Nunca Me Quedo Sin Maná – Capítulo 18

Capítulo 18: Hacia cotas más altas (5)

 

Traducción: Unknown Soldier

 

[800 puntos de experiencia ganados.]

 

[800 puntos de experiencia ganados.]

 

 

Tras el torbellino de espadas, lo que antes era una interminable marea ahora era un riachuelo.

 

Cuando me di la vuelta, los 12 Despertados estaban haciendo todo lo posible para proteger la retaguardia.

 

Incluso el terrorista de la moda sacaba fuerzas de flaqueza y peleaba contra los tres súcubos revividos que quedaban.

 

No podía ni mirar su ropa pero su habilidad era pasable.

 

Y así fue como un rato pasó.

 

“¿Se ha acabado?”

 

Ningún monstruo salía del portal.

 

Sólo esos tres faltaban.

 

Avancé hacia ellos usando Espada Penetrante constantemente.

 

El ataque de Espada Penetrante no iba hacia los Despertados de alrededor.

 

Los ataques sólo acertaban a aquellos que consideraba enemigos.

 

[1500 puntos de experiencia ganados.]

 

.

 

.

 

No pasó mucho tiempo hasta que besaron el suelo.

 

Incluso después de esperar 20 minutos no se veían ni las sombras de la asociación de cazadores.

 

Los Despertados supervivientes maldijeron a la asociación, mientras recobraban el aliento.

 

“Haa… haa…”

 

“¡Esos bastardos de la asociación de cazadores!”

 

Sólo duró un momento ya que empezaron a irse.

 

Es verdad. El portal no se había cerrado todavía. Eso quería decir que todavía quedaban más por salir.

 

“¡Rápido, súbete al coche! ¡Date prisa!”

 

A lo lejos el terrorista de la moda me gritaba mientras arrancaba el coche con mucha prisa.

 

Todos los demás ya se habían ido.

 

Fue entonces.

 

En algún lugar escuché una terrorífica risa.

 

Cuando me giré hacia donde venía el sonido, vi una criatura muy parecida a un súcubo cerca del portal.

 

Lo que salió del portal era un ‘íncubo’.

 

El suelo estaba chorreando de sangre, los cuerpos, que estaban tan desfigurados que era casi imposible reconocerlos, estaban tirados por todos lados.

 

Las manos que sostenían la espada y la alabarda se apretaron.

 

A mi lado, un ruidoso claxon continuaba sonando, pero no tenía ninguna intención de salir corriendo.

 

“Sólo vine aquí para verte la cara, pero ahora tengo que matarte.”

 

Al terminar mis palabras me decidí.

 

Ya que sabía lo que ocurriría inmediatamente después.

 

Tal y como esperaba, cuando el íncubo levantó la mano hacia el cielo, los 200 súcubos caídos y los súcubos revividos se levantaron a la vez.

 

Pero no había ninguna razón para asustarse porque ya lo sabía de antemano.

 

El jefe no tenía habilidades de combate. Su único rol era el de usar todo su maná y revivir a sus subordinados.

 

“Malditos zombis bastardos.”

 

Los súcubos dejaron escapar un grito chirriante y vinieron como una marea hacia mí, pero delante de la poderosa habilidad, eran como papel haciéndose pedazos.

 

Si uno de clase guerrero usaba Espada Penetrante, el límite estaría en 10 veces, pero como yo no tenía límite, era capaz de mantener tanto la ofensiva como la defensa mientras lo usaba constantemente.

 

Y el poder se duplicaba ya que podía lanzar con cada mano por separado.

 

Todas las espadas y alabardas que asesinaron a los súcubos volaron directamente hacia el íncubo simultáneamente.

 

No tenía habilidad ofensiva pero tenía una gran habilidad defensiva propia de un jefe final.

 

Así que le ataqué sin descanso.

 

Y entonces.

 

Al haberse dejado golpear por demasiados ataques, con un grito su cuerpo cayó tras ser apuñalado por todas partes.

 

Mi cuerpo estaba cubierto de sangre.

