Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 7

Capítulo 7: Increíble Dinero de Papel
Traducción: Unknown Soldier
Miré a  mi alrededor y cogí un papel y un lápiz.
Partí el papel en trozos rectangulares, escribí el número 1000, y se lo di a la princesa Iris.
[¿Esto es?]
[Aquí mismo, ¿No podrías encantar algo así como con el abanico? Con magia.]
[¿…A qué te refieres?]
[En resumen, harás que esto sea ‘administrado’ por la casa real. Se convertirá en la nueva moneda.
Básicamente, es dinero de papel dije.
[¿…?]
[El escudo de armas sólo puede ser aplicado por la familia real, y si se pone conscientemente, se quedaría tal cual.]
[Umu.]
[Lo que significa, que no se puede falsificar, convirtióndose en dinero que costará destruirlo.]
[Ya veo.]
[¡Eso es irrespetuoso! ¡¡Tú!!]
Uno de los caballeros que estaban alineados en la pared, el que introdujo a la princesa Iris, gritó enfadado.
[Ese escudo, las cosas que tienen el escudo de la casa real se utilizan como objetos otorgados. ¡¡Desde la fundación del país eso ha sido algo que mantenía la autoridad!! Usar eso en la moneda… ¡¡No es algo que debería estar circulando por todos lados!! ¡¡Tú al haberlo recibido de Helen-denka, deberías saber su valor!!]
Es sobre el abanico.
Es cierto que al recibirlo de la princesa Helen me hizo feliz, pero que tuviera o no el escudo de armas no era algo que realmente importara.
Miré al hombre caballero.
Un cabeza-dura que parece serio.
Aunque está enfadado, es quiere decir que sea algo malo, sólo que es obstinado.
… Lo que hace que sea más complicado así.
Pensé en formas de persuadirle pero.
[No pasa nada.]
La princesa Iris contestó primero.
[¿Denka?]
[Kakeru, me has enseñado algo bueno. Umu, me pregunto porque algo así no había sido pensado hasta ahora.]
[¿Denka? ¿Está segura? Eso no debería de hacerse, acabaría con la autoridad de la familia real~~]
[El país se estabiliza.]
Declaró Iris claramente.
[Es una moneda imposible de falsificar, no es que no puedas entender el mérito en eso.]
[P-pero.]
[La moneda se estabiliza. Las monedas de plata y cobre sobrantes pueden seguir usándose como recurso y también]
Iris sonrió.
Era diferente a lo que me esperaba, pero era una sonrisa de emoción.
También es preciosa en cierta manera.
[Sería más fácil hacer negocios. Esta trozo de papel tendría el mismo valor que 1000 monedas de cobre. Los vendedores ambulantes lo encontrarásn muy útil. Hasta ahora, debían de cargar con la pesada moneda, el único pagaré usado como garantía era el de la compañía mercantil. Si esto se usara, el país tendría confianza, y sería más fácil hacer tratos.]
[…]
El caballero se quedó en silencio.
Él era serio con su trabajo pero no estúpido.
Entendió de inmediato los grandes méritos de los que hablaba la princesa Iris.
Sin embargo, eso sólo podía llamarse como ‘hacer trampa’.
En el mundo real, cualquier país está luchando contra las falsificaciones del papel moneda, pero prevenir eso usan una tecnología antifalsificación.
De acuerdo con una tecnología de ese nivel, los billetes de papel… el dinero mantendría un valor estable.
[¿Esa magia sólo la familia real?]
[Sí, sólo la descendencia directa.]
[Entonces, es imposible falsificarlo.]
[No es ‘entonces’, es completamente imposible.]
La princesa Iris lo afirmó, tal y como pensé, es como hacer trampa.
Un billete que es imposible de falsificar, lo único que puede ser llamado es increíble.
Comparado con eso, mi idea… una idea que se me ocurrió por vivir en el mundo real parecía trivial.
Mientras pensaba de esa forma.
[Gracias, Kakeru.]
Dijo la princesa Iris. Y… suavemente sonrió.
[¡¡¡~~!!!]
Esa es, la sonrisa que esperaba.
