sólo un agujero de dos por tres metros de alto.
Dentro, una niña estaba sentada cerca de una pared.
Por su apariencia era un poco mayor que Miu, pero más pequeña que Fiona, así que lo supuse.
Su pálida cara era parecida a la de Fiona.
[Esa niña, es…  ]
[Mi hermana pequeña, Marie.]
Como supuse. Su cara se veía muy parecida, eran tan parecidas que cualquiera podría saber que eran hermanas.
[¡Onee-chan!]
Marie se percató de nosotros, levantó la cabeza y llamó a Fiona con una voz muy cercana a un grito.
Su voz estaba ronca y no podía levantarse.
El rastro de sus lágrimas en la cara la hacían ver muy miserable, y no parecía que fuera a moverse después de llamar a Fiona.
Había algo raro. Miré a Marie con cuidado.
Y entonces, vi que estaba como abrazando algo.
[¿Un palo…..? No, tenía empuñadura, y también funda… ¿Es una espada?]
[Sí, Marie está poseída por eso.]
Poseída eh… una Espada Demoníaca ¿eh?]
[Sí.]
[Porqué hace algo como eso.]
[No lo sé. Marie estaba jugando cerca del bosque como siempre, pero el otro día no volvió a casa y cuando fui a buscarla…. Ella ya estaba así…. Este agujero también, no había algo así antes.]
[Desde el otro día… Ha ocurrido todo esto eh]
Si fuera eso, su voz ronca ea convincente.
[Marie-chan no puede moverse eh.]
[Sí……]
Con una respuesta muy bajita contestó.
[….Bajo sus ojo tiene bolsas. No es sólo por no poder dormir, bueno se puede ver que no eh.
Lo que ella sostenía era una Espada Demoníaca, y su cara parecía fatigada, sólo podía imaginarme el peor de los casos.
Capté la situación aproximadamente.
[Entonces, ¿Qué debo hacer?]
[Después de que ella se volviera así, fui a la Compañía Mercante Andreu con la que estábamos en deuda, para pedir ayuda. Y me dijeron que sólo necesitaba quitarle la espada. Pero si le preguntaba a cualquiera del pueblo, aunque pudieran derrotar a su portador, era imposible coger la espada sin dañar a Marie.]
[Ya veo, es por eso lo del luchador habilidoso—- Yo fui presentado eh.]
Miré a Fiona y luego a Marie.
Fiona estaba casi llorando. Marie estaba cansada, y parecía como si incluso sus lágrimas se hubieran secado.
Una niña poseíada por una Espada Demoníaca. Algo debe hacerse rápido eh.
[Vete fuera Fiona.]
[¡Eh! Pero~~]
[Todo lo que necesito hacer es quitarle la espada sin hacerle daño ¿correcto?]
[S-sí.]
[Yo haré algo al respecto.]
Con una declaración contundente, Fiona asintió tímidamente y salió de la cueva.
Miré a Marie a solas.
Ella no me miraba. Mientras abrazaba la estaba, no movía un dedo con su espalda hacia la pared.
Me acerqué un paso.
*Chaki*
La reacción de Marie no era la de una niña normal, rápidamente sacó la espada y la movió hacia mi.
Reaccionando, la esquivé. Marie volvió a intentar cortarme.
Eran golpes afilados que volaban por todas direcciones.
Miré cuidadosamente y lo esquivé. Pero el aire fantasmagórico que era emitido por la espada no había forma de esquivarlo y me cortó la piel.
Necesito contraataca~~era eso lo que estaba pensando.
[Me duele… mi brazo… me duelee.]
[¡¡Marie!!]
Marie gimió dolorosamente, y Fiona que la escuchó desde fuera de la cueva gritó.
[Controlada por la Espada Demoníaca… pero su cuerpo está en su límite eh. ¡Tch!]
Entonces con más razón no debería prolongar esto, sería malo para ella que no pudiera moverse nunca más.
Si ese es el caso~~La pararé antes de que ella se mueva.
Por una vez, me alejé, cogiendo cierta distancia.
Con mi pie dominante, pisé hundiendo el suelo, poniendo mi fuerza en él salí corriendo.
(¡A todo gas!)
Es la primera vez que uso todo mi poder, desde que vine a este mundo de fantasía.
Sentí la barrera del sonido romperse. La Espada Demoníaca/Marie no pudo reaccionar.
Tras andar la distancia en un instante, la quité la Espada Demoníaca antes de que reaccionara.
La cogí de la mano de Marie.
[¡¡Yosh!!]
Un robo exitoso.
{¿¡Quééeeeee!?}
Escuché una voz. Una voz que resonaba en mi cabeza. Era una voz afeminada.
Miré la Espada Demoníaca. Mientras la sostenía, palpitaba, como si fueran venas palpitando.
La voz venía de ahí.
‘Qué debería hacer’, pensé. Es una Espada Demoníaca así que agarrarla así es peligroso, supongo…… Fue mientras pensaba eso que volví a escuchar la voz de nuevo.
{Bueno entonces te poseeré a ti.}
[Espera un momento.]
Intenté pararlo, pero una risa muy alta se escuchaba en la parte de atrás de mi cabeza.
Creo que hizo algo, habiendo sabido como pararlo lo habría hecho, pero todo lo que sabía era que algo me había hecho.
Pero nada ocurrió.
{¿Qué? Porqué, ¡¡Porqué no estás poseído!!}
La voz de la Espada Demoníaca resonó, era como si hubiera entrado en pánico.
Hizo algo unas cuantas veces después de  eso, pero nada había cambiado por mi parte, la voz de la Espada Demoníaca estaba cada vez más y más aterrorizada.
No se la razón, pero no podía hacer lo que le hizo a Marie al parecer.
[Yosh, bueno dejaré eso de lado por ahora.]
Al decidirlo, busqué a Fiona mientras sostenía la Espada Demoníaca.
Fiona entró en la cueva, tras haberle quitado la espada, ella se hizo cargo de Marie que se había desmayado.
[¿Cómo está? ¿Está bien?]
[Sí, probablemente, aunque……]
Eché un vistazo a la cara de Marie. Había perdido la consciencia y estaba cansada, pero si respiración era normal, así que tal y como dijo Fiona, debía de estar bien.
[Para estar seguros, cuando vuelvas al pueblo haz que la vea un médico.]
[Sí.]
Fiona abrazó a Marie y me miró.
Parecía como si fuera a llorar otra vez, pero esta vez~~de alegría.
[De verdad, ¡¡Muchas Gracias!! Gracias a Kakeru-san, Marie fue… Marie fue…]
[No te preocupes por eso, hagámoslo luego. Fiona por ahora lleva a Marie a que la vea un médico.]
[¿Eh? ¿Entonces que hará Kakeru-san?]
[Yo iré después de encargarme de esto.]
Dije y enseñé la Espada Demoníaca.
Fiona dijo: “Entiendo”, repetidamente dio las gracias y entonces llevó a Marie fuera de la cueva.
Estaba sosteniendo la espada pensando: ‘Bueno, ahora que hago con esto.’, miré a mi alrededor dentro de la cueva.
Supongo que debería romperla en dos.
Cuando pensé en eso, vi algo donde Marie estaba sentada.
Cuando me acerqué a mirar, vi un ticket de lotería que había aparecido.
Lo recogí. Con este, ahora tengo dos

 


Anuncios

2 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s