 

Como si quisieran hacer eso mucho más brillante, las piedras de sangre de los monstruos flotaron.

 

Al parecer los objetos sólo aparecían cuando el jefe era derrotado.

 

Todas las peleas terminaron cuando una luz brillante cubrió todo el área.

 

Observando desde lejos, el hombre salió corriendo del coche haciendo preguntas.

 

“¿Pe-pero que? ¿Cómo lo has hecho?”

 

“…”

 

Al recoger todas las piedras de sangre, tiré las armas al suelo y fui hacia el coche.

 

Como si la cacería nocturna y la defensa mañanera del portal no fuera suficiente, el dolor y el cansancio de ver a la gente morir me vino de golpe.

 

‘Ah… tengo que ir a la escuela…”

 

Como me había quedado callado, el hombre continuó hablando sin parar.

 

“¿Cómo lo has hecho? Dijiste que eras un mago pero, ¿qué fue esa habilidad y por qué eres capaz de usarla constantemente? ¡Contéstame!”

 

“Ah, ¡Qué mas da! ¿Cuál es tu nombre hyung?”

 

“¿Eh? Uh. Mi nombre es Yi Jong Ho. Contéstame. ¡Cómo lo has hecho!”

 

“¿Jong Ho-hyung,, ¿Porqué no parabas de mirarme?”

 

“¿Cuándo? ¿Cuándo los súcubos aparecieron? Estaba viendo si estabas vivo.”

 

“Cuando revivieron y cuando apareció el jefe… Fuiste tú el que me dijo que corriera, ¿Cierto?”

 

“Bueno es que sería un malgasto dejar que alguien tan joven muriera. Eso es todo.”

 

Parecía ser que era un hombre de bien.

 

Como SangMin y su grupo, este hombre también. Su rara primera impresión había sido olvidada.

 

Pero parece que todavía me queda mucho para poder mirar su estilo al vestir.

 

Parece ser que poder y dinero no fue lo único que gané.

 

No intentaba hacer algo tan patético como crear contactos en situaciones tan peligrosas como estas.

 

Pero la idea de ‘conseguir un extra mientras hacía lo mismo’ no estaba mal, ¿A que no?

 

“¿Cuándo llegan los de la asociación? Necesito conseguir mi dinero rápidamente, irme al colegio y también cambiarme de ropa.”

 

“¿Así que no me lo vas a decir? Mis palabras fueron un poco duras ¿no? Lo siento.”

 

Fue entonces, cuando iba a empezar a meterse conmigo de nuevo, que un coche llegó y se paró cerca.

 

“Vosotros, reportad los daños de la situación.”

 

“¡Sí!”

 

“¡Sí!”

 

Parece que los bastardos de la asociación por fin llegaron.

 

‘Es algo parecido a pedir los palillos cuando ya he terminado de cocinar ramen para ellos.’

 

Diez de ellos parecían cazadores de la asociación y fueron a mirar lo ocurrido, mientras que un empleado vestido elegantemente tomaba nota de la situación.

Como sólo estábamos nosotros dos cerca del portal, los miembros de la asociación enviados se acercaron hasta nosotros.

 

“¡Ave! Gracias por todo vuestro esfuerzo. Llevamos viéndolo desde hace 10 minutos gracias a un dron, pero explicarlo en detalle.”

 

Debido a los cadáveres que había tirados por todos lados, era muy posible que se confundiera con una situación en la que los Despertados se hubieran peleado por los objetos. Así que estos mamarrachos de la asociación lo estaban viendo todo a través de un dron.

 

Estaban esperando que una persona exhausta les contara lo sucedido después de que ellos llegaran tarde.

 

Yo no quería hablar con ellos por nada del mundo.

 

Miré a Jong Ho con ojos de ‘soy la persona más cansada del mundo’ y le dije:

 

“Jong Ho-hyung, ve.”

 

“¿Eh? Uh uhm ok.”

 

Jong Ho se apartó del coche y explicó la situación.

 

Ya que yo tenía todos los objetos, cuando su conversación terminó, el miembro de la asociación se me acercó.

