Long Live Summons! – Capítulo 68


Capítulo 68: El Grimorio Divino
Traducción/Edición: Unknown Soldier
[[NT: La pequeña Wen Li –> Xiao Wen Li.]]
Al cerrar el grimorio de plata, su color perdió algo de brillo, una señal no hablada muy familiar volvió a aparecer en su corazón.
En vez de esperar a obtener un grimorio de oro, platino o diamante, y contratarlos en el futuro, el podría también hacer lo mismo ahora con este grimorio de plata. Si lo usaba constantemente en las batallas, probablemente subiría de nivel y se convertiría en uno de oro o incluso de platino por sí solo.

Pensando algo en esa línea, Yue Yang abandonó sus pensamientos restrictivos, estiró las manos, y las posó ligeramente sobre el grimorio de plata.
Cuando el mensaje en su mente apareció, él hizo una clara y precisa afirmación para contratarlo… Entre sus dedos, unos rayos de luz dorada aparecieron. Al principio eran suaves, pero se fueron intensificando lentamente. Finalmente, todo el grimorio de plata empezó a brillar con una extremadamente brillante luz dorada, iluminando sus alrededores. Incluso Ye Kong y los demás tenían una capa de luz dorada sobre ellos.
Un espléndido pilar de luz se erigió desde el grimorio de plata. Cuando Yue Yang levantó la mirada, se dio cuenta de que el pilar era extremadamente alto. Como salió disparado hacia arriba atravesando las nubes, fue imposible ver la cima de ese pilar de luz.
Mientras Yue Yang seguía sorprendido, de repente se dio cuenta que un fragmento de informacimo el grimorio de o, vio c cuenta que un fragmento de informaciima de ese pilar de luz.
orio de plata empezón había emergido en su mente.
Mirando hacia abajo, vio cómo el grimorio de rango Plata nivel intermedio estaba bajando de nivel, descendiendo hasta el nivel principiante del rango Plata. Esto no fue el final, siguió bajando de nivel, hasta Bronce-avanzado, luego Bronce-intermedio, hasta finalmente convertirse en Bronce-principiante. Yue Yang tuvo un sudor frío al ver esto pasar. Parecía ser que sin importar el nivel en el que estuviera el grimorio, si era vuelto a contratar volvería atrás hasta ser de nuevo un grimorio Bronce-principiante… Las cosas que pertenecían al anterior dueño del grimorio serían eliminadas, y todo volvería hasta su estado inicial. Si lo hubiera sabido antes, no le hubiera importado contratarlo antes.
No era una pena que un grimorio de Plata volviera a ser uno de Bronce. Pero si hubiera conseguido un grimorio de Diamante y hubiera vuelto a ser una de Bronce, él habría llorado hasta quedarse sin lágrimas.
¿Pero porqué el grimorio de Xiao Wen Li era de rango Diamante la primera vez que lo usó?
Mientras este pensamiento aparecía en la mente de Yue Yang, de repente escuchó un piar, un piar celestial, desde las profundidades de su alma. Era tan hermoso que toda su alma tembló con él.
La misteriosa energía dormida que había sentido en su cuerpo desde siempre, finalmente volvió a activarse de nuevo.
Parecía como si quisiera escapar de su cuerpo, dándole de repente a Yue Yang el susto de su vida.
¿Podría ser la Diosa de la Espada Celestial?
¿Se estaba marchando?
Su mano derecha, que estaba cubriendo ligeramente el grimorio que se había convertido en Bronce, comenzó a dolerle. Su piel se abrió y gotas de  sangre fresca empezaron a salir de sus manos, haciendo que todo el grimorio fuera teñido de rojo sangre. Al mismo tiempo, el qi espiritual de dentro de Yue Yang empezó a salir apresuradamente hacia el grimorio de invocación, a una velocidad mucho más feroz que cuando la emperatriz Fei Wen Li se la absorbió. En un corto periodo de tiempo, se había quedado muy débil al haber perdido mucha sangre y qi espiritual. En un principio Yue Yang quería quitar su mano, pero en ese momento, él no era capaz de controlar su propia mano. Sólo pudo quedarse mirando sin poder hacer nada mientras más sangre fresca de su palma era absorbida por el grimorio de invocación…
