Long Live Summons! – Capítulo 66

Capítulo 66: No puede llamarse ataque por sorpresa
Traducción: Unknown Soldier
Feng Qi Sha, Yan Po Jun y Xue Tan Lang lideraron sus grupos y empezaron a masacrar cientos de demonios de bajo rango, como una manada de tigres haciendo estragos en un rebaño de ovejas. Poco después volvieron.
Cuando la Patrona de ciudad Luo Hua vio que Yue Yang no lideraba su grupo hacia delante, ella le miró pensativa.
Ella hacía rato que había descubierto a los enemigos escondidos.
Sin embargo, no había informado a Feng Qi Sha y a los otros de que había enemigos poderosos

viéndoles en secreto desde la oscuridad, esperando la oportunidad de hacer un ataque por sorpresa. Esto podría contarse como una prueba.

En el cruel campo de batalla, uno no sólo debía de luchar valientemente y con fuerza, si no que debía mantener sus sentidos agudizados. En la torre Tong Tian nunca había escasez de batallas y peligros. Las personas con las habilidades de combate más poderosas no siempre eran las que vivían más. Si uno quería estar en la cima de los Rankers, necesitaba vivir y experimentar más dificultades que ninguno otro… A la humanidad nunca le escaseaban los genios. Una gran cantidad de ellos siempre emergerían del continente del Gran Dragón, pero la mayoría de ellos eran como meteoritos –  sólo brillarían un instante antes de desaparecer para siempre.
La Patrona de ciudad Luo Hua no podía negar el hecho de que Feng Qi Sha, Yan Po Jun y Xue Tan Lang eran genios entre los genios. Incluso dentro de los genios, seguían siendo considerados como unos líderes extremadamente raros.
Sin embargo, desde lo más profundo de su corazón, la Patrona de ciudad Luo Hua, esperaba mucho más de este pequeño y desconocido ladrón, Yue Yang.
Él era el único joven del que no podía ver a través.
“Vosotros ya habéis recibido vuestro honor. Volved a la torre Tong Tian inmediatamente. Feng Qi Sha, Yan Po Jun y Xue Tan Lang, quedaos.” La Patrona de ciudad Luo Hua movió su mano y ordenó a los guardias armados con armaduras doradas que volvieran a la torre atravesando el portal. Sin prestar ninguna atención a Feng Qi Sha ni a los otros dos, ella se giró, miró a Yue Yang y le preguntó suavemente: “Hay 100.000 o más enemigos, pero aún así no han empezado a fiero asalto. ¿Cuál crees que puede ser la razón para eso?”
“…” Feng Qi Sha y los otros dos estaban completamente sorprendidos cuando escucharon a la patrona de ciudad Luo Hua haciéndole una pregunta a Yue Yang.
A su parecer, la patrona de ciudad Luo Hua era la persona más sabia de entre los Rankers, ¿Porqué le habrá preguntado a este tercer señorito tan gandul esa pregunta?
¿Podría ser porque este tipo que no valía para nada, no era tan inútil como la gente decía, y en realidad en alguien inteligente?
¿Porqué le orientaría la patrona de ciudad Luo Hua aun sin tener relación alguna con él?
Es ese momento, un sentimiento agrio surgió de los corazones de Yan Po Jun y los otros dos. La patrona de ciudad Luo Hua era una Ranker tan sobresaliente que normalmente no prestaría atención a otros. Sin embargo ahora mismo, no les estaba mirando a ellos de ninguna forma diferente, sino que estaba favoreciendo a este gandul más que a ellos. Aun estando enfrente de cien mil enemigos, ella insistió en meterle prisa para que Yue Yang reflexionara sobre la situación…
Sus emociones empezaron a girar muy rápidamente. Si fueran ellos, ¿Qué contestarían?
Con esta situación ocurriendo delante de ellos, ¿Porqué el enemigo haría esto?
A pesar de que la patrona de ciudad Luo Hua no les había preguntado, Xue Tan Lang y los otros no querían admitir que estaban por debajo de Yue Yang, y furiosamente empezaron a pensar sobre la pregunta esperando poder obtener una mejor respuesta que Yue Yang.