 

“He escuchado toda la historia. Por favor enséñame tu ‘carné de Despertado’.”

 

Era algo que esperaba más que la comida – la hora de recoger el dinero.

 

Tras darle mi carné, me puse a pensar en cuánto habré ganado.

 

‘Tengo una piedra de rango C y 13 de rango D, me pregunto cuánto me pagarán.’

 

Junto al coche, mientras que el miembro de la asociación estaba ocupado buscando algo, le pregunté a Jong Ho por lo bajo para que no nos escuchara.

 

“¿Cuánto dan en estos casos hyung?”

 

“Hm… Ya que ha sido una puerta de nivel 13… ¿Unos 260 millones de won?’

 

“Hey, no bromees y dímelo de verdad.”

 

“¡260 millones! Te digo que eso es correcto.”

 

[[NT: 260.000.000 won = 213.200 €]]

 

‘100 millones no suele ser el nombre normal de un vecino, ¡No debes ir yendo por ahí diciendo eso sólo porque estés aburrido! ¿De verdad dan tanto dinero por conseguir uno?’

 

Sin embargo, como no parecía que Jong Ho estuviera bromeando, dije:

 

“Entonces si recibo el dinero, ¿Cuánto debería darte?”

 

“¿A mí? ¿Porqué?”

 

Cuando escuchó mi pregunta, sus ojos se abrieron de par en par como si fuera un niño pequeño.

 

“Es algo por lo que todos hemos trabajado duro. Ya que eres el único que está todavía aquí, al menos debería darte algo hyung.”

 

“Ah, no es necesario. ¿Por qué alguien que se ha escondido en un rincón debería recibir algo más que la vergüenza? Hyung puede que no tenga dinero, pero todavía tiene principios. Cuando me haga más fuerte, ya cazaré yo sólo y recibiré el dinero con orgullo.”

 

“Pero…”

 

Fue entonces cuando el personal de la asociación me pasó el terminal y habló.

 

“Aquí está. Por favor confirme los 260 millones de won.”

 

“¿Sí? Ok…”

 

“Por favor firme aquí también”

 

“Sí.”

 

“Probablemente ya lo sepas pero esto es dinero ficticio. Te daremos el dinero de verdad cuando visites la asociación y confirmes tu identidad. Sin embargo, debes visitarla antes de un mes.”

 

“……”

 

Cuando un portal explota, puedes ser capaz de prevenir una absurda cantidad de daño si consigues pararlo antes de sea incontrolable.

 

Gracias a eso, la asociación determina la recompensa dependiendo del nivel del portal y pagan apropiadamente.

 

Después de comprar el libro de habilidad y el anillo, me di cuenta de que mi cuenta de crédito de Despertado era casi nula.

 

Pero con la cantidad que la asociación me había dado, el balance mostraba 260 millones de won justo al lado de mis 3 millones de won (2.460€).

 

Al escuchar la situación sin embargo, parecía como si no pudiera usar esos millones todavía.

 

Ah, estas son buenas personas…

 

En un solo instante, los ‘mamarrachos estos de la asociación’ se convirtieron en ‘los miembros de la asociación a los que le agradezco y les debo mi gratitud.’.

 

“Gracias por todo vuestro trabajo. Ahora me voy.”

 

Ya que en la cuenta de Despertado no se mostraba mi clase, el miembro de la asociación habló sin dudarlo.

 

Después de terminar la conversación y de darse la vuelta, de repente se volvió a dar la vuelta.

 

“Ah, ¿Eres tú a lo mejor el Despertado conocido por terminar las mazmorras de nivel 12 después de unos pocos días de haberse convertido en Despertado? Tu nombre es el mismo. La asociación me comentó que le prestara especial atención a esa persona…”

 

¿Cómo debería contestar, necesito decir la verdad? Si lo hiciera perdería tiempo y por supuesto mi habilidad sería expuesta.

 

No era del todo malo tener mi habilidad expuesta, pero seguramente me pedirían que fuera el protector de la justicia o algo así.

 

Mientras lo estaba pensando.

