Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 19

Capítulo 19: La presencia que es capaz de cambiar una guerra sola.

Traducción/Edición: Unknown Soldier

Eché un vistazo para confirmar el campo de batalla.
El lado de los aventureros estaba claramente exhausto, pero aún así seguían matando monstruos los unos juntos a los otros.
Lo que pasaba era que cada vez que vencían alguno, más monstruos aparecían.
En ocasiones de 1 a 2 aventureros eran derrotados.
No hay reemplazos para los aventureros.
Con esa diferencia, los aventureros estaban perdiendo terreno.
Si es así—- ¡reduciré la cantidad antes!
Corrí hasta la primera línea mientras empuñaba a Eleanor.
Partí por la mitad al esqueleto, que estaba teniendo una pelea reñida con un aventurero, desde un lado.
[¿Quién eres…?]
El aventurero estaba muy herido y se me quedó mirando fijamente.
No hay tiempo para hablar, así que corrí hasta el siguiente monstruo.
Me puse en medio de los lugares donde había escaramuzas y vencía a los monstruo de un golpe.
Mientras disminuía sus números, conseguía que nuestro lado no sufriera más bajas.
Corría por el campo de batalla. Los cadáveres de los monstruos se apilaban allí donde iba.
Después de repetir eso varias veces, la situación de la batalla fue cambiando poco a poco.
Los aventureros a los que había salvado, los que estaban libres, empezaron a salvar a otros aventureros.
Al aumentar sus números, vencían a los monstruos sin problemas.
Con eso la cantidad de monstruos vencida se fue elevando.
El flujo de la batalla había cambiado. Los aventureros empezaron a imponerse.
En ese momento, un aventurero intentó cortarme.
[¡¡Maldito seas!!]
Era un aventurero joven. Bloqueé fácilmente la larga espada que intentaba cortarme de arriba abajo con Eleanor.
[¡Eres el líder de los monstruos eh!]
[Qué estás diciendo.]
[¡¡No mientas!! ¡¡Estás soltando un aura muy ominosa!!]
Dijo el hombre acusándome.
Ah~, um es verdad.
Mires como mires el aura oscura de Eleanor, pensarías lo mismo.
Bueno este ejército de monstruos era en un principio suyo.
Que haya un malentendido es normal.
Francamente, este hombre es honrado.
[¡Espera esa persona es diferente!]
Otro aventurero vino por detrás, y paró al hombre.
Cuando miré, vi que era una persona a la que había salvado.
[Qué dices tu ahora.]
[¡Es la verdad! Créeme.]
El hombre dejó de moverse, vi una clara duda en él.
No hay tiempo para explicaciones, así que aprovechando ese momento, lo dejé atrás y fui hacia mi siguiente objetivo.
Ganando, derotando y venciéndolos a todos.
Tras derrotar a los monstruos hasta cierto punto, me di cuenta de algo.
Los monstruos que me encontraba eran nuevos. A diferencia de contra los que había luchado hasta ahora, en estos no podía ver marcas de lucha.
Eso quería decir que acababan de nacer.
[¿Significa esto que a este ritmo vencemos más de los que nacen?]
{Eso parece.}
[Entonces, ¿Qué debería hacer para que dejen de nacer completamente?]
Tenía cierto margen, así que le pregunté a Eleanor por la solución.
{Quién sabe.}
[Quién sabe dices, era tu poder originalmente, ¿cierto?]
{Si siguieran bajo mi control podría pararlos cuando quisiera, tan fácilmente como respirar, pero esta es la primera vez que han sido puestos en libertad.}
[…]
Me quedé sin palabras, por alguna razón parecía muy convincente así que no pude decir nada.
[Nosotros lo sellaremos.]
Dijo la aventurera que estaba a mi lado. Era la maga que acababa de salvar ahora mismo.
[¿Sellar?]
[La persona que tiene esa habilidad está a la espera. Después de forzar a los monstruos hasta su lugar de invocación, está planeado sellarlos allí.]
[Eso significa que sólo tengo que pensar en aniquilarlos, ¿cierto?]
[¡Sí!]
Dijo la aventurera asintiendo ampliamente.
Sus ojos me miraran directamente.
Eran ojos de expectativa y confianza.
[Si es así debería subir de marcha.]
[¡Eh! Eso significa que todavía no te habías puesto serio.]
[Algo así.]
Asentí, la chica se sorprendía cada vez más.
Era porque tenía que salvarlos hasta ahora.
Había que ser muy meticuloso para poder salvarlos en mitad de una pelea contra los monstruos. La gente que podía pelear cuerpo a cuerpo estaban todavía bien, pero los magos y los arqueros, en el momento que llegaba a salvarlos ya estaban en un aprieto.
