Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 4

Capítulo 4: Sirvienta contratada
Traducción: Unknown Soldier
Por la tarde volví a la mansión solo.
Normalmente con este tipo de compras, creo que el agente inmobiliario te guía, pero el dueño de la compañía mercante Samaras sólo me dijo:
[Si ocurre algo háganoslo saber.]
Él dijo eso y no vino.

‘¿Qué ocurre?’ pregunté, cosas con la creación del contrato, el registro en la oficina pública, llevar el mobiliario que falte, ese tipo de cosas, me dijo como si fuera una retaíla.
‘Puedes hacer eso después ¿verdad?’ le dije para ganar tiempo.
[Nuestro lema es que los clientes puedan estar pasando su tiempo de forma cómoda lo más pronto posible.]
Estaba diciendo cosas que parecía verdaderas.
Bueno, resumiendo, echó a correr. La mansión le asusta mucho al parecer.
Usando la llave que me dio, pasé la verja del terreno principal y abrí la puerta de la mansión.
Usando la lámpara que me habían dado, y mientras encendía una a una todas las lámparas de la casa, fui revisando todas las habitaciones.
El salón y la entrada, los dormitorios, era una mansión con más de 20 habitaciones diferentes.
No parece que nadie estuviera viviendo aquí, pero el mobiliario está bastante completo.
[Al final salió por patas eh.]
El miedo se hizo algo mayor. Pedir mobiliario es lo que menos necesita esta casa, si los muebles están tan completos, dudo mucho que un agente inmobiliario no lo sepa sería imposible.
Riéndome por lo bajo, subí las escaleras que tenían una alfombra extendida sobre ellas, y llegué al segundo piso. Habían un balcón, así que salí fuera.
Estaba un poco lejos del pueblo, pero desde aquí, la noche del pueblo se podía contemplar.
En el centro del pueblo las luces son escasas, eso es sí mismo se veía hermoso, pero al mismo tiempo era capaz de sentir la altura de las farolas desde dónde estaba.
El precio de la mansión originalmente era elevado, este paisaje seguramente ayudó a que fuera tan alto.
Esta noche, después de ver las vistas nocturnas, descansé en el dormitorio más grande.
Como la cama era demasiado grande, fue complicado dormir… Pero no me importaba demasiado.
Al día siguiente, después de hacer la tarea diaria de cazar una vaca de montaña, anduve sin rumbo po rle pueblo.
Aunque era posible ganar algo más, como había conseguido la mansión, quería organizar cómo viviré de mejor forma.
También hay mobiliario que quiero cambiar, quiero conseguir cosas que vaya a usar en mi día a día.
Por ejemplo, es difícil dormir, así que quiero cambiar la almohada y las sábanas.
Hay algunas cosas como esas que son triviales, pero luego a otras que son muy importantes.
[Quiero contratar una sirvienta.]
Fui a la compañía mercante Smaras, y le dije eso al dueño que estaba muy ansioso.
[Una sirvienta, eh.]
[Sep, una sirvienta. Es imposible mantener esa casa yo solo.]
[Es verdad, que eso faltaba.]
…… esa casa encantada, ¿Es realmente tenebrosa?]
[No hay nada de eso por supuesto.]
Samaras entró en pánico un momento, pero después de eso, aclaró su garganta y dijo:
[En fin voy a aceptar, de acuerdo con la política de nuestra empresa. Si lo piensas con cuidado, que una persona viva en tal mansión, sin tener sirvientas, ni siquiera una, sería muy mal visto.]
[¿Os encargáis de las sirvientas de las sirvientas también?]
[Por supuesto.]
Dijo Samaras muy orgulloso.
Era gracioso ver lo diferente que actuaba con respecto a hace un momento, así que intenté reírme de él.
[¿Habrá alguna sirvienta que quiera venir a una casa encantada?]
[Sobre eso, no hay nada de lo que preocuparse.]
Dijo Samaras con una mirada seria, no era la reacción que esperaba, y yo estaba como ‘¿oh?’.
[Sea cual sea la casa… incluso si era la casa de un asesino. Siempre y cuando se pague proporcionalmente, siempre habrá alguien que quiera trabajar.]
[Cierto, ahora lo entiendo. Bueno entonces no hay problema eh.]
[Sí. Entonces, ¿qué tipo de sirvienta desea?]
[Qué tipo… mmm.]
Pensé.
‘¡¡Tras obtener la mansión lo siguiente más importante!!’ por eso decidí venir hasta la compañía Samaras, pero si me paro a pensarlo, no había decidido qué tipo de sirvienta necesitaba.
Cuando dices sirvienta, están las que pueden hacer el trabajo y las que no.
……
Vistiendo una falda larga, una sirvienta que sabe hacer su trabajo pero es estricta y difícil.
Vistiendo una falda corta, falla al hacer su trabajo y tiene emociones ocupadas, la chica ‘Doji’.
Me pregunto cuál será mejor.