 

“Eh, ¿Tu no eres él verdad? Ya que él es de clase mago, no debería de haber ninguna razón por la que estuviera aquí. Bueno, gracias por tu gran trabajo.”

 

Estaba agradecido de que el miembro de la asociación se contestara a sí mismo tan alegremente.

 

Me preguntaba cómo era capaz de ser trabajador del gobierno con esa cabecita sobre sus hombros.

 

Al parecer la entrada a las mazmorras se monitoriza por un terminal y eso lo guarda la asociación.

 

‘Esto es un incordio. Por ahora descansemos.’

 

Después de terminar mis pensamientos, hablé a Jong Ho que estaba observando la situación.

 

“Hyung, lo siento pero ¿Me podrías acercar a casa?”

 

“¡Sí! ¡Sí! ¡Vámonos! ¡Tenemos que irnos! Hablemos mientras vamos. Si vas a ir para cambiarte de ropa, ¿Quieres que hyung te deje algo?”

 

‘…’

 

Un miedo mayor que cuando apareció el íncubo se apoderó de mí.

 

‘Ah, ¡Escalofrío! No creo que ni siquiera pudiera tirar esta ropa en un sitio de desperdicios de comida rápida’ eso era lo que quería contestarle, pero no lo hice ya que me caía bien Jong Ho.

 

“Ah, jaja. No es necesario. Estoy bien, muy bien jaja…”

 


<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Anuncios

Reparaciones web (2)

Ya he arreglado las páginas principales de WGO y NMQSM. Los enlaces internos de cada publicación tomará algo más de tiempo.

Kujibiki Tokushou: Musou Haremu ken – Capítulo 25

Capítulo 25: El límite de la compañía mercante del pueblo.

 

Traducción: Unknown Soldier

 

[[NT: Gracias por avisarme Arn, de que parte del texto estaba mal puesto, no me había dado ni cuenta… Bueno, ya está arreglado.

También deciros que si encontrárais algo raro en alguna de mis traducciones por favor decídmelo porque no me gustaría que se quedaran con errores.

Gracias a todos de antemano.

~Unknown Soldier~

]]

Cuando traje el Orycudite que picamos a la compañía mercante Andreu, él estaba muy sorprendido.

[¡¿Tanto?!]

La cantidad que picamos cuando yo también me uní era tanta que podríamos llenar un camión entero.

[¿Es demasiado?]

[No hay problemas con tener tanto, ya que no se desperdicia ninguna parte, si se rediseña se venderá como churros…. Pero.]

Andreu me miró a mí, a Helen y a Io que estaba detrás.

[Es la misma situación que con las vacas de montaña, la cantidad que traes no es una cantidad que puedan traer unas cuantas personas.

[¿Con tres personas cuánto suele ser habitual?]

[Déjame pensar.]

Andreu cogió un orycudite decentemente grande.

[Normalmente, de 2 a 3 como este es el límite. Si el Orycuto es detenido durante mucho tiempo, la cantidad que puede ser picado sería mucho más, pero el volumen de magia que tres personas pueden usar y el tiempo que puede estar parado es limitado.]

Ya veo.

Cuando me pongo a pensarlo, mi volumen de poderes mágicos cuando los medimos en la compañía mercante Samaras era unas cien veces más que un hombre adulto normal.

[Además necesito contratar a gente para que lo traiga de vuelta. Los magos normalmente tienen un físico débil y después de usar sus poderes mágicos es muy difícil para ellos salir corriendo de allí.]

En mi caso tengo la Pluma de Teletransporte.

Pude llevar tanto porque podía agarrar todo lo que quisiera y volver usando el Teletransporte.

[Vaya, vaya, siempre estoy sorprendido con Yuuki-sama.]

[Puedo tomarme eso como que lo vas a comprar ¿cierto?]

[Sí, a diferencia de con las vacas de montaña, una identificación es necesaria, por lo que el total de la compra se conocerá un día mas tarde…]

[Eso está bien. Bueno, iré una cuantas veces así que págalo todo junto.]

[¿¡Eh!?]

[¿Eh?]

