Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 10

Capítulo 10: Lotería
Traducción: Unknown Soldier
[[NT: Con este capítulo terminamos los que quería rehacer, a partir del siguiente la historia puede continuar.]]
Más flechas salieron de la mansión. Sin torcerse, volaron rectas.
Las tiré todas al suelo.
Intenté entrar en la mansión pero… Miu se agarró a mí y no quería que me fuera.
[¿Miu?]
Escondió su cabeza y retorcía su cuerpo. *IyaIya*
Debe de haber sido terrorífico.
[Vayamos juntos entonces.]
[¡—-!]
Dio un respingo y tembló.
Levantó su cabeza y me miró, sus lágrimas no paraban de salir más y más.
Flechas de hielo volaron. Las quité del medio con el dorso de mi mano.
Cuando Miu vio eso estaba terriblemente sorprendida.
Tan sorprendida que paró de llorar.
[No pasa nada, yo estoy aquí. Te protegeré como es debido.]
Miu se me quedó mirando un rato, miró hacia abajo y dijo:
[¿No me vas a dejar… y salir corriendo?]
[¿Eh? ¿Si voy a salir corriendo yo solo si se pone peligroso?]
[……Sí.]
[Eso es imposible. Si se pone peligroso cargaré contigo y nos iremos juntos.]
[¿De verdad…?]
Incluso ahora Miu seguía dudosa. Me pregunto porqué se preocupa tanto.
[De verdad. Porque todavía no te he hecho *MofuMofu* suficientemente.]
[¡¿¡¿Seguirá haciendo eso!?!?]
Miu estaba sorprendida.
Pero por alguna razón, era una sorpresa diferente a la de antes.
Bueno ella estaba asustada por otra cosa diferente, que la asusten los fantasmas o que le asuste yo son cosas diferentes.
Después de que Miu me mirara más y más (tiré abajo varias flechas mientras tanto), asintió sin estar muy convencida.
Se separó, y se puso a mi lado.
Pero seguía agarrando un trozo de mi ropa.
[Bien, vamos allá.]
[Sí.]
Entramos juntos a la mansión.
Al abrir la puerta, nos recibió un aire gélido que asaltó nuestros cuerpos.
[¡Mu! Eso es.]
[Qué es.]
[Allí, una sombra en la esquina.]
[¡¿¡¿Quééeeee!?!?]
[Vamos.]
[Síiiiii~…]
Miu, después de todo seguía teniendo los ojos llorosos.
Los dos anduvimos por el pasillo.
Esta vez, una sombra un poco más visible pudo verse.
[Una sirvienta eh]
[¿Eh?]
[¿Tú también la has visto no? Una persona que parecía vestir ropas de sirvienta.]
[N-no he visto nada.]
[…]
Continuamos con la persecución. Esta vez, fue más rápido, tras pasar la esquina su apariencia fue visible durante más tiempo.
Cuando nuestros ojos se cruzaron, pude ver que realmente era una sirvienta, parece ser una chica joven.
[Miu, ¿y ahora?]
[No vi… nada.]
Me agarró de la ropa más fuerte, se empezó a asustar cada vez más.
Es imposible que no pudiera verla ahora. Nuestros ojos se cruzaron y pasaron varios segundos hasta que desapareció otra vez al girar otra esquina.
[Si es así, parece que sólo yo puedo verla eh.]
Dije murmurando, y empecé a perseguirla junto con Miu.
Corrimos a través de la mansión. Es una mansión muy amplia, subimos y bajamos escaleras. Salimos al jardín una vez y volvimos a entrar.
Repetimos eso.
Poco después, conseguimos arrinconar al fantasma.
En la parte más recóndita del primer piso, donde la luz del Sol rara vez llega, en una zona húmeda.
Una pequeña habitación usada sólo para dormir, había unas cuantas de ese tipo, probablemente fueran usadas por los guardianes y las sirvientas de la casa.
Ahí, arrinconamos al fantasma.
La miré de nuevo. Tal y como pensé era una chica joven vistiendo un atuendo de sirvienta.
Sin embargo, su cuerpo era transparente y se podía ver la pared a través de ella. Su expresión era muy desalentadora.
Fantasma—- uno malvado al parecer.
[¡¡—-!!]
Mientras gritaba con una estrafalaria voz que era dif
atacar.
﷽uyendo de nosotros hasta ahora, decidiñienta.