No como ‘¡Mm…!’ O  ‘¡Ah!’.
Era una sonrisa suave y encantadora.
[Gracias, por enseñarme esto. En el nombre de Iris Tersia Mercouri, te aseguro que devolveré esta gratitud.]
Seguro.
Dijo la princesa Iris repetidamente mientras sonreía suavemente.
En casa, en la mansión.
Me quedé embobado en el salón.
Sentado en el sofá, recordé la sonrisa de la princesa Iris.
Recordé, rumié y me quedé en babia.
Realmente es, un gran sentimiento.
Mientras rumiaba, escuché un KaKaKa, KaKaKa*.
En la puerta de entrada, el llamador sonó.
[Disculpa~~, hay alguien en casa~]
Junto con el sonido del llamador, la voz de un chico se pudo escuchar.
A pesar de que había subido la voz, como se escuchaba a través de la puerta, parecía bajita. Es posible que no fuera escuchado.
Me levanté, y fui hacia la entrada. Cuando abrí la puerta, allí había un chico vestido con ropas simples.
[¿Es Yuuki Kakeru-sama?]
[Sí.]
[Es un mensaje del señor. Ya está arreglado lo de las sirvientas, así que ‘Por favor venga cuando le parezca oportuno’ dijo el señor.
[¿Señor? Sirvienta…… Ah, Samaras-san eh.]
[¡¡Sí!!]
[Entendido, gracias.]
Entrando en la compañía mercante Samaras, con su barriga protuberante como de costumbre, Samaras me recibió.
[Bienvenido, es bueno que haya venido.]
Aunque su apariencia no ha cambiado, me pregunto porqué, pero parece de buen humor, más de lo habitual.
Una buena sonrisa, una sorprendentemente buena sonrisa.
[¿Ha ocurrido algo?]
[No, no, nada de eso, escuché los rumores, resolver el caso así de simple. Bueno, la falta de monedas de cobre también nos afectaba a nosotros sabe.]
[Ah, eso.]
[Supuse que tendría algún tipo de misión al tener el abanico de Helen-denka pero, nunca imaginé que fuera tan pronto. Como era de esperarse de Yuuki-sama podría decir.]
Samaras exageró, y me llenó de palabras aduladoras.
Aunque me sentía bien, también se sentía sucio.
[En vez de eso, escuché que ya habías encontrado a la sirvienta.]
[Sí hemos encontrado algunas.]
[¿Algunas?]
[Su esperanza era encontrar una sirvienta que pudiera hacer su trabajo, pero no sabíamos qué más demandas quería de ella, por lo que preparamos tres personas.]
[Tres persona.]
[Todas ellas pueden hacer su trabajo, y todas son esclavas. Puedes elegir entre ellas después.]
[Ya veo.]
Elige de entre las tres quiere decir.
Eso tampoco es malo, en vez de hacer que me quedara con una, tener opciones hace que cualquiera sienta que ha tenido la sensación de elegir.
[En ese caso, haré que entren en la habitación una a una.]
[Sí.]
Cuando asentí, Samaras dio una palmada.
La puerta se abrió inmediatamente, y la primera persona entró.
Una belleza que estaría sobre los veintitantos. Parecía calmada, tenía ese tipo de atmósfera tranquilizadora alrededor de ella.
Ella trabaja como sirvienta jefe en la casa anteriormente, pero fue despedida cuando hubi un cambio de dueños.
Ella es una buena persona, y parecía que pudiera hacer su trabajo correctamente.
La segunda persona era un poco más joven, una mujer que rondaba los 20 años. Era del tipo adorable, parecía una chica amigable y divertida de hablar con ella.
No tiene experiencia, pero es muy buena cocinando, ha aprendido ha hacer tareas de la casa así que puede hacer un poco de todo.
Esta no estaba mal tampoco.
Y finalmente la tercera persona.
La puerta se abrió y tan pronto como entró.
[¡¡¡Esta chica!!!]
Me puse en pie.
[¿Yuuki-sama?]
[¡¡Esta chica está bien!! Me quedo con esta.]
En cuanto la vi, se convirtió en la única opción.
Adorable y guapa.
Y sobre todo.
[Hombre-bestia eh… ¿Está seguro?]
Ese fue el factor determinante.

 


Anuncios

2 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s