A qué viene ese ‘¿¡Eh!?’ de hace un momento.

[Yuuki-sama, ¿Qué significa eso?]

[Simplemente dije que iba a ir a traer más.]

[Más…… ¿A pesar de haber traído tanto?]

[Le estoy cogiendo el tranquillo así que podría conseguir más. ¿Helen, Io?]

[¡Sí! ¡He aprendido el truco de picar!]

[Creo que puedo picar un poco más limpio y más rápido.]

Respondieron Helen e Io respectivamente.

Las dos parecían estar dispuestas.

[Tal y como dije, me iré un rato e picaré—-]

[Po-por favor espera un momento.]

Andreu nos paró apresuradamente, usando sus dos manos.

Me pregunto que será parece realmente preocupado.

[¿Es algo malo? ¿No me acabas de decir que no hay problema aunque haya mucho de eso?]

[Sí, dije eso. Es cierto que cada trozo que compre se venderá como churros.]

[Entonces no hay problemas.]

[No, si nos traes algo tan caro vamos a tener muchos problemas para pagarlo. A pesar de que se venderá, pasará algo de tiempo antes de que podamos convertirlo en dinero. También hay que tener en cuenta el tiempo necesario para refinarlo. El producto principal de nuestra compañía son las vacas de montaña, por lo que no nos gustaría llegar a la situación en la que no tengamos el dinero suficiente.]

En otras palabras, no tienen el suficiente efectivo.

Aunque se vaya a vender bien, él no puede comprar más que el dinero que tiene ahora mismo.

Sería por eso eh.

[Umumu…]

[Está preocupado eh.]

[Estoy seguro por la conversación que acabamos de tener que nuestra capacidad no es suficiente para ayudar a Yuuki-sama. Estoy seguro de que esto también pasará en el futuro.]

[……]

Con las vacas de montaña y con el Orycuto, quería ganar dinero tan rápido que lo hice demasiado.

Con el primero conseguí que las vacas de montaña me evitasen y con el otro, me pasé con la cantidad por lo que el tamaño de la compañía mercante Andreu no daba a vasto.

[De acuerdo, pararé entonces.]

‘Cuando la identificación esté hecha envía el dinero a la mansión.’ Dije mientras me iba.

[Como era de esperar de Kakeru-sama.]

Mientras andábamos juntos por el pueblo, Io empezó a halagarme.

Puede que sea ‘como era de esperar’, pero estoy un poco preocupado con eso.

Si hubiera sido hace unos días, podría haberme tomado mi tiempo para conseguir dinero. Pero como de una compra cara de unas 300 monedas de plata (o a lo mejor 150) podía conseguir un ticket de lotería, quería ser capaz de ganar más para poder usarlos.

Y no ser capaz de hacer eso es duro la verdad.

[Kakeru-sama.]

[M, dime.]

[Sí está de acuerdo, puedo presentarte a un mercante que es el proveedor real.]

[¿Un mercante que es un proveedor real?]

Me paré en seco y miré a Helen.

[Sí, es un mercader muy rico, uno de los más ricos del reino, y también se dice que sus propiedades igualan a las de un reino. Si es él, una conversación como la de antes no se volverá a repetir.]

[Lo suficientemente rico como para igualar a un reino eh.]

[Si te parece bien podría presentarlo.]

Lo pensé un momento y asentí.

De todas formas, tener contactos que te hagan ganar dinero no está tan mal.

[Entonces cuento contigo.]

[¡Sí!]

Helen sonrió y asintió.

Fue una sonrisa radiante, me pregunto si la está poniendo porque me ha sido de ayuda.

Qué mona por su parte.

Al día siguiente por la tarde, después de despedirme de Io (tras nuestra caza de vacas de montaña sin prisas), volví a la mansión y me encontré que había varios carros con algo cargado en los alrededores de la mansión, y un gran carruaje que parecía ser de alguien con una gran estatura parado enfrente.

[Bienvenido Señor.]

[Estoy en casa Miu, ¿Qué era eso de la entrada?]

[Uhmm, es una visita para el Señor.]