De repente, una explosión con la forma de un pilar de siete colores que se parecía a un arcoíris apareció.
Ese pilar se convirtió en un precioso halo de luz que parecía como una rueda, un anillo o una luna, emanando por todos los lados de Yue Yang, sus dedos, el dorso de sus manos, de sus muñecas y brazos. Una maravillosa fragancia que era difícil de describir y un piar celestial que era difícil de expresar con palabras aparecieron al mismo tiempo… A Yue Yang le pareció ver dos cegadoramente brillantes fénixes orientales, volando entre sus brazos, antes de que entraran en el grimorio… Antes de que pudiera echarle un mejor vistazo, un gran ‘bang’ sonó en su cabeza y cayó al suelo inconsciente.
[Palacio Demoníaco de la Luna Sangrienta]
En el continente prisión Abismo de Sangre, Baruth, uno de los tres Grandes Señores Demonio estaba frunciendo el ceño mientras investigaba las ‘Runas de los Dioses’. Pero las complejas y profundamente misteriosas runas de invocación de tipo especial, habían hecho que este Gran Señor Demonio casi tuviera un hemorragia cerebral. A pesar de haberse pasado tres días y tres noches de investigaciones continuas, no había conseguido progresar ni un poco.
En ese momento, uno de los usuales Comandantes Demonio entró en el palacio frenético y ansioso. Había hecho volar a los guardias del palacio al entrar a toda prisa en el salón de Baruth.
“Du Lan, ¿qué ocurre?” Baruth miró a su mano derecha un poco sorprendido.
“Su majestad Señor Demonio, los pilares de cristal selladores se han hecho añicos, debemos de rehacer el sello ahora mismo… Quiero decir, casi hemos agotado todo el poder del país para capturar a esa bestia del séptimo piso de la torre Tong Tian. Ha despertado, y su poder ha hecho añicos los pilares de cristal selladores.” Reportó el Comandante Demonio llamado Du Lan apresuradamente.
“¿No había estado durmiendo durante trescientos años?” Cuando el Gran Señor Demonio Baruth escuchó esto, su dolor de cabeza no hizo más que empeorar. El poder de esa bestia desconocida era extremadamente elevado, y nadie había sido capaz de hacer un contrato con ella. Era peligroso quedársela, y a la vez sería una pena soltarla. Él realmente no sabía cuál era la mejor opción para escoger.
“Sí, estuvo durmiendo en silencio dentro de la barrera selladora durante 300 años. Sin embargo, de repente reaccionó hoy y se despertó de su sueño profundo por sí sola. Cuando despertó, inmediatamente empezó a aullar hacia el sureste. Era como si algo la hubiera despertado desde esa dirección, o a lo mejor estaba pidiendo ayuda a sus compañeros. No entendí lo que intentaba hacer, por lo que incrementé el poder del sello para forzarla a que se durmiera de nuevo… A pesar de que esa bestia desconocida había vuelto a dormirse, nuestro hechizo de sellado ha alcanzado su límite. Seis de los siete pilares han sido destrozados.” El comandante demonio Du Lan le contó la situación, preocupado hasta la muerte.
“¿Dirección sureste? Manda algunos hombres y que investiguen qué está pasando en el sureste.” Pero el comandante negó con su cabeza cuando el Gran Señor Demonio Baruth dijo eso.
“No hay necesidad de investigar. Su majestad Señor Demonio, aparte de una docena de guerreros humanos que nos están molestando en el portal al contraatacarnos, nada más ha ocurrido. Aquellos que han sido transferidos hasta aquí desde la torre Tong Tian son guerreros humanos sin nombre. Quitando a una humana llamada Luo Hua que tiene algo de reputación, los otros son niños humanos. No creo que ellos tengan el poder para hacer un contrato con una bestia sagrada. Si quisieran hacer un contrato con una Bestia Sagrada o Mítica, primero necesitarían tener un Grimorio Divino… No sólo eso, la distancia entre nosotros y ese lugar es demasiado grande.” A pesar de que el Comandante Demonio Du Lan no podía figurarse la razón por la que la bestia sagrada despertó, no pensó ni por un segundo que el ataque de los humanos tuviera que ver con su despertar.