[…Una sirvienta que sepa hacer su trabajo correctamente, eh.]
[Ciertamente. Alguien talentosa que pueda servir de jefa de sirvientas en el futuro.]
[Jefa de las sirvientas eh, si, algo parecido.]
Me lo imaginé y me emocioné un momento.
Una jefa sirvienta que ordene a las demás sirvientas.
Y yo, quien mando sobre la jefa sirvienta.
Me emocioné de verdad.
[Bueno entonces, buscaremos en esa dirección. Una última cosa.]
[Dígame]
[Una sirvienta esclava o una de origen normal. ¿Cuál sería mejor?]
[La esclava.]
Respondí al momento.
Esa era la más natural, la opción que no rechazaría.
[Normalmente no pensaría que hubiera esclavos… no, eso es lo normal eh.]
Hora de comer, mientras andaba sin rumbo dentro del pueblo, recordé la última pregunta de Samaras.
Después de decidir eso, salí de la tienda. Como era de esperarse, un humano no podría ser preparado tan pronto, pero estaba decidido cuando me dijo ‘Vamos a buscar lo que pidió así que por favor vuelva mañana’.
Con esto, el tema de la sirvienta está zanjado.
Cuando pensaba ‘¿Qué debería hacer luego?’, mi estómago rugió.
Seleccioné una tienda cercana al azar.
Era un mesón en la esquina de la calle, una tienda que prosperaba decentemente.
[Hola, bienvenido al Mesón Purosu.]
Quien me recibió fue una chica joven con un delantal bien ceñido.
Esta camarera de la tienda, no, mejor dicho, la cara bonita.
[¿Qué le gustaría pedir?]
[Ah~, Uhm.]
Miré dentro de la tienda.
Había un menú, pero no sabía qué era qué.
[No lo sé, ¿Qué me recomiendas?]
[¿Es Cliente un trotamundos?]
[Puede que algo parecido. Acabo de llegar aquí, pero he pensado en vivir una temporada.]
[Así que era eso. Entonces, ¿Qué tal el arroz frito con vaca de montaña? Es el producto especial de este pueblo, una vaca de montaña que es frita con arroz. Es nuestro menú más famoso. Normalmente lo limitamos a cinco comidas, pero podemos servir más hoy.]
[¿Porqué podéis servir más hoy?]
[He escuchado que al parecer un gran cazador ha aparecido. Gracias a eso, las porciones se han estabilizado, y también dicen que el precio va a bajar. Es una gran ayuda ¿sabes?]
[Así que se trataba de eso.]
Sentía un pequeño cosquilleo. Era probablemente sobre mí, y por que alguien me lo dijera cara a cara.
[Pediré eso entonces.]
ordené lo que me recomendó.
Cuando pensé en ello, había ganado mucho cazando las vacas de montaña, pero me di cuenta de que tenía que comer una todavía.
[Sí, arroz frito con vaca de montaña será.]
[¡Ah! Extra grande por favor.]
[Sí, extra grande entonces.]
La mujer se alejó con una sonrisa radiante, y entró en la cocina.
Después de un rato, volvió con un plato lleno de arroz frito con vaca de montaña.
[Disculpa la espera.]
[¡Oh! Eso parece delicioso. ¡Ah! ¿Cuánto vale?]
[10 monedas de cobre.]
[Uhm, ¿con esto?]
No tengo las llamadas ‘monedas de cobre’, así que cogí una moneda de plata y la puse sobre la mesa.
Y entonces la mujer puso una de preocupación.
[Una moneda de plata, uhmmm.]
[¿No es suficiente?]
[No, no. Es lo contrario. Es suficiente, pero me pregunto si tendré suficiente cambio, es lo que pensaba.]
[¿Si tendrás suficiente cambio? Ahh.]
Eso significa que las monedas usadas para cambio son insuficientes. Cuando vas a una tienda 24h eso suele pasar algunas veces.
[Uhm, entonces con el cambio, puedes traerme otros platos que me recomiendes.]
[¿Está seguro?]
[Los deliciosos por favor.]
Después de decir eso la chica volvió a poner una sonrisa radiante, cogió la moneda de plata y volvió a la cocina.
Yo comí arroz frito.
[¡Ohh! ¡Delicioso!]
Justo como me había recomendado, estaba muy delicioso.
De alguna manera tenía un sabor nostálgico, como el de un restaurante, no, era como la comida casera.
Por otro lado la carne de vaca de montaña que había sido usada era muy blanda y jugosa, mientras mordías, el jugo de la carne explotaba y te llenaba la boca con su sabor.
Comí apresurado. Estaba tan delicioso que el plato extra grande arroz fue comido en segundos.
Descansando un momento, me pregunté cuál sería la siguiente recomendación que me sería servida, si estaba tan delicioso como esta debería pedir otro plato de carne.
Cuando pensaba en eso.
[Es peligroso recolectar monedas de cobre en este pueblo.]
Mi oído mejorado cazó unas palabras sospechosas.
Justo como la conversación de antes, mi atención fue tomada con eso.

 


ijo Samaras muy orgulloso.
iera una, seridado, que uan persoan viva en una mansintes.
Anuncios

2 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s