Miu puso una cara de preocupación.

[¿Es un desconocido?]

[Sí, es un visitante nuevo. A pesar de que les dije que el Señor no estaba en casa, ellos dijeron: ‘Déjame esperar dentro’.]

[Je~]

[Uhm, Señor.]

[¿Mm?]

Desde la dirección de la sala de recepciones, volví la mirada hacia Miu.

Peor que antes–––– Miu quien ya estaba desesperada sacó algo y me lo acercó.

Era un cepillo. Un espléndido cepillo, podía ver de un solo vistazo que era muy adecuado para cuidar la cola de Miu.

Pero, la gran parte de él estaba hecho de oro.

Quiero decir, es un cepillo de oro.

[¿Es verdadero?]

[Es muy pesado…]

Dijo con una voz llorosa.

[Entonces es verdadero eh… ¿Por qué te han dado algo así?]

[No lo se. Dijeron: ‘Esto no es nada, así que por favor…’ y luego me lo dieron.]

{Buena jugada los de dentro.}

[¿Eh? ¿A qué te refieres?]

Pregunté a Eleanor.

{Si esto fuera una moneda de plata o una moneda de oro, significaría simplemente que era un soborno para que hablaran bien de ellos. Es bastante común en las mansiones de la nobleza que los guardias ni anuncien su llegada si no les dan al menos eso.}

[Je~]

{Pero esto es otra historia. Con oro y también parece que lo han traído para que concuerde con la persona que lo iba recibir. Han venido a hacer algo importante.}

[Me pregunto quién será.]

Me preparé y fui hacia la sala de recepciones.

Cuando entré tras abrir la puerta, vi una mujer allí.

Con unas ropas espléndidas–––– Una mujer que vestía unas ropas muy parecidas a las que vestirían Helen o Iris.

Tan pronto como me vio aparecer, ella se levantó y me hizo una reverencia.

[Debe de ser la primera vez que soy capaz de conocerle.]

Levantó su cabeza y me dijo.

[¿Quién eres?]

[He venido por sugerencia de su alteza Helen. Mi nombre es Delfina Homer Lamanry. Es un gran placer conocerle.]

[¿De Helen?]

‘Ahh’ así que debe ser el mercante del que hablaba Helen eh.

No, ella debe ser una subordinada.

Su apariencia es la de una mujer joven, es una mujer adulta, pero con un vistazo no parece ser un ‘mercante que es igual a un reino’.

{Tal y como esperaba.}

Susurró Eleanor en mi cabeza. ¿A qué te refieres?

{En el instante que escuchó Helen sin honoríficos, su expresión no cambió pero su presencia fluctuó un poco. Debe de haberse dado cuenta de tu relación con Helen.}

Se ha dado cuenta de mi relación con Helen… pero no lo muestra en su expresión.

Entiendo, no se si es la de verdad o una subordinada pero parece que ella no es alguien normal.

*Buru* Temblé, seguramente de emoción.

Delfina… esta mujer… no está nada mal.


<< Anterior | Índice | Siguiente >>

Reparaciones de la web

Como os dije, poco a poco voy a ir mejorarndo y reparando las diferentes partes de la web.

Por ahora he terminado el índice de WGO  y de KSGG completamente, he revisado todos demás índices y cambiado algunos links (Los más nuevos).

Nueva página de PROYECTOS creada, ahora si por rerror pincháis en esta parte en vez de deslizar hacia abajo, no os aparecerá una página vacía.

Por ahora eso es todo, seguiré poco a poco.

 

~Unknown Soldier~

Nunca Me Quedo Sin Maná – Capítulo 17

Capítulo 17: Hacia cotas más altas (4)

 

Traducción/Edición: Unknown Soldier

Alrededor del portal iluminado por luces moradas, ya había 30 Despertados.

¡La intensidad de las vibraciones provenientes de los marcadores del portal marcan 13! Por tanto era un portal de nivel 13.

La mayoría de ellos eran de clase guerrera, sosteniendo espadas y lanzas o hachas y lanzas y algunos sanadores que sostenían báculos y escudos.