“¿Entonces por qué ha pasado?” El Gran Señor Demonio estaba desconcertado con esto levantó las cejas.
[Campo de Batalla de la Muerte Segura]
Cuando Yue Yang despertó, encontró un grimorio brillando con una luz arcoíris flotando silenciosamente delante de él. Era brillante como un diamante y resplandeciente como un cristal sin impurezas. Era tan perfecto que causaría a la gente quedarse sin respiración al admirarlo.
“¿Grimorio Divino?” Yue Yang se quedó perplejo cuando leyó las letras que estaban escritas en la portada.
Desde su conocimiento, sólo había grimorios de Bronce, Plata, Oro, Platino y Diamante, un total de cinco tipos. Él nunca había oído hablar sobre un Grimorio Divino.
A decir verdad, el nivel más alto que había visto de grimorio era el de diamante de Xiao Wen Li.
Y el grimorio que acababa de contratar era originalmente de rango Plata-intermedio, que había descendido hasta convertirse en uno de Bronce-principiante. ¿Cómo se había convertido en un Grimorio Divino-principiante? ¿Además, qué narices era un Grimorio Divino? En ese momento, una escena apareció en la mente de Yue Yang. Antes cuando la emperatriz Fei Wen Li se fue a dormir, ella había conjurado un enorme grimorio de invocación. Era muy parecido al Grimorio Divino que poseía ahora, pero parecía ser varias veces más grande que este libro.
¿Podría ser que en la esfera de los más fuertes, esos Rankers que habían alcanzado la cima, usaran un Grimorio Divino en vez de los normales de Bronce, Plata, etc?
Yue Yang estaba extremadamente perplejo, con una expresión de no poder creérselo mientras continuaba mirando el Grimorio Divino… Era de un metro de largo, y medio metro de ancho. El libro era grueso y probablemente tendría varias docenas de páginas. Ya fuera la cubierta o los detalles, todos estaban decorados con unos preciosos, a la vez que misteriosos diseños rúnicos.
Estos diseños rúnicos eran complicados, profundos y misteriosos, era como si estuviera hecho por los dioses.
Por un momento, Yue Yang sintió estar embelesado…
Se pellizcó firmemente. No estaba soñando. De repente su pulso se aceleró hasta las trescientas pulsaciones por minuto, causando que sus venas casi explotaran.
Con un flash de luz arcoíris, Xiao Wen Li flotó fuera del cuerpo de Yue Yang. Ella invocó el grimorio de diamante, y abriendo sus preciosos ojos, flotó hasta el Grimorio Divino. Yue Yang estaba anonadado. ¿Podría ser que esta pequeña cambiara de casa por sí sola? Antes, ella no estaba dispuesta a entrar en el grimorio de Bronce. Así que la razón era porque a ella no le gustaba el bajo nivel del grimorio de Bronce. Ahora que tenía un Grimorio Divino, esta pequeña chica entró inmediatamente.
Yue Yang quiso darse prisa, abrir el Grimorio Divino y mirar si había conseguido nuevas habilidades inherentes y una Bestia Guardián.
Pero cuando estirEl rango innato y el  un escalofrnherentes y una Bestia Guardie Bronce. Ahora que ten.
oses.
isteriosos diseños ro de sus manos,ó la mano hacia él, un fragmento de información apareció en su mente y le dio un escalofrío.
El rango innato y el qi espiritual no son suficientes para abrir el Grimorio Divino… Para su sorpresa, existía algo como no ser capaz de abrir su propio grimorio. Yue Yang sintió como si un gato le hubiera arañado su corazón. El realmente quería ver los misterios que contenía el Grimorio Divino, pero no podía ser abierto.
Un rato después, vio como la pequeña serpiente loli flotó hacia fuera con una sonrisa en su cara. Si seis pequeñas manos abrazaron la pierna de Yue Yang actuando como una niña mimada.
¿Estaba muy feliz con su nueva casa?
Pero, ¿Qué contenía el Grimorio Divino?
“Preciosa, ¿Me puedes decir lo que hay dentro? ¿Cuál es mi nuevo regalo y Bestia Guardián?” Preguntó Yue Yang apresurado.

 

Anuncios

3 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 68

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s