“Cien mil demonios de bajo nivel no son lo suficientemente aterradores. Si la fuerza del enemigo fuera mayor que la nuestra, tú nunca nos habrías traído al Abismo para contraatacar.” Aunque Xue Tan Lang y los otros no querían admitirlo, ellos sintieron que lo que había dicho Yue Yang tenía sentido. Si lo pensaban con cuidado, ¿Porqué la patrona de ciudad Luo Hua les habría traído a sus muertes? El hecho de que ella se atreviera a traerles ya indicaba que estaba segura del resultado. Cuando miraron a Yue Yang, sus opiniones cambiaron. En vez de mostrarle el desdén y el cabreo que sentían antes contra él, ahora estaban sorprendidos… este tipo que no vale para nada no era tan malo como decían los rumores. No solo eso, él era bastante sobresaliente también. Al menos, él podía seguir pensando a pesar de estar frente a cien mil enemigos. Esto no era algo que cualquier ‘bueno para nada’ lograría.
“Mm. Entonces, ¿Porqué crees que no nos están atacando ahora mismo?” La patrona de ciudad Luo Hua siguió preguntando, como habiendo anticipado la respuesta anterior de Yue Yang.
“Creo que hay una persona extremadamente astuta tirando de las cuerdas entre los demonios. Después de abrir el portal, él no cargó con prisas, sino que se escondió para observar la situación. Si no hubiéramos contraatacado, él a lo mejor habría otro movimiento secreto… Nuestro contraataque le hizo sospechar que estábamos preparados para una emboscada, y por tanto no se atrevió a actuar sin pensar. En el momento en el que mostremos un atisbo de debilidad, creo que él lo usará para hacernos un ataque por sorpresa. Me temo que el astuto ranker detrás de todos estos demonios es un Señor Demonio.”  Al oír estas palabras, Xue Tan Lang y los otros saltaron del susto.
“¿Señor Demonio?” Ye Kong, Gordito Hai y los otros empezaron a temblar de miedo. ¿Qué tipo de existencia era un Señor Demonio? Cualquiera que estuviera por debajo del nivel 6 Anciano, sería matado en un instante por un Señor Demonio. Basándose en la fuerza de los presentes, ellos probablemente no tenían la fuerza necesaria ni para quedarse entre los dientes del Señor Demonio.
“Un Señor Demonio no.” La patrona de ciudad Luo Hua movió su mano, “Él es el Barón del Infierno, Mo Yun. Él era un humano que se convirtió en un ranker demonio hace mil años. Es extremadamente astuto y muy habilidoso a la hora de manipular las debilidades de las persona. Por ejemplo, la corrupción Ying Shi Ming ha sido causada seguramente por la tentación de esta persona. Sus creyentes están siempre buscando a gente con la mente débil que ansían la fuerza de los niveles bajos de la torre Tong Tian o de los remotos pueblos del continente del Gran Dragón. Él usa la tentación del poder para atraerles poco a poco hasta que son corrompidos. Shen Tu y los otros fueron seguramente los objetivos de Ying Shi Ming de parte del Barón del Infierno, Mo Yun.”
“¿Porqué querría Ying Shi Ming raptar a Yue Bing?” Un flash de comprensión apareció en la mente de Yue Yang. ¿Podría ser que esto estuviera relacionado con el Barón del Infierno Mo Yun?
“Las bestias espirituales de tipo planta son la perdición de los demonios de tipo infierno. Ying Shi Ming quería dañar a tu hermana pequeña para prevenir que los humanos usaran bestias de tipo planta. Para guerreros humanos, tu hermana, que tiene bestias de tipo planta, no es muy importante. Pero para los demonios su bestia espiritual de tipo planta es extremadamente aterradora. Sospecho que el grupo de Shen Tu había sido mantenido bajo las órdenes de Ying Shi Ming.” La patrona de ciudad Luo Hua expuso este pequeño secreto.