Ellos deben de ser gente que cazaba en las mazmorras de nivel 12 por lo que deberían ser Despertados de nivel 45 a 60.

En vez de correr hacia allí, decidí observar la situación.

Tenía la información, pero necesitaba tener cuidado ya que esta era mi primera batalla real.

[[NT: Con batalla real quiere decir que no es una que esté capada por las normas de la mazmorra si no una en la que todo vale.]]

Fue entonces.

-Risa lasciva.-

Se escuchó una aguda risa femenina, que casi me provoca pesadillas.

Por suerte no llegué tarde.

La fuente de la risa era una ‘súcubo’.

Por lo que pude ver, una súcubo es un monstruo con forma de muñeca que parece una chica con dos pequeños cuernos en su cabeza, unas alas a su espalda y una cola.

La risa terminó y las súcubos empezaron a salir del portal.

Los Despertados alrededor del portal apretaron sus empuñaduras firmemente y se prepararon para la lucha.

“¡¡No les hagáis nada a los cadáveres!!”

*¡UUOOOOOOOOOOO!*

“Hagámoslo bien”

Varios Despertados rodearon la entrada del portal moviendo sus armas contra la horda de súcubos que salían.

-Cortando y Rajando.-

¿Me han notado? De vez en cuando noto como si estuviera siendo observado.

Fácilmente los súcubos derramaban sangre roja y eran cortados en pedazos

cayendo uno tras otro sin poder avanzar más de cinco metros.

Esto no era una sorpresa ya que estos cazadores veteranos terminaban las mazmorras de nivel 12 sin problemas.

Con muchos años de experiencia en combate, debían de ser capaces de tener esa destreza.

Sin embargo no todos eran veteranos.

Unos pocos cazadores no tenían experiencia y seguían la promesa de la recompensa.

Me di cuenta de que algunos con sólo mirarlos se podía saber que eran inútiles.

-Sonido de pisadas.-

En un momento, los Despertados avanzaron.

Pero entonces…

-Sonido de pisar cosas.-

Unas cuantas personas con pinta de idiotas pisaron los cadáveres de los súcubos.

Tan pronto como el sonido fue creado, los cazadores en el frente se giraron y les miraron.

Y entonces…

“¡Quien ha sido el gilipuertas que ha pisado los súcubos!”

Todos miraron el cadáver del súcubo poniéndose nerviosos ya que la habían cagado con algo de vital importancia.

Siguiendo sus miradas yo también miré los cadáveres de los súcubos.

En ese momento…

De los cadáveres maltrechos de los súcubos salió una luz roja que empezó a dar vueltas a su alrededor.

La luz salió disparada hacia aquellos que pisaron los cadáveres.

-Apuñalamiento.-

-Gritos de dolor.-

Al ver esto el terrorista de la moda gritó.

“¡Esto se ha vuelto peligroso! ¡Atentos de una puta vez!”

Los otros, al escuchar los gritos, usaron sus habilidades y apuñalaron con sus armas las luces rojas incrustadas en las espaldas de los caídos.

De acuerdo con la estrategia de una mazmorra de nivel 13, uno podía bloquear las luces pero con una fuerza mediocre no se podían cortar o rajar.

Las luces incrustadas se conectaron a los cuerpos de los otros súcubos como una plaga, los cuerpos de los Despertados que habían caído empezaron a deteriorarse.

Parecía ser que la sangre estaba siendo absorbida de los cuerpo de los Despertados para recuperarse.

-Más gritos con pánico.-

Los sanadores cercanos usaban la magia de recuperación sin conseguir resultados.

Era como poner agua en un veneno.

A diferencia de los Despertados que encogían continuamente, los súcubos caídos se levantaron siendo incluso más grandes que antes.

Sólo uno o dos cadáveres fueron pisados, y aun así, todos los súcubos se infectaron.

“¡Subnormales! ¡Gracias a los novatos, todos vamos a morir! ¡Es el ‘renacer de los súcubos’! ¡Preparaos!”