por los guardianes y las sirvientas de la casa.
esapareciferentes.
ícil de escuchar, el fantasma saltó a por nosotros. A pesar de que había estado huyendo de nosotros hasta ahora, decidió atacar.
[¡¡Quieto ahí!!]
Mientras aceraba a Miu hacia mí , lancé un puñetazo de contraataque al fantasma que saltó hacia nosotros.
No se que efecto tendrá, por eso puse toda mi fuerza en el puñetazo.
Una fuerza que haría volar a una vaca de montaña decenas de metros.
Pero.
[¡¿¡¿La he traspasado!?!? Mierda, ¡¡Así que ocurriría eso!!]
El puñetazo atravesó el cuerpo del fantasma. Es un fantasma así que los ataques físicos no le afectaban, o algo así.
Pasando a través de nosotros, el fantasma siguió volando, pero de repente paró se dio la vuelta y volvió a saltar hacia nosotros.
Alrededor de su cuerpo circulaban flechas de hielo, saltó junto con ellas.
[¡¡Señor!!]
[¡¡No pasa nada!!]
Mientras me quitaba de en medio las flechas, esquivé el placaje del fantasma. Sabiendo que los puñetazos sólo pasarían a través de su cuerpo espiritual, no quería tocarlo descuidadamente.
Qué debería hacer.
De repente me surgió una idea.
En ese mismo momento el fantasma volvió a saltar a por nosotros.
Supongo que como antes las flechas de hielo no fueron eficaces ahora ataca sin nada.
Es el momento, sin que otros elementos estorben.
Levanté mi mano y usé magia de llama.
De mi palma, llamas empezaron a acumularse hasta que se convirtió en una bola de fuego.
[—-]
La estrafalaria voz sonó de nuevo. Pero al mismo tiempo la cara del fantasma cambió de color.
Mientras pasaba junto a mí le di con la magia.
Al cruzarnos pude ver como el hombro del fantasma estaba ardiendo.
[Al saber que tiene efecto.]
Sonreí.
[El resto es fácil.]
Colocando mis manos hacia delante, disparé la magia.
[…]
El fantasma desapareció, y le sensación gélida de la mansión también se fue desvaneciendo poco a poco.
[Con esto, es caso cerrado.]
Antes de desaparecer, me preocupé porque la chica fantasma parecía querer decir algo, pero ahora no hay forma de preguntarle así que mejor me olvido de ello.
[¿Estás bien?]
Miré a Miu que seguía agarrada a mi ropa con fuerza.
Miu me miró con los ojos brillando. *KiraKira*
[¿…Miu?]
[Señor…… Increíble.]
[¿En?]
[Un monstruo tan terrorífico… así de fácil… el Señor era una persona tan espectacular eh.]
[Por supuesto.]
Por ahora, simplemente presumí. Los ojos *KiraKira* de Miu, su mirada de admiración, no hay forma que pueda traicionar eso.
[Si ocurre algo, tráemelo. Yo me desharé de ello.]
[¡¡Sí!!]
Cuando dije eso, la mirada de admiración de Miu se hizo más intensa.
Bien, bien, esto está bien.
[¡¡Cierto!! Mi trabajo.]
[¿En?]
[Estaba en proceso de limpieza…]
[Ahh, fuiste interrumpida por el fantasma eh. Bueno entonces haz tu trabajo, cuento contigo.]
[¡¡Sí!!]
Miu asintió energéticamente y se alejó al trote.
Mientras la miraba desde atrás, sólo la sensación residual de confianza quedaba. Por un momento, me quedé ahí saboreándola.
Después de saborearla durante un rato, intenté irme, pero cuando pensé en ello, en el lugar donde desapareció el fantasma, vi un trozo de papel tirado.
[¿Había algo así ahí?]
Es extraño pensé, me acerqué y lo recogí.
Lo miré un rato, era algo que me resultaba familiar.
[¿Ticket de lotería…?]
Eso es, un ticket de lotería. La cosa que consigues después de comprar. Y, la causa por la que llegué a este mundo de fantasía.
Cuanto más lo miraba más me parecía que era un ticket de lotería.
Qué estará haciendo este ticket aquí~~por otro lado, pensé.
Ticket de lotería~~Lotería.
Tenía algún tipo de esperanza dentro de mí.

Anuncios

Un comentario en “Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s