Si  otros escucharan esto, probablemente no tendrían ningún tipo de reacción. A fin de cuentas, ellos no eran expertos de bestias espirituales de tipo planta y nunca habían pensado en usarlas.
En cambio, Yue Yang, estaba sorprendido y su corazón empezó a acelerarse.
No era de extrañar que el Hada Flor Espinosa de hace 3000 años hubiera sido capaz de masacrar legiones enteras de demonios y de eliminar tres Señores Demonio sin ayuda. Había resultado que la Reina Flor Espinosa Corona Dorada no sólo era tremenda, sino que era la perdición de los demonios de tipo infierno… El hecho de que los humanos se estaban debilitando y podían ser suprimidos por los demonios era seguramente por el hecho de los guerreros humanos habían dejado de utilizar las bestias espirituales de tipo planta.
Ir contra los demonios sin su némesis era obvio que la batalla sería difícil de ganar.
Si él cultivaba su Reina Flor Espinosa Corona Dorada, ¿No sería capaz de diezmar las legiones de demonios en un solo barrido como hizo el Hada Flor Espinosa?
“¿Qué crees que deberíamos hacer a continuación?” Le preguntó la patrona de ciudad Luo Hua a Yue Yang.
Todos sabían que la patrona ya tenía un plan en la cabeza. La razón por la que le preguntó a Yue Yang, era porque quería darla la oportunidad de independizarse y utilizar su propia inteligencia.
Yan Po Jun y los otros estaban celosos hasta muerte. Ellos deseaban coger los favoritismos que la patrona de ciudad Luo Hua tenía con Yue Yang y quedárselos ellos.
Ye Kong y Gordito Hai no podían seguir conteniendo sus emociones. Sus cuerpos empezaron a temblar mientras miraban a Yue Yang con sus ojos fijos, y su corazón llenos de  ganas.
“Cuanto más tiempo nos quedemos aquí, más sospechará Mo Yun. Es mejor que tomemos la iniciativa y le desafiemos antes. Sino, él definitivamente no hará algo a nuestras espaldas. No se lo que sería capaz de hacer, pero definitivamente no será algo bueno.” La sensación de crisis de Yue Yang empezó a crecer más fuerte. Había adivinado que esta persona Mo Yun les estaba creando trucos desde las sombras.
“Bien dicho. Tu observación ha dado en el clavo. Él está ofreciendo un sacrificio… estos demonios de bajo nivel no están siendo usados para atacarnos, sino usados como sacrificios. Con un sacrificio a tan gran escala, él es capaz de hacer miles de trucos. Es precisamente por el hecho de que sois élites humanas que sea tan estricta con vosotros. Debéis tomar una decisión ahora: Si queréis iros sano sy salvos alir por ese portal. Si estáis dispuestos a desafiaros a vosotros mismos entonces retad al General Demonio. Después de matar al enemigo, podéis usar un pergamino de teletransporte para volver al gremio de los guerreros. En cuanto al Barón del Infierno, Mo Yun, yo le derrotaré personalmente.” La patrona de ciudad Luo Hua sonrió sin miedo.
El Barón del Infierno estaba usando trucos contra ellos. Había ordenado continuamente a cien mil demonios de bajo nivel que atacaran para poder mantener ocupados a las élites humanas que ella estaba dirigiendo para quedarse aquí.
¿Pero actuará ella de acuerdo con sus deseos?
¿Ofreciendo un sacrificio de cien mil demonios? Ella ya tenía un plan para encargarse de ello desde hacía mucho tiempo, ¿De qué iba a servir un evento como este?
La patrona de ciudad Luo Hua miraba los densamente apilados demonios de bajo nivel de afuera que caían el suelo con gritos miserables, sus cuerpos explotaban unos tras otros. Poco después, en la zona donde cayeron los demonios, se formó una montaña de cadáveres que formaron un río de sangre que fluía por el lugar. Su sonrisa se había vuelto más prominente.