Teniendo en cuenta la velocidad de los súcubos, escapar era imposible. Sólo podíamos luchar contra ellos.

Aquellos que perdieron la vida y se volvieron a levantar eran dos veces más fuertes que antes.

Era un fenómeno que ocurría cuando a los caídos se les sometía a algún tipo de fuerza física (pisarlos).

Fui capaz de ser testigo del ‘renacer chupasangre’ de los súcubos del que hasta ahora sólo conocía por los libros.

En las estrategias para terminar una mazmorra de nivel 13, no tocar los cadáveres de los súcubos era algo crucial.

Mientras estás inmovilizado en medio de los monstruos cabreados era mucho mejor sentarse y no hacer nada que enfrentarse al renacimiento de los súcubos.

De lo que fui testigo no fue simplemente el renacimiento de los súcubos.

-Gritos de dolor.-

“¡Po-por favor, déjame vivir…!”

La gente se estaba muriendo patéticamente delante de mí.

No los monstruos, si no la gente como yo se estaba muriendo.

Yo había cometido genocidios de monstruos, pero esta era la primera vez que veía a la gente morir.

-Bleearghh…(Vomitando)-

Al ver esa escena vomité sin darme ni cuenta.

Sólo podía mirar a esa escena cruel sin poder hacer nada.

Por detrás estaban los súcubos renacidos, mientras que por delante venía una oleada de súcubos desde el portal.

Sin lugar a dudas, este lugar se había convertido en un infierno en vida.

Los revividos giraban rápidamente, troceando a los Despertados con sus colas y alas.

-Cortes y desgarros.-

Gracias al error de los Despertados que se habían cegado con la promesa de la recompensa, todo el grupo estaba siendo sacrificado.

En minutos la situación había dado un giro de 180º.

Todos forcejeaban contra ellos.

No por el dinero, si no por sobrevivir.

Ya que la situación había llegado hasta este punto, los miembros enviados de la asociación sólo esperaron.

El hombre que vino conmigo maldecía apuñalando súcubos.

Su grito me despertó de mi trance provocado al ver los cadáveres humanos.

Su grito iba dirigido directamente hacia mí.

“¡Malditos trozos de mierda! ¡Muere! ¡Muere! ¡Niño! ¡No te quedes mirando y sal corriendo de aquí!”

Al recuperarme de mi duda momentánea, me puse el anillo de calavera de mi bolsillo y corrí como un loco hasta el portal.

“¡’Escudo Helado’!”

Mientras corría usé Escudo Helado.

Corrí hacia los Despertados que estaban en una encrucijada por culpa de los ataques de los súcubos revividos.

Después agarré una espada sin dueño y una alabarda con cada mano y bloqueé la entrada del portal.

Si usaba ‘Ojo de la Tormenta’, los Despertados con una defensa mágica baja se verían afectados, así que por eso sólo usé ‘Espada Penetrante’. Bueno, aunque no hubiera gente a mi alrededor estos súcubos no se verían afectados por una habilidad mágica de todas formas.

De repente, una increíble cantidad de espadas y alabardas se dispersaron como en una oleada.

Era una cantidad que podía bloquear el portal perfectamente.

-Sonidos de armas volando.-

“¡No te preocupes por el portal y cubre la retaguardia!”

“¡Estás loco! Te dije que echaras a correr, ¿Pero en vez de eso te quedas para morir aquí? ¡Corre chico!”

“…”

Puede que viera algo en mis ojos cuando le miré en silencio ya que paró de hablarme y apuntó su espada hacia la retaguardia.

¡Los supervivientes sólo eran 12! Estaba manteniendo mi posición utilizando Espada Penetrante continuamente, así que no había posibilidad alguna de pisar un cadáver por equivocación.

A pesar de nuestras diferencias, ellos eran gente como yo.

La mayoría tendría una familia y algunos tendrían algunas responsabilidades de las que encargarse o proteger.

No tenía ninguna intención de ser un hombre de la justicia.

Pero al menos por hoy…

“¡Os cortaré en pedazos y acabaré con vosotros!”

 


 

<< Anterior | Índice | Siguiente >>