Se verían envueltos en mi ataque si lo hacía con todas mis fuerzas, así que mientras luchaba podía guardar mis fuerzas.
A partir de ahora podía atacar sin contenerme.
Era sólo el último empujón.
[¡¡E-esto es malo!!]
[¡¡Uwa!! ¡Qué es eso!]
Voces con miedo se escucharon cerca. Todos miraban en la misma dirección.
Así que yo también miré.
Era un monstruo que había visto por primera vez.
[¿Qué es eso?]
{El Emperador del Infierno Sandros. Eso es… Bueno, podría decirse que era mi as en la manga.}
[Del infierno—- qué nombre más exagerado.]
{Por cierto, incluso uno sólo de esos puede cambiar el balance de una guerra.}
[No me digas.]
Estaba un poco sorprendido, al haber llegado a este punto apareció el joker.
Mientras me movía los aventureros salían corriendo de allí. Huían de Sandros.
[No había escuchado que un monstruo así aparecería.]
[¡¡Cómo podemos luchar contra algo como eso!!]
Los aventureros que no echaron a correr, incluso del desfavorable campo de batalla de antes, empezaron a correr los unos junto a los otros.
Era una apariencia que impactaba, uno estaría convencido que se llamaba el Emperador del Infierno…. Bueno, qué le vamos a hacer.
El pánico fue transmitido y la primera línea empezó a desmoronarse.
[El sitio en que eso está es el lugar en el que nació ¿cierto? Lo he estado pensado antes pero ese sitio está muy cerca de la cueva en la que Marie estaba.]
{Parece ser así.}
[Entonces—-]
No hay tiempo que perder. Si esto continúa será una crisis.
Usé la Pluma de Teletransporte y salté hacia la cueva en la que estaba Marie.
[¡Uwa!]
Estaba sorprendido, parecía como si una gran pared hubiera aparecido de repente delante mía.
Salté hacia atrás unos cuentos pasos y me quedé mirándola cuidadosamente, resultaron ser los pies de Sandro.
Estaba tan cerca que parecían una pared.
Y cuando mi visión se aclaró vi a 10 aventureros tirados en el suelo cerca.
Fueron derrotados por Sandros… No ha pasado demasiado tiempo desde que apareció.
De repente, se dio cuenta de mi existencia, Sandros miró hacia aquí.
[¡¡Ghuoooooooooooo!!]
Repentinamente aulló hacia el cielo, y entonces me miró fijamente.
[¿Por qué se ha enfadado de repente?]
[¡¡Ghuoooooooooooooo!!]
[Además, te está mirando con mucha atención. ¿No era tu subordinado? ¿Le hiciste algo?]
{Creo que hice mal en hacerle trabajar gratis, desde que hicimos el contrato hace unos cuantos cientos de años.}
[¡¡Claramente tú eres la mala!!]
Bueno, uno se enfadaría de verdad por eso. Tratar así a la cosa que llaman Emperador del Infierno, te cabrearía seguro.
Sandros movió hacia abajo el arma que estaba usando.
Una espada gigante con forma de machete de unos 5 metros.
Lo frené con Eleanor y se paró.
*Gatsu~n*
Una onda expansiva se creó en las cercanías y los aventureros que estaban tirados en el suelo fueron lanzados por los aires.
No sería bueno estar en la parte que recibe.
Esta vez seré yo quien ataque a Sandros.
Antes de que su segundo golpe llegara a producirse, le corté la mano y esta voló diagonalmente rompiendo los árboles.
*MekiMeki*
[¡¡Ghuooooooooooo!!]
Sandros con los ojos inyectados en sangre gritó cada vez más fuerte.
Lanzó un puñetazo con su mano libre pero lo esquivé de un  salto y empecé a correr rápidamente por su brazo.
Cuando llegué a su hombro salté hasta su cara.
[¡¡Ghuoooooo!!]
Aulló de nuevo, el aire y mis ropas se estremecieron *BiriBiri*.
Coloqué a Eleanor por encima de mi cabeza.
[No tengo nada en tu contra— ¡¡Pero desaparece ahora!!]
Usando ambas manos la moví hacia abajo y partí a Sandros por la mitad desde la cabeza.
Sandros cayó y me siguió mirando con los ojos inyectados en sangre hasta el final.
[¿Esto resucitará?]
{Si pasa algo de tiempo sí.}
[La próxima vez seré yo quien tenga algo en su contra eh]
Pensé sobre eso, pero no hay remedio.
Después de eso, derroté a los monstruos que había a mi alrededor.
La batalla llegó rápidamente a su final, y el aventurero encargado de sellarlo llegó. El lugar en el que nacían los monstruos—- la cueva en la que estuvo Marie, fue sellada.

 


Anuncios

5 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s