La conspiración de los sacrificios a gran escala, era un malgasto para Mo Yun, No tenía ningún efecto en ella.
Lo único de lo que se preocupaba era de si Feng Qi Sha, Yan Po Jun y Xue Tan Lang podrían derrotar al General Demonio y volver sanos y salvos a los pisos de la torre Tong Tian.
Ella lanzó una mirada a Yue Yang. Aunque parecía débil por fuera, quitando que estaba cargando con su hermana pequeña inconsciente a la espalda, Yue Yang también tenía un grupo de amigos que estaban en un estado más allá de lo miserable. Aun así, en su corazón, la persona en la que más confiaba era Yue Yang… Esta fe no podía ser explicada, pero ella definitivamente tenía ese extraño sentimiento.
“¿Quién se atreve a luchar contra mí, Yan Po Jun?” Yan Po Jun era demasiado valiente, su alta voz invitaba a los Generales Demonio para que le opusieran y lucharan contra él.
“Tomáos vuestro tiempo luchando, muchachos. Estoy un poco hambriento, así que voy a volver y tomar la cena.” Yue Yang se preparó para atarse los cordones y salir de ahí.
Ese bastardo pretendía salir corriendo de allí. Eso no sólo hizo que Xue Tan Lang y los otros se sintieran muy avergonzados, sino que los demonios que les estaban mirando tampoco podían mantener la mirada.
Un General Demonio con un par de espadas en forma de medialuna vino volando. Él tiró algo por el aire que cayó entre Ye Kong y Gordito Hai, lo cual formó un pilar de luz negra que se elevó hacia el cielo. Cuando Yue Yang vio este pilar de luz, era en realidad un portal, él por dentro maldijo a Gordito Hai y a los otros de ser unos idiotas. Habían venido hasta el Abismo sólo para ser asesinados. Yue Yang entonces miró a la patrona de ciudad Luo Hua, sólo para ver que la expresión que tenía parecía una sonrisa, pero no era una sonrisa. Él apretó los y corrió directo al pilar de luz que se estaba yendo rápidamente para rescatar a Gordito Hai y los otros.
En un instante, él fue teletransportado a un espacio de color rojo sabgre.
El espacio era redondo, y no era un área muy amplia – sería aproximadamente del tamaño de un campo de fútbol.
“Bienvenidos al campo de batalla dónde los demonios y los humano sluchan hasta la muerte. Mi pizarra de batalla tendrá tu nombre grabado como el 1365º guerrero humano que ha sido decapitado por mí.” El General Demonio que llevaba dos espadas con forma de medialuna se rió.
Bajo sus pies estaban: Ye Kong, Gordito Hai y los hermanos Li, quienes habían caído en un charco de sangre.
Por suerte, no habían muerto todavía, sólo estaban inconscientes por sus severas heridas.
Yue Yang gritó: “¿Cómo es posible? ¿Os habéis atrevido entrar en el Abismo con un nivel tan bajo? Me he quedado sin palabras… General Demonio, ¿Les has hecho un ataque por sorpresa?”
El General Demonio cruzó sus dos espadas delante de su pecho y dijo suavemente: “No puede ser llamado ataque por sorpresa, sus tiempos de reacción han sido demasiado lentos.”
Antes de que pudiera terminar de hablar, se dio cuenta de que el puño de Yue Yang ya estaba encimad e su nariz.
¡Bang!
El cuerpo del General Demonio fue lanzado por el aire, antes de chocarse contra el suelo.
Con un estado lamentable, se levantó y vociferó a Yue Yang: “Eres muy despreciable, ¡Y pensar que me lanzarías un ataque por sorpresa mientras hablaba!”
Yue Yang imitó las movimientos de su oponente, sacó dos dagas se las cruzó delante de su pecho. Con una actitud arrogante, su nariz elevada con un aire de engreído declaró: “No puede ser llamado un ataque por sorpresa, tu tiempo de reacción fue demasiado lento.”

 

Anuncios

3 comentarios en “Long Live Summons! – Capítulo 66

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s